Cápsulas de Salud: Diez medidas para prevenir la alergia dentro de casa

Compartimos en este artículo, diez medidas para prevenir la alergia dentro de casa sirven para el polen, la caspa de los animales o los ácaros –que son esos bichos que se alimentan de las sustancias que hay en el polvo de las casas- y que fastidian al 30 % de los alérgicos.

  • VENTILAR: Ventilar, siempre hay que ventilar… especialmente en caso de adolescentes y otros tigres en casa. Al menos durante diez minutos y nunca a primera o a última hora del día, que es cuando hay más concentración de polen en el ambiente.
  •  PUERTAS Y VENTANAS: Es importante que las puertas y ventanas sean aislantes y cierren bien para que no se cuele el polen.
  • CORTINAS: Evitar las cortinas gruesas, de tipo rococó, con entramados complejos. Acumulan mucho polvo, así que mejor elegir telas finas, lavables, que se desmonten fácil. Preferiblemente de material que se llama “screen” que se pone en las enrollables y paneles japoneses o en las cocinas, porque su composición (fibra de vidrio, PVC) puede no ser tan  cuqui pero repele el polvo y se puede limpiar con una bayeta. El papel pintado tampoco se recomienda.
  • ¡ADIÓS PELUCHES! Di adiós al zorromostro decorativo.  El peluche que te consiguió tu exnovio en las fiestas del pueblo, el souvenir de la torre Eiffel, el trofeo del campeonato de mus. En la alergia al polen o a los ácaros el minimalismo deco es un plus.
  • COJINES Y EDREDONES: Al vestir las camas hay que evitar lanas y plumas. Las mantas y los edredones deben ser sintéticos. Se acabó el glamur, pero el tejido sintético frena los síntomas de la alergia al polen y a los ácaros.
  • ROPA: La ropa, tanto de vestir como de cama, se debe lavar al menos semanalmente y a sesenta grados, que es la temperatura a la que mueren los ácaros.
  • TENDER LA ROPA: Es mejor tender dentro de casa. Tampoco es cuqui ni va con la decoración, pero tender fuera favorece la introducción de polen.
  • ÁCAROS: Los ácaros se acumulan especialmente en colchones, almohadas, sofás y cojines. Así que mejor un colchón macizo, de esponja, de látex o viscoelástico, según convenga más por comodidad y precio. Los colchones de muelles son la peor idea porque son huecos por dentro y favorecen la acumulación de los ácaros.
  • ALMOHADA: La almohada conviene que sea también de alguno de estos materiales, por ejemplo, viscoelástica. Hay que evitar las de miraguano (fibra vegetal), que es fatal para la alergia al polen o a los ácaros.
  • En la ASPIRADORA hay que usar filtros de agua o filtros HEPA y aspirar, además del suelo y las alfombras, los colchones y los sofás. Al menos una vez por semana y si es un par de veces, mejor.

Fuente: Boticaria García

Nota: La información contenida en esta nota es de carácter informativo y no es, ni pretende ser, fuente de asesoría médica profesional en ningún tema.

Nexum International no acepta responsabilidad por algún perjuicio en relación con acciones tomadas o no tomadas, basadas en cualquier contenido de esta página. La compañía no acepta ninguna responsabilidad por cualquier pérdida, daño o perjuicio que resulte de tomar información de esta página. La compañía no es responsable de ningún contenido de terceros que esté en la página o que se pueda acceder a través de ella.

 

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *