Cápsulas de Finanzas Personales: ¿Por qué es importante la Educación Financiera de sus hijos?

La infancia es una de las etapas más bonitas de nuestra vida. Al hacernos adultos perdemos la inocencia y adquirimos muchos prejuicios. Cuando eres un niño cada día es nuevo y está lleno de aprendizajes que nos servirán a lo largo de nuestra vida.

Sin embargo, no se presta la misma atención a todos los tipos de aprendizaje. Un niño debe aprender muchas capacidades para enfrentarse a todos los retos a los que se enfrentará en el futuro.

Si piensas en muchas de las asignaturas que hay en la escuela tradicional verás que la situación ha evolucionado poco. Al pensar en mis padres, mi situación y la que veo en las escuelas de hoy en día, veo que el mundo ha evolucionado mucho más rápido que el aprendizaje.

Tanto en la escuela como en el hogar, hay que educar a los más pequeños valores y conocimientos esenciales. Aquellos que, si o si, van a necesitar en el futuro.

Existen 4 cosas fundamentales que a veces no le damos el  valor que se merecen.

  1. La salud y la alimentación
  2. La gestión de emociones
  3. La gestión del tiempo
  4. La educación financiera

Si usted considera que estas variables son absolutamente fundamentales cuando eres adulto.

¿Por qué no enseñar este tipo de formación a sus hijos? Al fin y al cabo de lo que se trata es de formar a los adultos del futuro lo mejor que se pueda.

¿Estaba usted preparado para tomar decisiones económicas? ¿Qué conocimientos de finanzas personales tenía?

Es por ello, que queremos compartir algunas estrategias y conductas para construir fundamentos financieros con sus hijos . Hay muchas claves para tener en cuenta y otras formas de pensar.

Estrategias para empezar a mejorar la Educación Financiera de tus hijos

Sé el mejor espejo en el que reflejarse

Un niño absorbe todo lo que ve a su alrededor. Está en constante aprendizaje y sus padres y el entorno cercano son el mejor (o el peor) ejemplo que imitan cada día.

Muchas de las cosas se aprenden en edades tempranas. Gestos, maneras y pautas de comportamiento que después se asientan en el futuro. Seguro que sabe a lo que nos referimos. Todos heredamos una serie de cosas innatas y otras que adquirimos con el aprendizaje.

Si ahora no tratas sus finanzas personales como se merecen, además de ser un perjuicio para usted mismo, será un mal ejemplo para sus hijos. Un perjuicio y un error doble y grave.

Una persona que no ahorra, que gasta por encima de sus posibilidades o que no hace un consumo responsable, son algunos ejemplos erróneos que aprenden.

Las personas que tienen una relación tóxica con el dinero, lo normal es que este problema lo arrastren a sus hijos.

A continuación compartimos algun aspectos básicos de Educación Financiera y actúa en base a ellos. Serás un gran ejemplo para sus hijos. eporque Ellos imitarán tus pasos adquiriendo habilidades y rutinas que, poco a poco, les harán más inteligentes en el plano financiero.

Trate de que sus hijos tomen parte en las compras familiares

Esta estrategia es perfecta para que adquieran responsabilidad y tomen conciencia del valor de las cosas. Además supone una actividad en familia y puede plantearlo como un juego.

Puede asignarle un presupuesto para que seleccionen  algunos alimentos que les gusten. Con ello conseguirás enseñarles a elegir sus preferencias con un presupuesto asignado, aprender que el dinero es limitado y que no se puede tenerlo todo.

No se trata de hacerlo siempre ni en todas las compras. Se trata de que, poco a poco, vayan conociendo lo que valen los productos que se compran enel hogar.

Asignarle la responsabilidad de adquirir algunos alimentos es doblemente beneficioso, porque así también puede enseñarles hábitos de compra saludables y responsables.

Usa la paga como fomento del ahorro

Una buena medida cuando ya han crecido un poco más y han tomado conciencia de lo que es el dinero y tienen algunos fundamentos: la paga.

Normalmente, la asignación de un  monto de dinero a los pequeños es entendida, o bien como algo perjudicial (es una forma de dar un sueldo fijo a sus hijos) o bien como un límite de lo que pueden gastar.

La idea es que intenten exprimir ese dinero cada vez más, aprendan a gestionarse y que entiendan que no es tan fijo. Pruebe cambiar algunos importes, un mes un poco más, otros menos y prueba a dejar de pagar algunos. Son situaciones a las que se enfrentarán el día de mañana.

Los ingresos cuando somos adultos no son fijos y estas asignaciones de dinero no deberían serlo. Seguro que si un mes comprueba que no le llega para esos pequeños gastos, se preocupan por ahorrar un poco de sobrante para el futuro.

Uno de los primeros buenos hábitos que pueden aprender en su vida: el ahorro. La importancia de haber formado ese pequeño colchón de seguridad cuando se han cortado sus ingresos.

Puede parecer un poco extremo, pero seguro que, siendo adulto, te has enfrentado más de una vez a estas situaciones.

Que aprendan con juegos y nuevas tecnologías

Volvamos a las etapas más tempranas del aprendizaje. Si miras a tu alrededor, los niños de hoy están totalmente adaptados a la revolución digital. Cada vez más temprano tienen acceso a móviles y tablets, principalmente para juegos.

Está muy bien que usen estos dispositivos para jugar y entretenerse. Solo serán niños una vez en la vida. Sin embargo, en esta etapa puedes introducir juegos y contenidos audiovisuales para que también aprendan.

Dependiendo de la edad habrá un contenido u otro más apropiado. Por ejemplo, desde YouTube busca “dibujos educación financiera” y allí encontrará algunos vídeos interesantes para todas las edades. Aprenderán viendo dibujos sin darse cuenta.

También puedes usar apps y juegos de móvil para enseñarles. Todo vale para que aprendan a la vez que se divierten.

Las nuevas tecnologías nos dan unas posibilidades infinitas para que aprendan los valores y conocimientos que queremos transmitir. Lo bueno es que puedes elegir el contenido y dirigir su aprendizaje dependiendo de sus necesidades y edad.

Enséñeles las etapas del dinero

Si piensa en un flujo normal del dinero hay varias etapas y diferentes usos desde que lo ganas.

Una vez que ganas dinero, fundamentalmente, o bien lo gastas, lo ahorras, lo pides prestado o lo inviertes. Estas etapas tienen que ver con tus necesidades. Para hacerlo de forma fácil y visual definí un modo de ver tu relación con el dinero: la pirámide financiera.

Es clave esta enseñanza para los hijos. Hay que trabajar bien estas áreas y enseñarles lo que significan. Y está bien hacerlo porque son muy diferentes unas de otras.

La fase o la etapa de financiación es especialmente peligrosa. Deben entender que pedir dinero prestado o sin motivo puede ser irresponsable.

En el lado positivo se encuentra la inversión. Cuanto antes comprendan la importancia de esta fase mucho mejor. Es la mejor manera de aprender pronto y de perder el miedo a invertir el día de mañana porque han convivido con ello. Todo ello lo veremos con un ejemplo más gráfico en la última estrategia que quiero compartir contigo.

Aunque lo más normal es centrarse en la etapa más temprana y corriente de las finanzas. Aquellas que se manejan a diario, gastar el dinero en cosas corrientes. El objetivo es tratar de formarlos como consumidores responsables evitando los caprichos innecesarios y sabiendo qué comprar.

La fase del ahorro, se trata bien. La típica imagen del cerdito y de la hucha sigue estando muy extendida. Es un gran hábito para ahorrar y hacerles entender que la paciencia y cada moneda es importante.

Regala Educación Financiera cada año

Otro de los grandes hábitos que puede enseñar a sus hijos es la lectura. En los libros están muchas de las enseñanzas y conocimientos que les acompañaran para siempre.

Los libros permiten que puedas buscar lo que necesitan para cada etapa. Hoy en día muchas personas pueden publicar su libro en Amazon, compartiendo sus conocimientos en la red. Al haber más productores de contenido y de libros, la variedad es mucho mayor.

Todo ello es bueno para los lectores. Más para elegir y siempre encontrarás contenido específico para ellos. Y si lo puedes hacer en un par de clics y desde su casa el beneficio es doble.

Contrata productos financieros para ellos

Es probable que usted tenga varios productos financieros de los que usted es titular. Desde una cuenta corriente hasta un depósito, por ejemplo. Hoy en día la situación ha evolucionado y la banca ha adaptado productos para los más pequeños.

Existen cuentas dedicadas para ellos, ya sean corrientes o de ahorro. También planes de inversión y otros productos que, aunque sean gestionados por un adulto, están pensados para ellos. Otras veces son los propios adultos los que abren productos en su nombre pensando en su futuro.

Todo vale siempre y cuando pienses que los niños deben tener su hueco y tener productos financieros para ellos. Especialmente importantes son los productos de inversión y de ahorro, y hacerles comprender que  lo invertido hoy se transforma en mucho más el día de mañana.

Así podrán aprender cómo funcionan los intereses y comprender el valor del dinero y del ahorro. Estas lecciones son de vital importancia para el futuro.

Hagan lo que hagan el día de mañana con su dinero, necesitarán algún producto para hacerlo. Al enseñarles cómo funcionan los productos destinados para ellos, comprenderán mejor el día de mañana como tener que actuar. Y se evitarán muchos de los errores seleccionando algunos productos financieros que cometemos los adultos .

En resumen, la base está en entender la relación con el dinero como algo normal en nuestras vidas, que tiene una importancia vital y que impacta de manera directa en la calidad de vida.

En el conocimiento y en la educación financiera están las mejores armas para mejorar. Cuanto antes se haga mejor, si aprenden matemáticas, lengua y otras asignaturas que necesitarán el día de mañana; la gestión del dinero no puede ser menos.

Fuente:  Reinventa tu dinero

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *