Cápsulas de Salud: ¿Qué es un trastorno neurológico funcional?

Los «trastornos neurológicos funcionales» son un término más reciente y amplio que abarca lo que algunas personas denominan «neurosis histérica» y presentan síntomas del sistema nervioso (neurológico) que no pueden explicarse debido a una enfermedad neurológica u otra enfermedad. Sin embargo, los síntomas son reales y provocan una angustia significativa o problemas para desenvolverse en la vida.

Los signos y síntomas varían según el tipo de trastorno neurológico funcional y pueden tener patrones específicos. Normalmente, estos trastornos afectan los movimientos o los sentidos, como la capacidad para caminar, tragar, ver u oír. La gravedad de los síntomas puede variar y estos pueden ser de corta o larga duración. No obstante, no se pueden producir intencionalmente ni controlarse.

Se desconoce la causa de los trastornos neurológicos funcionales. Pueden desencadenarse por un trastorno neurológico o por una reacción al estrés o a un traumatismo físico o psicológico, pero no siempre es así. Los trastornos neurológicos funcionales están relacionados con el modo en el que funciona el cerebro y no con un daño a la estructura cerebral (como un accidente cerebrovascular, la esclerosis múltiple, una infección o una lesión).

El diagnóstico y tratamiento tempranos, especialmente la educación sobre la afección, pueden ayudar en la recuperación.

Síntomas

Los síntomas de los trastornos neurológicos funcionales pueden variar según el tipo de trastorno, y son lo suficientemente considerables como para provocar deterioro y requerir una evaluación médica. Los síntomas pueden afectar el movimiento y el funcionamiento del cuerpo, así como los sentidos.

Los signos y síntomas que afectan el funcionamiento y el movimiento del cuerpo pueden comprender:

  • Debilidad o parálisis
  • Movimiento anormal, como temblores o dificultad para caminar
  • Pérdida de equilibrio
  • Dificultad para tragar o sensación de tener «un bulto en la garganta»
  • Convulsiones o episodios de temblores y una aparente pérdida del conocimiento (convulsiones no epilépticas)
  • Episodios de falta de reacción

Los signos y los síntomas que afectan los sentidos pueden ser:

  • Entumecimiento o pérdida de sensibilidad al tacto
  • Problemas del habla, como incapacidad para hablar o balbucear
  • Problemas de visión, como visión doble o ceguera
  • Problemas de audición o sordera

Cuándo consultar al médico

Busca atención médica en caso de presentar los signos y síntomas enumerados anteriormente. Si la causa de fondo es un trastorno neurológico u otra afección, puede ser importante recibir un diagnóstico y un tratamiento rápidamente. Si el diagnóstico es un trastorno neurológico funcional, el tratamiento puede mejorar los síntomas y ayudar a prevenir problemas en el futuro.

Causas

Se desconoce la causa exacta de los trastornos neurológicos funcionales. Las teorías sobre lo que sucede en el cerebro para que se produzcan los síntomas son complejas y abarcan varios mecanismos que pueden ser distintos en función del tipo de trastorno neurológico funcional.

Básicamente, las partes del cerebro que controlan el funcionamiento de los músculos y los sentidos pueden ser un factor, aunque no exista ninguna enfermedad o anomalía.

Los síntomas de los trastornos neurológicos funcionales pueden manifestarse de manera repentina luego de un episodio estresante, o con traumatismos físicos o traumas emocionales. Otros desencadenantes pueden ser cambios o alteraciones en el modo en que funciona el cerebro a nivel estructural, celular o metabólico. Sin embargo, no siempre puede identificarse el desencadenante de los síntomas.

Factores de riesgo

Los factores que pueden aumentar el riesgo de presentar trastornos neurológicos funcionales comprenden:

  • Tener una enfermedad o un trastorno neurológico, como epilepsia, migrañas o un trastorno del movimiento
  • Un traumatismo físico, un trauma emocional o estrés significativo reciente
  • Tener una afección de salud mental, como trastorno del estado de ánimo o de ansiedad, trastorno disociativo o determinados trastornos de personalidad
  • Tener un familiar con un trastorno neurológico funcional
  • Posiblemente, tener antecedentes de abandono o abuso sexual o físico en la infancia

Las mujeres pueden tener más probabilidades que los hombres de padecer trastornos neurológicos funcionales.

Complicaciones

Algunos síntomas de los trastornos neurológicos funcionales, en especial, si no se tratan, pueden generar una discapacidad importante y dar lugar a una mala calidad de vida, algo similar a lo que provocan las afecciones o enfermedades.

Fuente: Mayo Clinic

Nota: La información contenida en esta nota es de carácter informativo y no es, ni pretende ser, fuente de asesoría médica profesional en ningún tema.

Nexum International no acepta responsabilidad por algún perjuicio en relación con acciones tomadas o no tomadas, basadas en cualquier contenido de esta página. La compañía no acepta ninguna responsabilidad por cualquier pérdida, daño o perjuicio que resulte de tomar información de esta página. La compañía no es responsable de ningún contenido de terceros que esté en la página o que se pueda acceder a través de ella

 

 

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *