Entradas

Cápsulas de Salud: ¿Qué es la bronquitis aguda?

La bronquitis aguda es una infección viral contagiosa que provoca la inflamación de los bronquios. Estas son las vías respiratorias que transportan aire a los pulmones. Cuando estos tubos se infectan, se inflaman. Se forma mucosidad (fluido espeso) dentro de ellos. Esto angosta las vías respiratorias, lo que dificulta la respiración.

Existen 2 tipos de bronquitis: aguda y crónica. La bronquitis crónica es de duración prolongada y puede volver a aparecer. Por lo general, ocurre por una irritación constante, por ejemplo, por fumar. La bronquitis aguda dura poco tiempo. La mayoría de los casos, mejora al cabo de varios días, aunque la tos puede durar varias semanas.

Síntomas de la bronquitis aguda

Los síntomas de la bronquitis aguda pueden incluir:

  • Congestión o presión en el pecho
  • Tos que produce una mucosidad clara, amarillenta o verdosa
  • Dificultad para respirar
  • Sibilancias al respirar
  • Dolor de garganta
  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Dolores en el cuerpo

La tos puede durar varias semanas o más. Esto sucede porque los bronquios demoran un tiempo en sanar. Una tos duradera puede ser señal de otro problema, como asma o neumonía.

¿Qué causa la bronquitis aguda?

La bronquitis aguda generalmente es causada por un virus contagioso. Los mismos virus que causan resfríos pueden causar bronquitis aguda. Primero, el virus afecta la nariz, los senos nasales y la garganta. Luego la infección viaja al revestimiento de los bronquios. A medida que su cuerpo lucha contra estos virus, se produce una inflamación y se genera mucosidad.

El virus se contagia a través de la respiración o mediante el contacto con la piel. Si tiene contacto cercano con alguien que tiene un resfriado o bronquitis aguda, es más factible que se contagie el virus.

Causas menos conocidas de bronquitis aguda son:

  • Bacterias o infecciones por hongos.
  • Exposición a sustancias irritantes, como humo, polvo o gases. Bronquios ya dañados (en cuyo caso, el riesgo de contraer el virus es mayor).
  • ERGE (enfermedad por reflujo gastroesofágico), que causa acidez estomacal. Usted puede contraer bronquitis aguda cuando el ácido del estómago entra en los bronquios.

¿Cómo se diagnostica la bronquitis aguda?

Su médico puede confirmar si tiene bronquitis aguda. Le realizarán un examen físico y analizarán los síntomas. Su médico le escuchará los pulmones con un estetoscopio. Es posible que su médico ordene una radiografía de tórax para observar los pulmones. Esto ayudará a descartar un caso de neumonía.

¿Se puede prevenir o evitar la bronquitis aguda?

Usted puede ayudar a prevenir la bronquitis aguda manteniéndose saludable y evitando los gérmenes. Lávese las manos con frecuencia para matar cualquier virus contagioso.

Si fuma, la mejor defensa contra la bronquitis aguda es dejar de fumar. Fumar daña los bronquios y lo pone en riesgo de sufrir una infección. Fumar también retrasa el proceso de curación.

Otros pasos que puede seguir para evitar la bronquitis aguda incluyen:

  • Utilizar una mascarilla sobre la nariz y la boca cuando esté en contacto con sustancias irritantes para los pulmones, como pintura, removedor de pintura o barniz.
  • Vacúnese contra la gripe todos los años.
  • Consulte a su médico si cree que deberían darle una vacuna contra la neumonía, sobre todo si tiene más de 60 años.

Tratamiento para la bronquitis aguda

La causa de la mayoría de los casos de bronquitis aguda es un virus. Esto significa que los antibióticos no ayudarán. La infección debe seguir su curso. Casi siempre desaparece por sí sola. El tratamiento domiciliario se enfoca en aliviar los síntomas:

  • Beba líquidos, pero evite la cafeína y el alcohol.
  • Descanse lo suficiente.
  • Tome analgésicos de venta libre para reducir la inflamación, aliviar el dolor y bajar la fiebre. Entre ellos, acetaminofén (una marca: Tylenol), o ibuprofeno (una marca: Advil). Nunca le de aspirinas a un niño. Las aspirinas han sido relacionadas con el síndrome de Reye, que puede afectar el hígado y el cerebro.
  • Aumente la humedad en su casa o utilice un humidificador.

Existen algunos medicamentos de venta libre para la tos que ayudan a aflojar la mucosidad. Busque la palabra “guaifenesina” en la etiqueta o pídale a su farmacéutico que lo asesore.

No intente contener la tos que expulsa la mucosidad. Este tipo de tos ayuda a eliminar la mucosidad de los bronquios. Si fuma, debe dejar de fumar. Esto ayudará a que los bronquios sanen más rápido.

Algunas personas que tienen bronquitis aguda necesitan inhalar medicamentos. Es posible que usted los necesite si produce un sonido sibilante al respirar. El medicamento puede ayudar a abrir los bronquios y eliminar la mucosidad. Por lo general, el medicamento se usa con un inhalador. Un inhalador pulveriza el medicamento directamente en los bronquios. Su médico decidirá si este tratamiento es adecuado para usted.

Si su médico cree que las bacterias le han causado la bronquitis aguda, es posible que le administre antibióticos.

Vivir con bronquitis aguda

La mayoría de los casos de bronquitis aguda desaparecen solos, en un período de 7 a 10 días. Debe llamar a su médico si:

  • Continúa teniendo tos y sonido sibilante al respirar durante más de 2 semanas, especialmente por la noche cuando se acuesta o cuando realiza alguna actividad.
  • Continúa con tos durante más de 2 semanas y tiene un fluido de mal sabor que sube a la boca. Esto puede significar que tiene una ERGE. Esta es una afección en la que el ácido del estómago entra al esófago (tráquea).
  • Tiene tos con sangre, se siente débil, tiene fiebre alta continua y dificultad para respirar. Estos síntomas pueden indicar que tiene neumonía.

El riesgo de desarrollar complicaciones por una bronquitis aguda, como la neumonía, es mayor en algunas personas. Estas incluyen:

  • Niños pequeños
  • Adultos mayores
  • Personas con asma
  • Personas con otros problemas de salud (como cáncer o diabetes)
  • Personas que no se han vacunado contra la gripe, la neumonía o la tos ferina

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Qué está causando mi bronquitis aguda?
  • ¿Existen medicamentos de venta libre o con receta que puedan ayudar a aliviar los síntomas?
  • ¿Es contagiosa?
  • ¿Tengo riesgo de contraer neumonía u otras infecciones pulmonares?
  • ¿Qué debo hacer si mi tos empeora o no responde al tratamiento?

Fuente: Family Doctor

Nota: La información contenida en esta nota es de carácter informativo y no es, ni pretende ser, fuente de asesoría médica profesional en ningún tema.

Nexum International no acepta responsabilidad por algún perjuicio en relación con acciones tomadas o no tomadas, basadas en cualquier contenido de esta página. La compañía no acepta ninguna responsabilidad por cualquier pérdida, daño o perjuicio que resulte de tomar información de esta página. La compañía no es responsable de ningún contenido de terceros que esté en la página o que se pueda acceder a través de ella.

Cápsulas de Finanzas Personales: ¿Qué es el smishing y cómo puedo detectarlo?

La tecnología nos facilita la vida. Solo tenemos que ver cómo los teléfonos móviles se han convertido en un dispositivo indispensable en nuestro día a día. Sin embargo, debemos estar atentos a su uso, porque los ciberdelincuentes se adaptan a estos avances con nuevas técnicas. Una de las más recientes es el smishing ¿sabes qué es y cómo detectarlo?

¿Qué es el smishing: SMS + phishing?

El smishing es el uso de métodos de engaño a través de los SMS o mensajes de texto del móvil para conseguir información personal del usuario y hacer un uso fraudulento de ella. La diferencia con el phishing es el medio por el que se hace la estafa; en el phishing es a través del correo electrónico y en el smishing se hace con SMS. No es un fenómeno nuevo, porque apareció por primera vez en 2008, pero ahora se ha incrementado gracias al uso de aplicaciones de mensajería como Whatsapp.

¿Cuáles son las formas más habituales del smishing?

Generalmente, el objetivo de estos mensajes es obtener información confidencial, como claves o datos bancarios, pero a veces también para vender productos inexistentes o “infectar” el móvil. Para lograrlo, envían un SMS al usuario con una promoción irresistible, la posibilidad de conseguir un premio o simplemente un aviso de una empresa de mensajería o de una entidad bancaria.

Si se pincha en el mensaje, el usuario es dirigido a un página web fraudulenta que, bien imita a la original para robar sus datos bancarios o sus contraseñas, bien contiene código malicioso para instalar algún malware, bien engaña al usuario para que se instale una aplicación maliciosa que recopilará y enviará información confidencial a terceros.

También es habitual el envío de mensajes que piden que se llame a un número de teléfono de tarificación especial o suscribirse a un servicio SMS premium que supone un gasto adicional.

¿Cómo puedes evitar el fraude?

A continuación compartimos una serie de recomendaciones para evitar caer en el fraude del smishing:

  • Desconfía de los mensajes de remitentes desconocidos y con faltas de ortografía, en inglés o que parezcan una mala traducción del inglés. También de las promociones o mensajes de empresas o servicios que no has utilizado con anterioridad.
  • Nunca facilites la información que pide el mensaje cuando se trata de datos personales.
  • No pinches en los enlaces, ni descargues archivos adjuntos.
  • Bloquea los mensajes de texto que consideres spam para no recibirlos más.
  • Verifica el remitente, ya que muchas veces suplantan la identidad de un contacto o empresa conocida. Si tienes dudas del mensaje, haz una búsqueda rápida en internet con su contenido para descubrir si es una estafa o escribe a tu contacto por otro canal (un correo, otra app de mensajería) o llámale para confirmar que el mensaje es suyo.
  • También debes evitar guardar sin cifrar claves o información bancaria en el teléfono, como en un contacto o en la aplicación de notas.
  • Personaliza las opciones de seguridad, con contraseñas seguras y sistemas de doble verificación, tanto del móvil como de la banca electrónica.
  • Recuerda que el banco nunca te pedirá que facilites tus claves de acceso o los datos de tu tarjeta a través de SMS.

¿Qué puedes hacer si eres víctima de smishing?

Si a pesar de tomar todas las precauciones crees que has podido ser víctima de un mensaje fraudulento, lo primero que debes hacer es ponerte en contacto con la entidad financiera para que bloquee la operación.

En segundo lugar, debes modificar la contraseña de acceso a la banca electrónica o la información que hayas facilitado. Y, sobre todo, debes denunciar el fraude a la Policía, Guardia Civil o en los juzgados, aportando las pruebas pertinentes.

Recuerda, si recibes un mensaje como “Felicidades, has sido premiado con un coche. Para obtener el premio envía un SMS a este número” o “Estimado cliente, su tarjeta visa ha sido bloqueada por su seguridad. Para desbloquearla visite esta web y complete los pasos”, ¡desconfía!

Fuente: Blog de ING

Nota: La información contenida en esta nota es de carácter informativo.

Nexum International no acepta responsabilidad por algún perjuicio en relación con acciones tomadas o no tomadas, basadas en cualquier contenido de esta página. La compañía no acepta ninguna responsabilidad por cualquier pérdida, daño o perjuicio que resulte de tomar información de esta página. La compañía no es responsable de ningún contenido de terceros que esté en la página o que se pueda acceder a través de ella.

Vacunas contra la covid-19: ¿es posible contraer el coronavirus y contagiar a otros después de vacunarse?

El mensaje de las autoridades y los especialistas es claro: vacunarse es una manera efectiva de combatir la pandemia de covid-19.

Pero, ¿qué significa exactamente estar vacunado?, ¿qué tipo de protección tienen quienes ya recibieron su dosis completa?

En este momento en el mundo hay al menos 9 vacunas que han demostrado que son altamente eficaces a la hora prevenir la enfermedad que causa el virus SARS-CoV-2.

Eso quiere decir que si una persona vacunada se contagia del virus, tendrá menos probabilidades de desarrollar síntomas o enfermarse gravemente.

En resumen: aún no se sabe si la vacuna evita que te contagies, lo que sí se sabe es que si te vacunas y luego te contagias, probablemente no te vas a enfermar.

Veamos por qué ocurre esto y por qué es importante mantener precauciones aún luego de recibir la vacuna.

¿Qué tipo de protección ofrecen las vacunas contra la covid-19?

Hay dos tipos principales de inmunidad que puede lograr con las vacunas.

Una es la llamada «inmunidad efectiva», que puede evitar que un patógeno cause una enfermedad grave, pero no puede evitar que ingrese al cuerpo o haga más copias de sí mismo.

La otra es la «inmunidad esterilizante», que sí puede impedir la infección e incluso prevenir casos asintomáticos.

Lo ideal es que una vacuna logre producir inmunidad esterilizante, pero rara vez se logra.

Vacunas

¿Cuál de estos dos tipos de inmunidad proporcionan las vacunas contra la covid-19?

«En pocas palabras, no lo sabemos, porque son demasiado nuevas», dice en un artículo Keith Neal, profesor emérito de epidemiología en la Universidad de Nottingham, en Reino Unido.

Hasta el momento, la eficacia de las vacunas se ha medido por su capacidad de prevenir el desarrollo de síntomas, pero aún no hay datos suficientes para saber si también son capaces de evitar la infección.

Algunas investigaciones, sin embargo, ya han comenzado a medir si las vacunas pueden bloquear la infección, y los expertos esperan que en las próximas semanas y meses se obtegan resultados más dicientes.

Estudios recientes de las vacunas de Oxford-AstraZeneca, Pfizer-BioNTech y Moderna sugieren que estas vacunas podrían tener el potencial de reducir la la transmisión del virus.

Estos estudios, sin embargo, tienen limitaciones o aún están en revisión. Es decir, sus resultados aún no son concluyentes.

«Suponemos que todas las vacunas van a tener un nivel de capacidad de bloqueo de la infección», dijo la doctora Zulma Cucunubá, epidemióloga del Imperial College London, en el programa #TuMundoBBC, a finales de enero.

Cucunubá, sin embargo, advierte que para tener esa certeza faltan más ensayos de largo plazo, diseñados específicamente para medir esa capacidad de bloqueo de la infección.

¿Vacunarte evitará que contagies a otras personas?

«La respuesta es: no sabemos«, según lo indica el portal dedicado al coronavirus de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, refiriéndose a que faltan más datos para dar una respuesta definitiva.

Como lo indica este portal, es posible que una persona vacunada pueda tener el virus replicándose en su nariz y garganta, incluso si está protegida contra la enfermedad.

Ahora, también es posible que la respuesta inmune que genera la vacuna y que impide que la persona se enferme, también reduzca la cantidad de virus en la nariz y la garganta, al punto de que sea poco probable que pueda contagiar a otros.

Pero, una vez más, «necesitamos más investigaciones para estar seguros», indica el portal de Harvard.

Finalmente, hay otros dos factores a tener en cuenta.

El primero es que ninguna vacuna es perfecta.

Una vacuna que tenga una eficacia del 95% significa que cerca de 1 de cada 20 personas que la reciben puede que no obtenga protección contra la enfermedad, según el explica el portal de coronavirus de la Universidad Johns Hopkins.

El segundo factor es que puede darse el caso, por ejemplo, de una persona que sin saberlo ya esté contagiada al momento de vacunarse, con lo cual la infección podría seguir desarrollándose aún después de recibir la vacuna.

Seguir cuidándose y cuidando a los demás

Por todas estas razones, los expertos insisten en que, aun después de vacunarse y mientras no tengamos más información, hay que seguir tomando precauciones como el uso de la mascarilla y el distanciamiento social.

«Si estás entre los primeros grupos de personas que se vacunan, es mejor seguir usando mascarillas y mantener la distancia física para proteger a otras personas que aún no se han vacunado», dice el portal de Harvard.

Pero la capacidad de las vacunas de bloquear el contagio no solo determina qué tan necesario es que sigamos usando mascarillas y distancia social.

El tipo de protección de la vacuna influye directamente en la posibilidad de alcanzar la anhelada inmunidad de rebaño.

La inmunidad de rebaño se refiere a la protección que logra una población cuando una cantidad suficiente de personas ya es inmune al virus, ya sea porque se recuperaron tras el contagio del virus o porque fueron vacunadas.

Los expertos aún no tienen claro qué porcentaje de la población tendría que ser vacunada para lograr la inmunidad de rebaño.

Lo que sí está claro es que «si las vacunas no detienen por completo la transmisión, aumentará la cantidad de personas que necesitamos vacunar para cruzar verdaderamente los umbrales de inmunidad de rebaño y reducir los casos a un nivel cercano a cero«, dice a BBC Future Michael Head, investigador en salud global en la Universidad de Southampton.

Un estudio del Imperial College London, por ejemplo, calculó que con una vacuna que sea 100% efectiva impidiendo la transmisión del virus, se necesitaría vacunar entre el 60% y el 70% de la población.

Con una vacuna que ofrezca el 80% de efectividad para impedir la transmisión, el número de personas vacunadas que se necesitaría aumentaría hasta un rango entre el 75% y el 90%.

La doctora Cucunubá advierte que en caso de que las vacunas tengan solo la capacidad de prevenir la enfermedad, pero no de bloquear la infección, las vacunas no nos podrían llevar a la inmunidad de rebaño.

Mientras tanto…

Los expertos esperan que en las próximas semanas o meses tengamos más respuestas sobre el tipo de protección que ofrecen las vacunas contra la covid-19.

Mientras llega ese momento, «será importante que todos continúen usando todas las herramientas disponibles para ayudar a detener la pandemia», según indica el portal de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés).

Eso, en términos prácticos, significa que es importante lavarse las manos, usar mascarilla y mantener la distancia, incluso si ya te vacunaste.

Fuente: BBC

Nota: La información contenida en esta nota es de carácter informativo y no es, ni pretende ser, fuente de asesoría médica profesional en ningún tema.

Nexum International no acepta responsabilidad por algún perjuicio en relación con acciones tomadas o no tomadas, basadas en cualquier contenido de esta página. La compañía no acepta ninguna responsabilidad por cualquier pérdida, daño o perjuicio que resulte de tomar información de esta página. La compañía no es responsable de ningún contenido de terceros que esté en la página o que se pueda acceder a través de ella.

Cómo usar bien dos tapabocas y otros consejos para ajustarlos, según los CDC

Los nuevos consejos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), relacionados con un nuevo estudio, se centran en asegurarse de que los tapabocas se ajusten correctamente para prevenir mejor la propagación del COVID-19.

Los CDC estudiaron si el uso de dos tapabocas proporcionaba más protección que uno y descubrieron que sí. Los investigadores descubrieron que el uso de una mascarilla (quirúrgica o de tela) bloqueaba aproximadamente el 40 por ciento de las partículas que se dirigían hacia la cabeza del que respiraba. Cuando se llevaba un tapabocas de tela encima del quirúrgico, se bloqueaba alrededor del 80 por ciento.

A continuación, los consejos de los CDC sobre el uso correcto de tapabocas.

DOBLE TAPABOCAS

Lo que se debe hacer: Colocar un tapabocas de tela encima de una mascarilla quirúrgica o de procedimiento médico. Esto ayuda a que todo el conjunto quede más ajustado y elimina los huecos alrededor de los lados de la cara o la nariz. Asegúrate de que el ajuste sea cómodo y no tenga huecos.

CDC recomienda anudar, doblar y luego meter las presillas de las máscaras de tres capas para un mejor ajuste. © Jemal R. Brinson/TNS CDC recomienda anudar, doblar y luego meter las presillas de las máscaras de tres capas para un mejor ajuste.

Lo que no se debe hacer: No combines dos tapabocas desechables, que no están diseñados para ajustarse bien. Llevar más de una mascarilla desechable a la vez no mejorará el ajuste. Además, no uses una KN95 (un tipo de respirador con filtro que se fabrica habitualmente en China) con ninguna otra mascarilla.

Lo que debes hacer con los tapabocas de tela: Elige un tapabocas de tela fabricado con múltiples capas de tejido cerrado y transpirable que incluya también una varilla nasal, que puede ayudar a mejorar el ajuste de la mascarilla. ¿El tapabocas bloquea la luz cuando lo acercas a una fuente de luz brillante? Entonces tiene buena construcción.

Lo que no debes hacer con los tapabocas de tela: Evita cualquier tapabocas de tela que incluya una válvula de exhalación o ventilación, eso puede permitir que las gotas respiratorias se filtren dentro o fuera de la mascarilla.

OREJERAS ANUDADAS

Lo que se debe hacer: Los CDC recomiendan anudar, doblar y luego meter los bucles de las orejas de las mascarillas de tres capas para que se ajusten mejor, haciendo que los bordes de la mascarilla se ajusten más a la cara. Primero, dobla la mascarilla por la mitad a lo largo, alineando las esquinas y los bordes. Después, haz un nudo con los lazos elásticos, lo más cerca posible de la mascarilla. A continuación, dobla el molde metálico de la nariz para que se adapte a la forma de tu nariz. Luego, el nudo hará que los lados de la mascarilla, cerca de los bucles de las orejas atadas, se inflen. Dobla esos bordes hinchados en un pliegue para que quede plana sobre tu mejilla. Cuando te pongas la mascarilla, asegúrate de que quede bien ajustada.

Coloque una mascarilla de tela encima de una mascarilla de procedimiento médico o quirúrgico. © Jemal R. Brinson/TNS Coloque una mascarilla de tela encima de una mascarilla de procedimiento médico o quirúrgico.

Lo que no se debe hacer: No lleves más de una mascarilla desechable a la vez, no mejorará el ajuste. Manipula el tapabocas solo por los lazos de las orejas, los cordones o las correas de la cabeza, no por la superficie de la propia mascarilla.

Se puede comprar una abrazadera de máscara en línea o hacerla con bandas de goma. © Jemal R. Brinson/TNS Se puede comprar una abrazadera de máscara en línea o hacerla con bandas de goma.

¿Qué hay de la KN95? Una KN95 no debería necesitar ninguna modificación de las correas. En condiciones ideales, este tipo de mascarilla puede filtrar hasta el 95 por ciento de las partículas presentes en el aire; sin embargo, las mascarillas KN95 falsas hacen que sea difícil distinguir las verdaderas KN95 de las falsas con solo mirarlas. No utilices una mascarilla KN95 con válvula de exhalación, que puede permitir que las gotas respiratorias se filtren dentro o fuera de la mascarilla. Si tienes vello facial, es posible que este tipo de mascarilla no te quede bien. No combines una mascarilla KN95 con otra KN95 ni con ningún otro tipo de tapabocas.

CUBIERTA DE NYLON

Lo que se debe hacer: En otros estudios se ha comprobado que colocar una funda hecha de material de nylon transparente alrededor del cuello y subirla por encima de un tapabocas de tela o quirúrgico mejora significativamente la protección del usuario al ajustarse más la mascarilla a la cara y reducir los espacios en los bordes.

AJUSTADOR DE MASCARILLAS

Lo que se debe hacer: Las fugas de aire alrededor de los bordes de un tapabocas de tela o quirúrgico pueden reducirse colocando uno de estos dispositivos encima de un tapabocas de tela para conseguir un mejor ajuste. Un estudio reciente demostró que cuando se usa un ajustador/soporte sólido o elástico sobre una mascarilla quirúrgica, puede aumentar potencialmente la protección del usuario en un 90 por ciento para los aerosoles. Se puede comprar un ajustador en línea o fabricarlo con gomas elásticas. La ex ingeniera de diseño de productos de Apple, Sabrina Paseman, que está detrás de fixthemask.com, ha publicado un tutorial en el que se explican los pasos a seguir: Primero, encadena tres gomas elásticas. Después, coloca la goma central delante del tapabocas alrededor de la barbilla y la nariz. Acomoda el ajuste deseado y comprueba el sellado.

El CDC estudió si usar dos máscaras brindaba más protección que una y descubrió que sí. © Jemal R. Brinson/TNS El CDC estudió si usar dos máscaras brindaba más protección que una y descubrió que sí.

OTROS CONSEJOS SOBRE TAPABOCAS QUE HAY QUE TENER EN CUENTA

¿CUÁNDO LLEVARLO?

‣ Utiliza un tapabocas siempre que estés en un entorno público. Los menores de dos años y las personas que no pueden llevar una mascarilla de forma segura debido a una discapacidad o a una condición médica subyacente no deben usar una.

A partir del 2 de febrero, los tapabocas son obligatorios en los aviones, autobuses, trenes y otros medios de transporte público cuando se viaja hacia, dentro o fuera de Estados Unidos.

‣ Si vas a estar cerca de personas que no viven contigo, usa un tapabocas.

‣ Si alguien con quien vives está enfermo con síntomas de COVID-19 o ha dado positivo en la prueba, entonces usa un tapabocas dentro de tu casa.

¿CÓMO PORTARLO?

‣ Lávate siempre las manos o utiliza desinfectante para manos antes de ponerte la mascarilla y no toques la mascarilla mientras la tengas puesta.

‣ Si llevas lentes, usa un tapabocas que se ajuste bien a la nariz o que tenga una varilla nasal para ayudar a reducir el empañamiento. También puedes probar a utilizar un spray anti-humedad fabricado para lentes.

‣ No utilices un tapabocas que esté hecho de un tejido que dificulte la respiración. No uses ninguno que incluya una válvula de exhalación, que podría permitir que las partículas del virus se escapen. Y, deja los respiradores N95 para los trabajadores de la salud, sugieren los CDC.

Autor: Jemal R. Brinson, Kori Rumore and Jonathon Berlin, Chicago Tribune

Fuente: MSN

Nota: La información contenida en esta nota es de carácter informativo y no es, ni pretende ser, fuente de asesoría médica profesional en ningún tema.

Nexum International no acepta responsabilidad por algún perjuicio en relación con acciones tomadas o no tomadas, basadas en cualquier contenido de esta página. La compañía no acepta ninguna responsabilidad por cualquier pérdida, daño o perjuicio que resulte de tomar información de esta página. La compañía no es responsable de ningún contenido de terceros que esté en la página o que se pueda acceder a través de ella.

Cápsulas de Salud: Exámenes de salud para mujeres de 40 a 64 años

Usted debe visitar a su proveedor de atención médica periódicamente, incluso si está saludable. El propósito de estas consultas es:

  • Detectar problemas médicos
  • Evaluar el riesgo de problemas médicos futuros
  • Fomentar un estilo de vida saludable
  • Actualizar las vacunas
  • Ayudarle a que se familiarice con su proveedor en caso de una enfermedad

Información

Incluso si usted se siente bien, todavía debe visitar a su proveedor para que le realice chequeos regulares. Estas consultas pueden ayudarle a evitar problemas en el futuro. Por ejemplo, la única manera de averiguar si usted tiene presión arterial alta es hacerse chequeos regulares. De igual manera, los niveles altos de colesterol y de azúcar en la sangre pueden no provocar ningún síntoma en las etapas iniciales. Un simple examen de sangre puede detectar estas afecciones.

Hay momentos específicos en los que se debe visitar a su proveedor. A continuación, se presentan las pautas para los exámenes de mujeres de 40 a 64 años de edad.

EXAMEN DE LA PRESIÓN ARTERIAL

  • Hágase tomar la presión arterial al menos una vez cada 2 años. Si el número superior (presión sistólica) es de 120 a 139 o el número inferior (presión diastólica) es de 80 a 89 mm Hg, entonces debería revisársela cada año.
  • Si el número superior es 130 o mayor o el número inferior es 80 o mayor, programe una cita con el proveedor para saber cómo puede reducir su presión arterial.
  • Si padece diabetes, enfermedad cardíaca, problemas renales o algunas otras afecciones, es posible que necesite chequear su presión arterial más frecuentemente, pero aún así por lo menos una vez al año.
  • Esté atenta a las tomas de presión arterial en su área de residencia. Pregúntele a su proveedor si puede pasar a revisársela.

EXAMEN DE CÁNCER DE MAMA

  • Las mujeres pueden autoexaminarse las mamas todos los meses. Sin embargo, los expertos no coinciden acerca de los beneficios de los autoexámenes de mamas para detectar el cáncer de mama o salvar vidas. Hable con su proveedor sobre lo que es mejor para usted.
  • Su proveedor puede realizar un examen clínico de las mamas como parte del examen preventivo.
  • Las mujeres de 40 a 49 años pueden hacerse una mamografía cada 1 a 2 años. Sin embargo, nos todos los expertos coinciden acerca de los beneficios de hacerse una mamografía cuando las mujeres están en sus 40s. Hable con su proveedor sobre lo que es mejor para usted.
  • Las mujeres de 50 a 75 años deben hacerse una mamografía cada 1 a 2 años, dependiendo de sus factores de riesgo para ver si hay cáncer de mama.
  • Las mujeres con una madre o hermana que ha tenido cáncer de mama a una edad temprana deberían considerar las mamografías anuales. Deberían empezar a una edad más temprana de la que tenía el miembro de su familia más joven cuando recibió el diagnóstico.
  • Si tiene otras factores de riesgo para cáncer de mama, su proveedor puede recomendar una mamografía, un ultrasonido de las mamas o IRM.

EXAMEN DE CÁNCER DE CUELLO UTERINO

El examen de detección de cáncer de cuello uterino se debería empezar a la edad de 21 años. Después del primer examen:

  • Las mujeres de 30 a 65 años deberían ser examinadas ya sea con una prueba de Papanicolau cada 3 años o la prueba de VPH cada 5 años.
  • Si usted o su pareja sexual tiene otras parejas nuevas, debería hacerse una prueba de Papanicolau cada 3 años.
  • Las mujeres de 65 a 70 años pueden dejar de hacerse pruebas de Papanicolau siempre y cuando tengan 3 pruebas normales dentro de las últimos 10 años.
  • Las mujeres que han sido tratadas por precáncer (displasia cervical) deberían continuar haciéndose pruebas de Papanicolau por 20 años después del tratamiento o hasta la edad de 65 años, lo que sea más largo.
  • Si le extirparon el útero o el cuello uterino (histerectomía total), y no ha sido diagnosticada con cáncer de cuello uterino, no necesita hacerse citologías vaginales.

EXAMEN DE COLESTEROL

  • La edad recomendada para empezar a hacerse exámenes de colesterol es a los 45 años para las mujeres sin riesgos conocidos de enfermedad coronaria.
  • Una vez iniciadas las pruebas de colesterol, debe hacerse el examen cada 5 años.
  • Repita el examen antes de los necesario si ocurren cambios en el estilo de vida (incluyendo aumento de peso y la dieta).
  • Si tiene niveles altos de colesterol, diabetes, enfermedad cardíaca, problemas renales o algunas otras afecciones, es posible que necesite realizarse esta prueba más frecuentemente.

EXAMEN DE CÁNCER COLORRECTAL

Si tiene menos de 50 años de edad, hable con su proveedor acerca de realizarse las pruebas de detección. Usted debe realizarse las pruebas de detección si tiene antecedentes familiares fuertes de cáncer de colon o pólipos. Estas pruebas también pueden considerarse si presenta factores de riesgo tales como un historial de enfermedad intestinal inflamatoria o pólipos.

Si usted tiene de 50 a 75 años de edad, debe ser examinada en busca de cáncer colorrectal. Hay múltiples pruebas de detección disponibles:

  • Una prueba de sangre oculta en las heces todos los años
  • Una prueba inmunoquímica fecal (PIF) cada año
  • Una prueba de ADN en las heces cada 3 años
  • Una sigmoidoscopia flexible cada 5 años
  • Enema de bario con doble contraste cada 5 años
  • Colonografía por TC (colonoscopia virtual) cada 5 años
  • Colonoscopia cada 10 años

Puede necesitar una colonoscopia con más frecuencia si tiene factores de riesgo para cáncer colorrectal, tales como:

  • Colitis ulcerativa
  • Antecedentes personales o familiares de cáncer colorrectal
  • Antecedentes de protuberancias en el colon, denominadas pólipos adenomatosos

EXAMEN DENTAL

  • Visite al dentista una o dos veces todos los años para un examen y limpieza dentales. Su dentista determinará si usted necesita visitas más frecuentes.

EXAMEN PARA DIABETES

  • Si tiene más de 44 años, la deben examinar cada 3 años.
  • Tener un IMC mayor de 25 significa que usted tiene sobrepeso. Si tiene sobrepeso, pregunte a su proveedor si la deben examinar desde una edad más temprana. Las personas de ascendencia asiática americana deben hacerse examinar si su IMC es mayor de 23.
  • Si su presión arterial está por encima de 130/80 mm Hg o tiene otros factores de riesgo para diabetes, su proveedor puede analizar los niveles de azúcar en la sangre en busca de diabetes.

EXAMEN OFTALMOLÓGICO

  • Hágase examinar los ojos cada 2 a 4 años entre los 40 y los 54 años de edad, y cada 1 a 3 años entre los 55 y los 64 años de edad. Su proveedor puede recomendarle exámenes más frecuentes si tiene problemas de visión o riesgo de glaucoma.
  • Realice un examen oftalmológico por lo menos una vez al año si tiene diabetes.

VACUNAS

  • Usted debe recibir una vacuna antigripal todos los años.
  • Pregúntele a su proveedor si debe aplicarse una vacuna para reducir el riesgo de infección neumocócica (causa un tipo de neumonía).
  • Usted debe aplicarse una vez la vacuna contra el tétanos, la difteria y la tos ferina acelular (Tdap) como parte de las vacunas antitetánicas y antidiftéricas, si no la recibió previamente en su adolescencia. Asimismo, debe hacerse aplicar una vacuna antitetánica y antidiftérica de refuerzo cada 10 años.
  • Usted puede recibir una vacuna contra la culebrilla, o herpes zóster, a los 50 años o después.
  • Su proveedor puede recomendar otras vacunas si usted tiene un alto riesgo de presentar ciertas afecciones.

EXAMEN DE DETECCIÓN DE ENFERMEDADES INFECCIOSAS

  • El Grupo de Trabajo sobre Servicios Preventivos de los Estados Unidos (US Preventive Services Task Force) recomienda hacerse pruebas de detección de hepatitis C. Dependiendo de su estilo de vida e historial médico, es posible que necesite hacerse pruebas de detección de infecciones como sífilis, clamidia y VIH, así como otras infecciones.

EXAMEN DE CÁNCER DE PULMÓN

Usted debe hacerse un examen anual para cáncer de pulmón con tomografía computarizada en dosis bajas (LDCT, por sus siglas en inglés) si se presentan todos los siguientes factores:

  • Es mayor de 55 años Y
  • Tiene antecedentes de haber fumado 30 cajetillas de cigarrillos al año Y
  • Actualmente fuma o ha dejado de fumar en los últimos 15 años

EXAMEN PARA DETECTAR OSTEOPOROSIS

  • Todas las mujeres mayores de 50 años con fracturas deben hacerse una prueba de densidad ósea (DEXA).
  • Si usted tiene menos de 65 años y tiene factores de riesgo que la predisponen a tener osteoporosis, debe hacerse exámenes.

EXAMEN FÍSICO

  • Su presión arterial se debe revisar al menos cada año.
  • Su proveedor puede recomendarle revisar su colesterol cada 5 años si tiene factores de riesgo de enfermedad cardíaca coronaria.
  • La altura, el peso y el índice de masa corporal (IMC) se deben revisar en cada examen.

Durante su examen, su proveedor le puede hacer preguntas sobre:

  • La depresión
  • La alimentación y el ejercicio
  • El consumo de alcohol y tabaco
  • Cuestiones de seguridad, como el uso del cinturón de seguridad y los detectores de humo

EXAMEN DE LA PIEL

  • Su proveedor puede revisarle la piel en busca de signos de cáncer, especialmente si está en alto riesgo. Las personas en alto riesgo incluyen a aquellas que ya han tenido cáncer de piel. tienen parientes cercanos con cáncer de piel o tienen un sistema inmunitario debilitado.

Fuente: Mediline Plus

Nota: La información contenida en esta nota es de carácter informativo y no es, ni pretende ser, fuente de asesoría médica profesional en ningún tema.

Nexum International no acepta responsabilidad por algún perjuicio en relación con acciones tomadas o no tomadas, basadas en cualquier contenido de esta página. La compañía no acepta ninguna responsabilidad por cualquier pérdida, daño o perjuicio que resulte de tomar información de esta página. La compañía no es responsable de ningún contenido de terceros que esté en la página o que se pueda acceder a través de ella.

Cápsulas de Salud: Efectos del envejecimiento sobre la presión sanguínea

El envejecimiento afecta el sistema cardiovascular en su conjunto. Los cambios provocados por el envejecimiento hacen que el corazón sea menos eficiente . Los vasos sanguíneos y el corazón se ven afectadas en sí , y esto puede causar un aumento en la presión arterial . Presión arterial

La presión arterial es creado por la fuerza de las arterias resisten el flujo de sangre y por la fuerza del corazón para bombear la sangre hacia las arterias .
Envejecimiento Arterias

arterias se hacen más pequeños y menos flexible que el cuerpo envejece . Esta pérdida de elasticidad hace que el corazón trabaje más fuerte para empujar la sangre hacia el cuerpo a través de los vasos .
Envejecimiento y el Corazón

El corazón también pierde cierta elasticidad muscular a medida que envejece , haciendo que se vuelva más rígido. Las células del corazón pierden parte de la capacidad de utilizar el oxígeno , creando una mayor demanda en el corazón.
Presión arterial alta

La Asociación Americana del Corazón dice que la sangre presión por lo general aumenta con la edad, con presión arterial alta que ocurre con mayor frecuencia en aquellos mayores de 35 años .
Otros factores de Riesgo

Otros factores pueden contribuir a la presión arterial alta. El alto consumo de alcohol, la obesidad , que sufren de estrés y estar inactivo puede todo aumentar el riesgo de presión arterial alta.
Prevención /Solución

Algunas maneras de prevenir la hipertensión la presión a medida que envejece son mantener un peso saludable, limitar el consumo de alcohol, estar activo , comer una dieta saludable y tomar todos los medicamentos recetados de la forma en que sus médicos aconseja .

Fuente: Salus FD Times

Nota: La información contenida en esta nota es de carácter informativo y no es, ni pretende ser, fuente de asesoría médica profesional en ningún tema.

Nexum International no acepta responsabilidad por algún perjuicio en relación con acciones tomadas o no tomadas, basadas en cualquier contenido de esta página. La compañía no acepta ninguna responsabilidad por cualquier pérdida, daño o perjuicio que resulte de tomar información de esta página. La compañía no es responsable de ningún contenido de terceros que esté en la página o que se pueda acceder a través de ella.

Cápsulas de Salud: Emergencias por el calor

Las lesiones por el calor pueden ocurrir debido a las altas temperaturas y a la humedad. Usted es más propenso a sentir los efectos del calor con más rapidez si:

  • No está acostumbrado a las altas temperaturas o a la alta humedad.
  • Es un niño o un adulto mayor.
  • Ya está enfermo por otra causa o ha sufrido lesiones.
  • Es obeso.
  • También está haciendo ejercicio. Incluso una persona que está en buena forma puede sufrir enfermedades por el calor si ignora las señales de advertencia.

Los siguientes factores hacen que sea más difícil para el cuerpo regular su temperatura y llevan a que sea más probable una emergencia por calor:

  • Consumo de alcohol antes o después de una exposición al calor o a humedad alta.
  • No consumir la cantidad suficiente de líquidos cuando se está activo en días más cálidos o de altas temperaturas.
  • Cardiopatía.
  • Ciertos medicamentos, como por ejemplo: betabloqueadores, diuréticos, algunos medicamentos usadas en el tratamiento de la depresión, la psicosis o el trastorno de hiperactividad por déficit de atención (THDA).
  • Problemas con las glándulas sudoríparas.
  • Usar demasiada ropa.

Síntomas

Los calambres por el calor son la primera etapa de la enfermedad ocasionada por calor. Si no se tratan estos síntomas, estos pueden conducir al agotamiento por el calor y luego insolación.

La insolación ocurre cuando el cuerpo ya no es capaz de regular su temperatura, y esta sigue aumentando. La insolación puede causar shock, daño cerebral, insuficiencia de órganos e incluso la muerte.

Los síntomas preliminares de la enfermedad por el calor incluyen:

  • Fatiga
  • Calambres musculares y dolores que se presentan más comúnmente en las piernas o en el abdomen
  • Sed
  • Sudoración profusa

Los síntomas tardíos del agotamiento por el calor incluyen:

  • Piel húmeda y fría
  • Orina oscura
  • Mareos y aturdimiento
  • Dolor de cabeza
  • Náuseas y vómitos
  • Debilidad

Los síntomas de insolación incluyen (llame al 911 o al número local de emergencias de inmediato):

  • Fiebre: temperatura por encima de 104°F (40°C)
  • Piel seca, caliente y roja
  • Confusión extrema (nivel alterado de conciencia)
  • Comportamiento irracional
  • Respiración rápida y superficial
  • Pulso rápido y débil
  • Convulsiones
  • Pérdida del conocimiento (pérdida de la capacidad de respuesta)

Primeros auxilios

Si usted cree que una persona puede tener enfermedad o emergencia por calor:

  1. Procure que la persona se acueste en un lugar fresco y levántele los pies unas 12 pulgadas (30 centímetros).
  2. Aplíquele compresas húmedas o frías (o agua fresca directamente) sobre la piel y utilice un ventilador para bajarle la temperatura corporal. Colóquele compresas frías en el cuello, la ingle y las axilas.
  3. Si la persona está despierta, dele algo para tomar en sorbos (como una bebida para deportistas) o prepare una bebida con sal agregando una cucharadita (6 gramos) de sal en un cuarto de galón (1 litro) de agua. Dele media taza (120 mililitros) cada 15 minutos. El agua fresca será suficiente si no hay disponibilidad de bebidas saladas.
  4. Para los calambres musculares, suministre bebidas como se acaba de mencionar y masajee suavemente los músculos afectados, pero con firmeza, hasta que se relajen.
  5. Si la persona muestra signos de shock (como labios y uñas azulados y disminución de la lucidez mental), comienza a tener convulsiones o pierde el conocimiento, llame al número local de emergencias (como el 911 en los Estados Unidos) y administre los primeros auxilios si es necesario.

No se debe

Tome estas precauciones:

  • NO le suministre a la persona medicamentos que se utilizan para tratar la fiebre, como ácido acetilsalicílico (aspirin) o paracetamol porque, en lugar de ayudar, pueden ser dañinos.
  • NO le suministre tabletas de sales efervescentes.
  • NO le brinde a la persona líquidos que contengan alcohol o cafeína, ya que será más difícil para el cuerpo controlar su temperatura interna.
  • NO aplique alcohol antiséptico sobre la piel de la persona.
  • NO le administre nada por vía oral (ni siquiera bebidas saladas) si está vomitando o está inconsciente.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame al número local de emergencias (como el 911 en los Estados Unidos) si:

  • La persona pierde el conocimiento en cualquier momento.
  • Hay alguna alteración en la lucidez mental de la persona (por ejemplo, confusión o convulsiones).
  • La persona presenta fiebre de más de 102° F (38.9º C).
  • Se presentan otros síntomas de insolación (como pulso y respiración rápidos).
  • El estado de la persona no mejora o empeora a pesar del tratamiento.

Prevención

El primer paso para prevenir la enfermedad por calor es la planeación.

  • Averigüe cómo estará la temperatura durante todo el día cuando vaya a estar al aire libre.
  • Piense en la manera como ha manejado el calor en el pasado.
  • Asegúrese de que tendrá suficientes líquidos para beber.
  • Averigüe si hay sombra disponible en el lugar a donde va.
  • Aprenda los signos tempranos de enfermedades por el calor.

Para ayudar a prevenir las enfermedades por calor:

  • Use ropas sueltas, ligeras y de color claro en climas cálidos.
  • Descanse con frecuencia y busque la sombra cuando sea posible.
  • Evite el ejercicio o la actividad física vigorosa al aire libre en clima cálido o húmedo.
  • Tome muchos líquidos todos los días. Tome mayor cantidad antes, durante y después de la actividad física
  • Tenga especial cuidado para evitar el sobrecalentamiento si está tomando medicamentos que alteran la regulación del calor o si es obeso o una persona mayor.
  • Tenga cuidado con el calentamiento dentro de los automóviles en el verano. Deje que el auto se enfríe antes de subirse.
  • NUNCA deje a un niño sentado en un automóvil expuesto al calor del sol, ni siquiera después de abrir las ventanillas.

Después de recuperarse de una enfermedad por el calor provocada por esfuerzo físico, consulte con su proveedor de atención médica antes de volver a realizar un esfuerzo intenso. Comience a hacer ejercicio en un ambiente fresco y aumente lentamente el grado de calor. Durante dos semanas, aumente la duración y la intensidad del ejercicio, así como la cantidad de calor.

Fuente: Adam

Nota: La información contenida en esta nota es de carácter informativo y no es, ni pretende ser, fuente de asesoría médica profesional en ningún tema.

Nexum International no acepta responsabilidad por algún perjuicio en relación con acciones tomadas o no tomadas, basadas en cualquier contenido de esta página. La compañía no acepta ninguna responsabilidad por cualquier pérdida, daño o perjuicio que resulte de tomar información de esta página. La compañía no es responsable de ningún contenido de terceros que esté en la página o que se pueda acceder a través de ella.

 

¿Cuándo una persona enferma de COVID-19 deja de ser contagiosa (tenga o no síntomas)?

Existe la creencia de que algunos virus sólo se propagan cuando se están incubando o de que solo con tos o fiebre puedes contagiar a otros. ¿Qué ocurre con el nuevo coronavirus?

Desde que el SARS-Cov-2 fue detectado en China a finales de 2019, varios equipos científicos han estado investigando el período de incubación del nuevo coronavirus.

Uno de estos estudios, llevado a cabo por investigadores de la Escuela de Salud Pública Johns Hokpins y publicado en Annals of Internal Medicine en mayo de 2020, encontró que el período de incubación promedio del nuevo coronavirus es de 5,1 días.

Y la mayoría (97,5%) de los contagiados que desarrollan síntomas lo hacen dentro de un período de 11,5 días.

“Desde que una persona se expone al virus a través de la nariz o de la boca pasan de promedio tres días hasta que empieza a desarrollar síntomas, como tos y fiebre”, señala el doctor Vicente Soriano, médico especialista en enfermedades infecciosas y genética clínica y exasesor de la Organización Mundial de la Salud.

“Pero la capacidad de contagiar a otros, de transmitir ese virus a otros se prolonga de 7 a 10 días más”, explica el experto, que también es profesor de la Universidad Internacional de La Rioja, España.

Agrega que a partir de ese momento, cuando los síntomas ya han remitido o desaparecido, también disminuye la posibilidad de contagiar a otros.

El experto subraya, sin embargo, que las pruebas PCR, que se usan para detectar el virus, pueden seguir dando positivas varios días o semanas después del contagio del virus.

Pero esto no quiere decir que la persona siga siendo contagiosa.

“La PCR que detecta fragmentos del genoma del virus puede continuar positiva después de una, dos o hasta tres semanas después de que la persona se curó de covid”, señala Vicente Soriano.

“Pero esa PCR positiva no refleja contagiosidad. Lo que detecta la PCR son fragmentos de virus, o ‘secuencias basura”, que son fragmentos del genoma del virus que están en el tracto respiratorio y que expulsamos durante varias semanas después de haberse curado la enfermedad”, explica el experto.

En efecto, la sensibilidad de las pruebas diagnóstico es un problema que se conoce desde que comenzaron a aplicarse e ilustra por qué las estadísticas de la covid-19 están lejos de ser perfectas.

Pero tal como subraya el doctor Vicente Soriano, “la contiagiosidad del coronavirus básicamente son de 7 a 10 días, uno o dos días antes de empezar los síntomas y mientras los síntomas ocurren”, agrega.

¿Cuándo puedo estar con otras personas si tuve covid-19 y tuve síntomas?

  • 10 días después de la aparición de los síntomas y
  • 24 horas sin fiebre y sin usar medicamentos para bajar la fiebre y
  • Cuando ya están mejorando otros síntomas de COVID-19

Fuente: CDC

Pero ¿qué ocurre cuando una persona se contagia con el coronavirus y no presenta síntomas? ¿Cómo saber que no contagiará a otros?

Un estudio publicado en agosto en Journal of the American Medical Association (JAMA) encontró que cerca de 30% de los pacientes que dan positivo con el coronavirus son asintomáticos.

Y los investigadores encontraron que a pesar de no presentar síntomas, los pacientes son portadores de la misma cantidad de virus que los pacientes con síntomas y ambos permanecen con esa carga viral durante el mismo tiempo.

Por eso, señalan los expertos, la importancia de usar mascarillas y observar el distanciamiento social.

Estas dos medidas pueden ayudar a reducir el riesgo de que una persona con covid-19 y asintomática contagie a otras personas.

“Con los asintomáticos no se sabe por cuánto tiempo pueden ser contagiosos”, explica Vicente Soriano.

“Básicamente, las personas asintomáticas pueden transmitir virus a otros durante una semana, igual que los que tienen síntomas, pero a menos que la persona se haga un test de antígeno (para detectar que tuvo la enfermedad) o una PCR, esa persona pasa desapercibida, le dice el experto a BBC Mundo.

“De allí el interés del rastreo para identificar a las personas que han podido estar en una zona de contagio con gente que aun no ha dado positivo y hacerles el test de antígeno o la PCR, a partir de las 48 horas del evento”.

De esta forma, dice el experto, se puede identificar a los asintomáticos y mantenerlos aislados durante 10 días para evitar otros contagios.

Cuando una persona tuvo síntomas no es necesario realizarse nuevamente la prueba de detección, basta con que se mantenga 10 días aislada para dejar de ser contagiosa.

Pacientes graves

Estas recomendaciones, sin embargo, no se aplican a las personas que tuvieron síntomas más graves de covid-19 y no fueron hospitalizadas.

Tal como señalan los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, en muchos casos, cuando una persona estuvo grave y no fue hospitalizada deberá permanecer en su casa hasta 20 días después de la aparición inicial de los síntomas.

Asimismo, las personas con trastornos del sistema inmune o sistemas inmunes debilitados que tuvieron COVID-19, deberán permanecer más tiempo en su casa y consultar a su médico para saber cuándo pueden dejar de aislarse.

Fuente: El Comercio

Cápsulas de Salud: 6 Hábitos que aumentan el riesgo de tener diabetes

Desde no desayunar hasta la falta de sueño, esto es lo que los expertos dicen que realmente importa en la vida diaria.

Aunque es cierto que tu edad y tus antecedentes familiares de diabetes pueden afectar tus probabilidades de desarrollar la enfermedad, tu estilo de vida también desempeña un papel crítico. Es más, quizá te sorprenda hasta qué punto un pequeño número de hábitos diarios puede aumentar significativamente tu riesgo. Sigue leyendo para averiguar cuáles son los que más importan y cómo permanecer fuera de la zona de riesgo.

1. No desayunar

Se ha dicho mucho sobre la importancia del desayuno para la salud. Pero un extenso análisis de estudios publicado en el 2019 en The Journal of Nutrition prácticamente concluyó que las personas que se saltan el desayuno tienen un mayor riesgo de padecer diabetes que aquellas que consumen un tazón de avena o huevos. Aparentemente la magia no está en la comida en sí sino en cómo las personas que desayunan mantuvieron un índice de masa corporal (IMC) más bajo.

Esto posiblemente se debe a que omitir el desayuno te predispone a comer en exceso el resto del día, dice Melinda Maryniuk, dietista registrada y dueña de Diabetes and Nutrition Consultants en Boston. “Aunque no estés hambriento, sientes que tienes derecho a comer más —refrigerios o una porción más grande— porque no desayunaste”.

¿No te entusiasman los alimentos tradicionales del desayuno? Recuerda que “no hay reglas sobre qué alimentos se deben consumir para el desayuno; elige cosas que sean fáciles de preparar y que te gusten”, dice Maryniuk. ¿Queso derretido en una tortilla con aguacate? Por supuesto, ese puede ser tu desayuno. ¿Un batido rico en proteínas con yogur o requesón y bayas? También puede ser tu desayuno.  Solo asegúrate de incluir proteínas y grasas (huevos, queso, tofu, mantequilla de nueces) así como carbohidratos ricos en fibra como fruta entera o tostadas de pan integral, añade. Y si te gusta el café, tómalo: un extenso análisis de estudios que abarca a más de 1 millón de participantes sugiere que cada taza de café consumida durante el día se ha asociado con un riesgo un 9% menor de desarrollar diabetes.

2. Permanecer sentado más de 30 minutos seguidos

Ya sabes que hacer ejercicio con regularidad es fundamental para evitar un diagnóstico de diabetes. Eso se debe a que media hora de ejercicio aeróbico de intensidad moderada (como una caminata a paso rápido o nadar) casi todos los días de la semana, controla tu peso y mejora tu sensibilidad a la insulina.

Lo que tal vez no sepas es que estar sentado durante períodos prolongados —delante de la computadora, en el sofá, al volante— conlleva sus propios riesgos, y el ejercicio no te protege de esos riesgos.

En un extenso análisis de estudios publicado en Annals of Internal Medicine, aquellas personas que dijeron que pasaban más tiempo sentadas tuvieron más posibilidades de recibir un diagnóstico de diabetes, enfermedades cardiovasculares y cáncer que aquellas que pasaron menos tiempo sentadas. Es por eso que la American Diabetes Association (ADA, Asociación Estadounidense de la Diabetes) recomienda que todos —incluso las personas que no tienen diabetes— se levanten cada 30 minutos y hagan algún tipo de actividad leve.

“Muchos estudios ahora muestran que hacer interrupciones frecuentes del tiempo que pasas sentado para moverte mejora la manera en que tu metabolismo funciona, así como tu sensibilidad a la insulina”, dice Sheri Colberg, profesora emérita de Ciencias del Ejercicio de Old Dominion University en Norfolk, Virginia, y autora de The 7 Step Diabetes Fitness Plan. “La mayoría de las personas con prediabetes o diabetes tipo 2 tienen algún grado de resistencia a la insulina; el movimiento frecuente puede reducir esa resistencia”.

Para perder el hábito del sedentarismo, empieza por tomar nota de cuánto tiempo pasas sentado. Después, busca maneras de reducir ese tiempo: programa la alarma de tu teléfono para levantarte y moverte durante varios minutos cada media hora; haz estiramientos durante los anuncios cuando mires la televisión; camina por la casa cuando hables por teléfono.

3. Consumir más de dos bebidas alcohólicas diarias

No hay nada de malo en beber una copa, o tal vez dos, de vino. Las investigaciones sugieren que puede incluso ayudar a prevenir la diabetes. Pero si excedes el límite de una o dos bebidas, eso ya cambia las cosas. “Dentro de ciertos límites, el alcohol se asocia con varios beneficios para la salud, que incluyen una reducción de la inflamación, menos coágulos y una disminución en la resistencia a la insulina, lo cual está relacionado con la diabetes tipo 2”, explica Maryniuk, quien señala que estas ventajas se observan principalmente en mujeres y en poblaciones no asiáticas.

Para obtener únicamente los beneficios de tu consumo diario de alcohol, sigue las recomendaciones de la ADA y otras organizaciones de la salud y limita tu consumo a un trago diario (para mujeres) y un máximo de dos por día (para hombres). Aunque el vínculo entre el consumo de una cantidad moderada de alcohol y la reducción del riesgo de diabetes no es definitivo, “sí sabemos que consumir demasiadas calorías puede causar aumento de peso y un exceso de peso es un factor de riesgo de la diabetes tipo 2”, dice Maryniuk. “Es fácil que el plan de ‘beber un trago por día para mi salud’ se convierta en dos tragos, y además queso y galletas saladas o chips con salsa. Antes de que te des cuenta, habrás anulado los posibles beneficios para la salud debido al consumo adicional de calorías y probable aumento de peso”.

4. No dormir lo suficiente

No son los episodios ocasionales de insomnio los que pueden perjudicarte. Es la falta de sueño crónica noche tras noche lo que aumenta tu riesgo de diabetes. ¿Cómo? “La falta constante de sueño puede desequilibrar tus niveles hormonales”, dice Maryniuk. Como resultado, “el cuerpo puede liberar más hormonas del estrés, como el cortisol, que elevan el azúcar en la sangre. Además, se libera menos insulina después de las comidas lo cual lleva a niveles más altos de glucosa en la sangre. Con el tiempo estos dos factores aumentan los niveles de glucosa en la sangre, y aumentan el riesgo de padecer diabetes”.

Eso no es todo: las investigaciones muestran que dormir mal (tanto en términos de cantidad como de calidad) también puede aumentar tu apetito y reducir tu nivel de saciedad, lo cual hace que anheles carbohidratos y dulces en particular. Esto también afecta los niveles de insulina y azúcar en la sangre, lo que puede conducir al aumento de peso.

5. Consumo de tabaco

Una razón más para añadir a la larga lista de incentivos para dejar de fumar: los fumadores tienen entre un 30 y un 40% más de probabilidades de desarrollar diabetes que los no fumadores, y los que fuman mucho corren un riesgo aún mayor, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Los expertos no pueden demostrar una relación directa de causa y efecto ya que otros factores de riesgo —como el estrés, la dieta, los niveles de actividad física y la distribución de grasa corporal— son difíciles de aislar. Pero un análisis de estudios publicado en una edición de Diabetology & Metabolic Syndrome del 2019 sugiere que fumar cigarrillos es el único factor responsable de por lo menos 25 millones de casos de diabetes en todo el mundo.

¿Te cuesta dejar el hábito? Habla con tu médico sobre qué método es el mejor para ti. Un informe del 2020 del cirujano general de Estados Unidos sugiere que una combinación de apoyo conductual, medicamentos para dejar de fumar (como Chantix y Zyban) y terapia de reemplazo de nicotina (como parches, pastillas, aerosol nasal y goma de mascar) puede duplicar tus probabilidades de dejar de fumar.

6. Comer alimentos procesados

Los alimentos altamente procesados —como muchos cereales, fiambres y comidas para cocinar en el microondas— se han asociado durante mucho tiempo con un mayor riesgo de padecer enfermedades como cáncer, depresión y enfermedades cardiovasculares. Un estudio actual en JAMA Internal Medicine sugiere que la diabetes debería añadirse a esa lista. Cada incremento del 10% en la cantidad de alimentos ultraprocesados en las dietas de los participantes se asoció con un riesgo un 15% mayor de desarrollar diabetes. Al menos parte de ello se debe al aumento de peso. Los investigadores hallaron que aquellas personas que consumieron más alimentos procesados tendieron a consumir un mayor número de calorías en general, a seguir dietas de peor calidad y a tener una mayor propensión a ser obesos e inactivos.

“Por lo general, los ahttps://www.aarp.org/espanol/salud/vida-saludable/info-2021/habitos-aumentan-riesgo-de-diabetes.htmllimentos más altamente procesados no proporcionan la misma saciedad que los alimentos integrales”, explica Kara Mitchell, dietista registrada y educadora certificada sobre la diabetes del Duke Health and Fitness Center en Durham, Carolina del Norte. “Los alimentos más procesados tienden a asociarse con un consumo más alto de calorías. Consumir demasiadas calorías conduce al aumento de peso; el aumento de peso conduce a un mayor riesgo de resistencia a la insulina».

Una manera fácil de identificar un alimento ultraprocesado: verifica la lista de ingredientes. Si la lista incluye muchos ingredientes imposibles de pronunciar, eso es un claro indicio.

Autor: Kimberly Goad

Fuente: AARP

Nota: La información contenida en esta nota es de carácter informativo y no es, ni pretende ser, fuente de asesoría médica profesional en ningún tema.

Nexum International no acepta responsabilidad por algún perjuicio en relación con acciones tomadas o no tomadas, basadas en cualquier contenido de esta página. La compañía no acepta ninguna responsabilidad por cualquier pérdida, daño o perjuicio que resulte de tomar información de esta página. La compañía no es responsable de ningún contenido de terceros que esté en la página o que se pueda acceder a través de ella

Cápsulas de Nutrición: La Dieta BRAT

Un malestar estomacal o diarrea pueden hacer que se sienta pésimo Si no se trata, puede provocar agotamiento y deshidratación, por lo que es importante asegurarse de que su cuerpo se mantenga nutrido. Pero puede ser difícil determinar qué comer después de vomitar o tener diarrea. Una dieta especial conocida como dieta BRAT (plátanos, arroz, puré de manzana y tostadas) es una forma eficaz de tratar ambos.

El camino hacia una mejor salud

La dieta BRAT es una dieta blanda recomendada para adultos y niños. Los beneficios de utilizar la dieta BRAT para tratar el malestar estomacal y la diarrea incluyen:

  • Los alimentos que se utilizan en la dieta hacen que las heces sean más firmes. Eso es porque los alimentos se consideran alimentos «espesantes». Son alimentos bajos en fibra, blandos y con almidón.
  • Los alimentos ayudan a reemplazar los nutrientes que su cuerpo necesita y que ha perdido debido a los vómitos y la diarrea. Las bananas, por ejemplo, son ricas en potasio.

Los alimentos blandos no irritan su estómago. Después de tener diarrea o vómitos, siga la dieta BRAT para ayudar a su cuerpo a volver a la alimentación normal. Esta dieta también puede ayudar a aliviar las náuseas y los vómitos que experimentan algunas mujeres durante el embarazo.

Puede agregar otros alimentos blandos a la dieta BRAT. Por ejemplo, puede probar galletas saladas, patatas simples o caldos de sopa claros. No empiece a ingerir productos lácteos, alimentos azucarados o grasos de inmediato. Estos alimentos pueden provocar náuseas o más diarrea

Aspectos a tener en cuenta

  • Al principio, limítese a sorbos de líquidos claros. Si ha estado vomitando o tiene diarrea, intente beber una bebida con electrolitos (una mezcla de nutrientes importantes) para mantener su cuerpo hidratado.
  • Los alimentos sólidos, como los de la dieta BRAT, no se recomiendan para adultos y niños que están vomitando activamente. Una vez que deje de vomitar, pruebe los alimentos lentamente para ver si puede comer sin vomitar.
  • Siga las instrucciones de su médico sobre los tipos de alimentos que debe consumir cuando tenga malestar estomacal o diarrea.
  • A medida que se sienta mejor, vuelva a una dieta normal y saludable. La dieta BRAT no proporciona todos los nutrientes de una dieta saludable. Debería poder comenzar a comer una dieta más regular, que incluya frutas y verduras, dentro de las 24 a 48 horas posteriores a los vómitos o la diarrea.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Qué pasa si los alimentos de la dieta BRAT me provocan náuseas?
  • ¿Puedo estreñirme si sigo la dieta BRAT durante demasiado tiempo?
  • ¿Es mejor el arroz que las patatas?

Autor:  Peter Rippey, MD, CAQSM

Leer más en: Family Doctor

Nota: La información contenida en esta nota es de carácter informativo y no es, ni pretende ser, fuente de asesoría médica profesional en ningún tema.

Nexum International no acepta responsabilidad por algún perjuicio en relación con acciones tomadas o no tomadas, basadas en cualquier contenido de esta página. La compañía no acepta ninguna responsabilidad por cualquier pérdida, daño o perjuicio que resulte de tomar información de esta página. La compañía no es responsable de ningún contenido de terceros que esté en la página o que se pueda acceder a través de ella