Entradas

Cápsulas de Finanzas Personales: Los secretos de la mente millonaria

“Los secretos de la mente millonaria” de T. Harv Eker es uno de los libros de educación financiera mas famosos que existen. Es un libro lleno de consejos que, sin duda, puede incrementar tu inteligencia financiera y hacerte reflexionar sobre si tienes la mentalidad adecuada para crear prosperidad económica.

El autor explica en el libro que todos tenemos un patrón del dinero arraigado en nuestro subconsciente que determina nuestro nivel de vida financiero. Si no estas contento con tus resultados económicos debes cambiar tu patrón del dinero.

Para mejorar tu patrón del dinero, T. Harv Eker explica los 17 archivos de riqueza, que según el autor son las 17 formas de pensar y actuar que tiene la gente rica distintas de la gente pobre y de clase media. Hoy queremos centrararnos en uno de esos archivos, concretamente en el número 14, que es el dedicado a la gestión del dinero:

Archivo de riqueza nº 14: “La gente rica administra bien su dinero. La gente pobre administra mal su dinero”.

Las dos formas erróneas de pensar con respecto a la administración del dinero

Según T. Harv Eker, los pobre administran mal su dinero o directamente no lo administran. El autor nos dice que la mayoría de personas no gestionan sus ingresos debido a que tienen dos pensamientos erróneos acerca de la administración del dinero:

  1. “Administrar el dinero restringe mi libertad”: Según el autor eso es falso. De hecho, para T. Harv Eker administrar el dinero incrementa tu libertad, ya que es el primer paso que debes dar si quieres alcanzar la libertad financiera.
  2. “No tengo suficiente dinero que administrar”: T. Harv Eker nos explica como muchas personas dicen: “cuando me sobre el dinero empezaré a administrarlo“. Sin embargo, esta forma de pensar es un error. La realidad es justamente lo contrario, “cuando empiece a administrarlo me sobrará el dinero“. Por muy poco dinero que tengas es importante que comiences a administrarlo eficientemente, y ya verás como poco a poco dispondrás de más dinero y tu economía ira mejorando.

El método de T. Harv Eker para administrar el dinero

Para ser prospero económicamente debes saber administrar bien tu dinero. Pero, ¿cómo administrar el dinero de manera eficiente?. T. Harv Eker propone en el libro un sencillo y eficaz sistema. Es un método de administración del dinero que consiste en repartir tus ingresos en 6 grandes categorías. A cada categoría le corresponderá un porcentaje determinado de tus ingresos.

1. 50% para necesidades básicas

Aunque no se explica específicamente en el libro, todos sabemos cuales son. Esta categoría incluye todo aquello que necesitas para vivir. La mitad de tus ingresos deben ir a parar a cubrir necesidades tales como alimentación, salud, hipoteca de la casa, calefacción, luz, agua, gasolina, ropa,…

2. 10% de ahorros para gastar

Este es el porcentaje de tu sueldo que deberás apartar siempre con el fin de ahorrar. Este ahorro es para crear un fondo de emergencia, comprarte un coche, reformar la cocina,…

Los objetivos de esta cuenta son dos:

  1. No tener que coger dinero de las otras categorías cuando te ocurra un imprevisto.
  2. No tener que pedir prestado cuando necesites comprar algo que requiera una gran suma de dinero. Este ahorro regular te evitará tener que solicitar esos prestamos y créditos al consumo que tanto daño hacen a nuestra economía familiar.

3. 10% para tu libertad financiera

El objetivo de esta cuenta es llegar a ser económicamente libre. Destina esta parte de tus ingresos a inversiones que te generen ingresos pasivos. Este fondo no se debe gastar nunca. La libertad financiera la alcanzas cuando seas capaz de vivir de las rentas del fondo pero nunca del fondo en si.

Por ejemplo, puedes utilizar este dinero para:

  • Invertir en bolsa para obtener dividendos.
  • Adquirir bienes inmuebles (viviendas, plazas de garaje, oficinas,…) para su posterior alquiler.
  • Invertir en empresas de reciente creación o startups.

4. 10% para jugar y divertirse

Según el libro debes gastarte el 10% de tus ingresos en cuidarte y mimarte. Destina ese dinero a hacer esas cosas especiales que te encantan pero que por norma general no haces: puede ser salir a un restaurante caro, comprarte esa camisa que te maravilla, pasar un fin de semana en esa casita rural con encanto que te fascina,…

El cometido de esta categoría es que sigas manteniendo el sistema. La mayoría de personas no tardarían mucho en abandonar el método si éste, a su vez, no les proporciona alguna recompensa.

5. 10% para tu formación

Es importante que dediques una parte de tu dinero a tu formación. Destina esta parte de tus ingresos a incrementar tus conocimientos en aquellas áreas que te apasionen y que sean de tu interés.

Además, aprende sobre las áreas más importantes de la vida ( el área financiera, social, profesional, espiritual, de la salud,…). Asiste a cursos, lee libros, apúntate a seminarios,.. Dedicar parte de tu dinero a tu crecimiento personal y a mejorar tu educación financiera te reportará grandes beneficios personales y económicos.

6. 10% para donativos

T. Harv Eker es partidario de donar el 10% de tus ingresos. Esta acción te permite tener una mentalidad abundante ya que das a entender al Universo que tienes suficiente y estás agradecido por ello. Al sentirte abundante atraerás más abundancia a tu vida.

Por lo tanto, el dinero de esta cuenta utilízalo para ayudar a los necesitados, hacer regalos, donar a una ONG, contribuir en una obra caritativa,…

Fuente: La Riqueza es Tiempo

 

Cápsulas de Finanzas Personales: Aprenda a gestionar sus finanzas con la pirámide financiera personal

Se trata de una teoría para planificar adecuadamente sus finanzas partiendo de lo más básico y esencial hasta los objetivos financieras más complejas.

El psicólogo estadounidense Abraham Maslow, en su artículo “Una teoría de la motivación humana”, ordenó de manera piramidal una serie de necesidades que compartimos los seres humanos, empezando por las más básicas.

Esta organización nos permite priorizar nuestros objetivos de manera más eficiente, para enfocarnos en lo importante y lograr metas a largo plazo.

Así como en la vida personal existe una pirámide de las necesidades, en las finanzas tenemos lo que se conoce como la pirámide financiera personal. Estos son sus componentes.

Pirámide financiera personal.

Necesidades y sostenibilidad

La base es la más importante en cualquier tipo de construcción y en la gestión de las finanzas personales no es la excepción.

En el primer nivel de la pirámide debemos suplir todas nuestras necesidades básicas y gastos imprescindibles, como la comida, los servicios, el arriendo y la educación.

Además, en este debemos pagar todas las obligaciones financieras, asegurándonos de que los ingresos sean mayores que los gastos y deudas. Se recomienda que el nivel de endeudamiento no supere el 40% del total de los ingresos mensuales.

Hacer un presupuesto de ingresos, gastos y deudas puede ayudar. De esta forma será consciente de sus finanzas y de lo que puede o no comprar.

Ahorro

El ahorro es el segundo paso en la planificación financiera. Este es fundamental, pues sin ahorro no podrá invertir ni crear patrimonio a largo plazo.

A pesar de que el ahorro puede ser utilizado para diferentes objetivos, en la pirámide financiera personal lo veremos como un mecanismo para invertir y para utilizar en la jubilación.

Sin embargo, existen otros tipos de ahorro que deben estar en sus finanzas personales, como los fondos de emergencia o los fondos para lograr una meta específica, como estudiar o viajar.

Es así que, una vez establecido su presupuesto, fije el porcentaje de sus ingresos que va a ahorrar mensualmente.

Este monto será la base para formar un patrimonio que le ayude a generar mayores ingresos a largo plazo y le asegure el dinero para su vejez.

Puede ahorrar a través de diferentes productos financieros, como las cuentas de ahorros, los plazo fijo y planes de ahorros, todo depende de sus necesidades.

Inversión

La inversión es la actividad por medio de la cual destinamos nuestros ahorros, o el dinero que pedimos en un crédito, a otra actividad que nos generará ciertas ganancias con el paso del tiempo.

Se invierte por varias razones. La primera es para no perder capacidad adquisitiva. Cuando tenemos el dinero debajo del colchón y la inflación en el país aumenta, ya no podremos comprar la misma cantidad de productos con la misma cantidad de dinero que teníamos hace un año, es decir, seremos más pobres si no invertimos.

Pero también se invierte para ganar rentabilidades mayores y tener ingresos adicionales.

Hay diferentes tipos de inversión. Se puede optar por bonos, acciones, derivados financieros, etc., o por inversiones en el sector real, desarrollando un emprendimiento, por ejemplo.

La forma de inversión que elija dependerá de su capital y de su perfil de riesgo. Recuerde que primero debe informarse para tomar una decisión acertada.

Fuente: Finanzas Personales

Nota: La información contenida en esta nota es de carácter informativo y no es, ni pretende ser, fuente de asesoría de cómo manejar sus finanzas.

Nexum International no acepta responsabilidad por algún perjuicio en relación con acciones tomadas o no tomadas, basadas en cualquier contenido de esta página. La compañía no acepta ninguna responsabilidad por cualquier pérdida, daño o perjuicio que resulte de tomar información de esta página. La compañía no es responsable de ningún contenido de terceros que esté en la página o que se pueda acceder a través de ella.

Cápsulas de Finanzas Personales: Métodos de ahorro que puedes poner en práctica hoy mismo

Invertir está muy bien, pero si no logras ahorrar dinero todos los meses, será imposible que puedas hacerlo.

Equilibrar los ingresos y los gastos es una tarea que lleva de cabeza a miles de familias en todo los países. Sin embargo, la realidad es que es posible conseguirlo si cuentas con las herramientas adecuadas.

En este artículo te vamos a proponer seis métodos de ahorro que, si eres constante y estás dispuesto a hacer sacrificios, te ayudarán a multiplicar tu tasa mensual de ahorro.

Métodos de ahorro para ahorrar fácilmente

#1 Método Kakebo

El Kakebo es un método de ahorro que tiene su origen en japón. Se trata de un libro de cuentas para el ahorro doméstico en el que debes apuntar cada ingreso y gasto que tengas. Lo edita Blackie Books y puedes comprarlo en la mayoría de librerías.

Los resultados de Kakebo son bastante rápidos y eso es muy motivante. Se estructura, por una parte, en semanas y meses, y por otra, en categorías de gasto. La autora de este método, Motoho Hani, propone crear clasificar los gastos en cuatro grupos:

  • Supervivencia.
  • Ocio y vicio.
  • Cultura.
  • Otros (todos los que no encajen en las categorías anteriores).

El problema de este método es que necesitas comprar y usar el libro (que es de papel, ya que no tiene sentido en formato e-book) y que debes ser muy metódico anotando cada gasto.

#2 Método del sobre

El método del sobre es muy efectivo si quieres reducir gastos que son un poco difíciles de controlar. Por ejemplo, el gasto en comer en restaurantes, el de ropa o el de ocio en general. Es muy fácil de aplicar y los resultados son casi inmediatos.

Imagina que quieres ahorrar más reduciendo tus gastos de comer fuera de casa. Para poner en práctica este método tendrías que seguir los siguientes pasos:

  • Decides cuánto quieres gastar al mes en comer fuera (ejemplo: 120 dólares).
  • Coges ese dinero y lo metes dentro de un sobre.
  • Cada vez que comas fuera, pagas con el dinero del sobre.
  • Cuando el dinero del sobre se acaba, se acaban también las comidas fuera de casa.

Y nada más. El mero hecho de controlar el dinero que hay en el sobre y de no gastar por encima de la cantidad que decidas te ayudará a aumentar tu tasa de ahorro.

#3 Método Harv Eker

El método Harv Eker tiene su origen en el libro “Los secretos de la gente millonaria”. Su autor, Harv Eker, propone repartir el dinero que ganemos en distintos porcentajes y en seis cuentas diferentes e independientes, cada una de ellas con un objetivo:

  • Necesidades básicas → 55%
  • Ocio → 10%
  • Formación → 10%
  • Ahorro → 10%
  • Inversión a largo plazo → 10%
  • Donativos → 5%

Según este método, si nuestros ingresos fuesen de 1.000 dólares, tendríamos que repartirlos de la siguiente forma: 550 euros para cubrir nuestras necesidades básicas (alimentación, ropa, hipoteca…), 100 dólares para ocio, 100 dólares destinados a nuestra formación, 100 dólares para ahorro, 100 dólares invertidos a largo plazo (por ejemplo, en pales de ahorro) y 50 dólares para donativos.

#4 Regla 50-30-20

Si el método anterior te parece un poco complicado de llevar a la práctica, te recomendamos uses la regla 50-30-20, también conocida como The Balanced Money Formula. Este método tiene su origen en el libro “All your worth: the ultimate lifetime money plan”, de Elisabeth Warren.

Su autora aboga por la sencillez y propone repartir los ingresos de la siguiente forma:

  • Necesidades básicas → 50%
  • Ocio → 30%
  • Ahorro → 20%

La comida, la cuota de la hipoteca, la electricidad y el transporte serían ejemplos de gastos considerados necesidades básicas, y no deben superar el 50% del total de gastos. Comer fuera de casa, las vacaciones y las suscripciones al gimnasio o a Netflix serían ocio y como máximo pueden ser del 30%. El 20% restante debe ir destinado al ahorro.

#5 Método del 1%

Si ahora mismo no ahorras nada y nosotros te recomendamos que ahorres un 20%, quizás te lleves las manos a la cabeza. Pasar de ahorrar 0 dólares al mes a ahorrar un 20% del salario no es fácil. Afortunadamente, existen estrategias que te pueden ayudar a conseguirlo, por ejemplo, el método del 1%.

Este método te permitirá aumentar tu tasa mensual de ahorro de forma progresiva y sin que te des cuenta. Para ponerlo en práctica sólo tienes que empezar a ahorrar un 1% de tu salario. Si ganas 1.000 euros mensuales, el primer mes deberás ahorrar 10 dólares. Fácil, ¿verdad?

El siguiente mes aumentarás tu tasa de ahorro al 2%, por lo que deberás ahorrar 20 euros. El tercer mes debes ahorrar el 3%, es decir, 30 dólares. Y así progresivamente. Si te mantienes firme con tus gastos, después de un par de años estarás ahorrando casi una cuarta parte de tus ingresos (el 24%).

#6 Reto de las 52 semanas

Si te ha gustado el método del 1%, seguro que el reto de las 52 semanas te va a encantar. Como el anterior, este método también se basa en aumentar de forma progresiva nuestra capacidad de ahorro. Es tan sencillo como hacer esto:

  • La semana 1 debes ahorrar 1 dólar.
  • La semana 2 debes ahorrar 2 dólares
  • La semana 3 debes ahorrar 3 dólares
    ….

La dinámica es bastante sencilla: la semana 20 ahorrarás 20 dólares y la semana 45 ahorrarás 45 dólares. Como el año tiene 52 semanas, la última semana ahorrarás 52 dólares. El resultado de aplicar este método es que conseguirás ahorrar 1.378 dólares en un año. No está nada mal, ¿verdad?

Debes tener en cuenta que las primeras semanas te resultará muy fácil conseguir el objetivo, pero que en las últimas semanas del año deberás apretarte el cinturón si quieres alcanzar las metas de ahorro propuestas.

Para evitar ese problema, una variante de este método consiste en alternar las semanas. Una semana ahorras 1 dólares, otra semana ahorras 15, otra 27… Para no equivocarte debes tener un calendario de 52 semanas y tachar la semana que hayas ahorrado. También puedes usar un excel.

Y recuerda que, si necesitas una asesoría para elegir un plan de ahorro de acuerdo a tus necesidades, puedes contactarnos a través de nuestro sitio web Nexum y para nosotros será un gusto poder ayudarte a encontrar el mejor plan para ti

Fuente: Finanbest

Nota: La información contenida en esta nota es de carácter informativo y no es, ni pretende ser, fuente de asesoría profesional en ningún tema.

Nexum International no acepta responsabilidad por algún perjuicio en relación con acciones tomadas o no tomadas, basadas en cualquier contenido de esta página. La compañía no acepta ninguna responsabilidad por cualquier pérdida, daño o perjuicio que resulte de tomar información de esta página. La compañía no es responsable de ningún contenido de terceros que esté en la página o que se pueda acceder a través de ella.

 

Cápsulas de Finanzas Personales: 5 Pasos para mejorar el bienestar financiero

Si el estrés financiero conduce a noches de insomnio, problemas de relación, ansiedad crónica y problemas de salud, es hora de cambiar. Comience a romper el ciclo de estrés financiero mediante la construcción de bienestar financiero.

1. Cree una imagen financiera clara

La conciencia es el primer paso para un cambio financiero positivo. Antes de crear un presupuesto u objetivos, tómese el tiempo para revisar los ingresos, gastos y bienes actuales. Además de las facturas y pagos regulares, revise cuidadosamente los principales gastos anuales (por ejemplo, impuestos a la propiedad, tarifas de registro, ocasiones especiales, viajes, pagos de membresías y los gastos inesperados inevitables). Esta visión es crucial para tomar decisiones financieras informadas en el futuro.

2. Anote los objetivos financieros

Muchas personas tienen objetivos similares: independencia financiera, un sentido de seguridad financiera, la capacidad de mantener a una familia y oportunidades para disfrutar de la vida sin sufrir una carga crónica de estrés financiero. La comprensión de las intenciones y valores básicos que impulsan su visión financiera ayudará a adaptar las decisiones y acciones a resultados positivos.

3. Sea realista sobre los obstáculos financieros

Con una imagen financiera clara y una visión para el futuro, es más fácil hacer realidad lo que debe cambiar para alcanzar esos objetivos. Eche un vistazo a los obstáculos inmediatos (por ejemplo, liquidar préstamos estudiantiles, aumentar los ingresos, crear un fondo de emergencia), así como también a los obstáculos o comportamientos emocionales (por ejemplo, negación, evasión, temor, gastos excesivos, terapia de compras) que pueden ser un obstáculo para alcanzar metas financieras.

4. Mantenga las metas de ahorro

Con los gastos efectuados cada mes, es fácil pensar que simplemente no hay margen de maniobra para ahorrar. Pero ese tipo de pensamiento podría poner contra la pared a cualquiera cuando surgen emergencias. Comience por adquirir el hábito de ahorrar el 10% de cada cheque de pago. Para que sea aún más fácil, configure las transferencias automáticas a una cuenta de ahorros, y, en poco tiempo, tendrá un fondo de ahorro para lo que más importa.

5. Haga de la salud financiera una prioridad personal

Aunque a menudo es desalentador, esforzarse por crear conciencia y hábitos financieros saludables contribuirá, en gran medida, a reducir el estrés y mejorar todas las áreas de la vida. Antes de que el estrés financiero se salga de control, sea valiente y busque ayuda.

Si quieres comenzar planificar tu futuro en Nexum International podemos ayudarte. Contacta hoy a uno de nuestros asesores y solicita más información sobre nuestros planes de ahorro y vida.

Nota: El contenido de este artículo se proporciona únicamente con fines informativos y educativos y puede no aplicar en todas las situaciones. Su contenido no debe considerarse como un consejo de ningún tipo ni como una sugerencia para efectuar (o inhibir) cualquier acción en particular. La información y las descripciones generales que se incluyen están diseñadas para ayudarlo a comprender algunos de los factores que por lo general debe considerar al evaluar la relevancia de cualquier estrategia financiera. No incluye ni tiene en cuenta todos los factores que pueden ser relevantes para sus necesidades financieras individuales. Al proporcionar esta información, suponemos que usted puede evaluar esta información y ejercer su juicio independiente.