Hablemos Seguro: Diferencia entre seguro de viaje y asistencia al viajero

A la hora de planificar un viaje, mucha gente se pregunta si vale o no la pena gastar en un seguro de viaje.  Evalúan si el dinero que van a gastar en ese seguro lo podrían destinar a algo mucho más placentero y argumentos por el estilo. Y sin dudas, a todos nos gustaría usar ese dinero para pagar entradas a museos, comer en lindos restaurantes a orillas del mar o comprar más regalos y recuerdos. ¿Quién lo duda? Pero cuando lo pensamos fríamente y nos ponemos al tanto de lo que nos puede salir una internación por una enfermedad, un accidente pequeño o lamentablemente algo más importante, nadie ya duda que con un servicio de asistencia al viajero se viaja mucho más tranquilo y se disfruta 100% de lo que vale la pena. En estos momentos es cuando la frase «es mejor tenerlo y no usarlo, que necesitarlo y no tenerlo».

¿Qué es un seguro de viaje?

Es un servicio de seguros en el cual nosotros afrontamos los gastos que se pudieran ocacionar, por ejemplo, por los incidentes de salud, por problemas legales o por pérdida de equipaje y, luego, la aseguradora nos reintegra ese dinero al regresar a nuestro país. Bajo esta modalidad, además de afrontan todos los gastos y luego solicitar el reintegro al regresar, somos nosotros mismos quienes debemos buscar un centro médico o un profesional para que nos atienda. Así funciona para cualquier percance.

¿Qué es una asistencia al viajero?

En este servicio, en cambio del anterior, se brinda una central de atención telefónica internacional durante las 24hs. y desde cualquier lugar del mundo, para gestionar ellos mismos todo lo referente a nuetra atención. Por otro lado y para casi todos los ítems (puede en algunos casos funcionar contra reembolso), la misma aseguradora afronta los gastos hasta los máximos establecidos en el contrato. Claramente es una opción infinitamente más cómoda.

Diferencia entre ambos servicios

La principal diferencia entre un seguro de viaje y una asistencia en viajes es que los primeros se dedican a reembolsar el dinero que gastamos por recibir una prestación en el exterior una vez que volvemos a nuestro país. La asistencia al viajero brinda prestaciones directas en el momento del hecho.

  • La asistencia al viajero ofrece servicio y asesoramiento directo en el momento en el que la persona lo precisa cualquiera sea la hora y el lugar
  • El seguro de viaje consiste en reembolsar el dinero gastado por el asegurado luego del evento que haya tenido que costear, algo que también implica que es el mismo viajero el que debe buscar al profesional médico que precise

Esto no significa que el seguro de viajes está planteado como un servicio deficiente, sino que sus objetivos son diferentes: su meta es proteger o garantizar desde el punto de vista económico las pertenencias de los turistas.

Así es como las aseguradoras de viaje no precisan de una red de prestadores que actúe en tiempo real. Su mecánica de trabajo consiste en recibir y reembolsar los gastos generados ante un inconveniente.

Nota 1: las coberturas en ambos casos sulen ser las mismas.

Nota 2: Es muy común que el público en general llame de igual manera a un seguro de viajero o a una asistencia al viajero sin hacer ninguna diferencia, por eso, en este artículo lo llamaremos de manera indistinta. Pero como ya explicamos, la diferencia está en el servicio.

 

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *