Cápsulas de Finanzas Personales: La regla del 4%

La regla del 4% hace referencia al porcentaje de nuestras inversiones que podemos retirar anualmente durante la jubilación para que no se nos acabe el dinero. Es decir, de acuerdo con esta regla, si retiras un 4% de tu cartera de inversión año a año, sumándole la inflación, no se te acabaría el dinero durante el resto de tu vida.

Por este motivo también se la conoce como Safe Withdrawal Rate (SWR), que se podría traducir como tasa segura de retiro.

Eso es lo que se entiende popularmente por regla del 4%.

Su origen y actualizaciones

El origen de la regla del 4% proviene de los estudios realizados por William Bengen a partir de 1994 y más adelante en 1998 por Philip L. Cooley, Carl M. Hubbard y Daniel T. Walz, tres profesores de finanzas de la Trinity University en Estados Unidos. De hecho, a menudo se hace referencia al estudio con el nombre de Trinity study (estudio Trinity).

El mismo tipo de estudio ha sido actualizado por otros autores, unos usando una metodología similar y otros añadiendo algunas variaciones que veremos más adelante.

Además de los mencionados, otros autores también han trabajado en este tipo de estudios
en los últimos años: Wade D. Pfau, Micheal E. Kitces y el autor del blog Early Retirement Now. Luego veremos las diferentes conclusiones de algunos de sus estudios.

¿Cómo se calcula la regla del 4%?

Hay dos principales metodologías para calcular la tasa segura de retiro:

1. Rentabilidad histórica móvil (la más típica)

Este método consiste en recopilar datos de rentabilidades históricas de Renta Variable (RV) y Renta Fija (RF) para crear diferentes escenarios y ver qué estrategias de retiro han tenido más éxito en el pasado.

Cuanto mayor histórico tengamos, más robusto será el estudio, por eso se suele utilizar la rentabilidad del S&P 500 (RV) y de Bonos de Estados Unidos (RF), puesto que tenemos casi un siglo de datos.

Este tipo de estudios cuentan con cuatro variables principales:

  • Tasa de retiro: Es el porcentaje inicial que se retira de la inversión más la inflación. Por ejemplo: Si la tasa de retiro es 4% y este porcentaje supone $ 10.000 de nuestra cartera, entonces el año 1 se retiran $ 10.000 y los siguientes se retirarán esa cantidad más la inflación acumulada (más adelante te explico en más detalle cómo aplicarlo). Estos estudios utilizan muchas tasas de retiro diferentes para ver su comportamiento a lo largo de los años y así saber cuáles han sido las más seguras.
  • Tipo de cartera: Se prueban diferentes carteras de RV y RF, para ver cómo afectan a la tasa de retiro.
  • Inicio de la jubilación: En los estudios se hacen muchas simulaciones y cada simulación corresponde al momento en que se empieza la jubilación y el retiro del capital. Por ejemplo: la primera simulación sería en enero de 1926, la segunda en febrero de 1926 y así sucesivamente.
  • Duración de la jubilación: Cada una de la simulaciones tendrá una duración determinada para ver cómo influye el tener que vivir de rentas durante 10, 20, 30 o más años. Los estudios iniciales estaban pensados para jubilaciones “tradicionales” por lo que utilizaban como máximo 30 años. Como hay quienes queremos jubilarnos jóvenes, hay estudios que llegan hasta los 60 años de duración.

Cuando pones todas estas variables en una coctelera se generan millones de escenarios distintos y de ahí lo que se mira es:

Qué porcentaje de escenarios han tenido éxito, es decir, no se termina el dinero, para cada tasa de retiro, tipo de cartera y duración de la jubilación.

2. Simulación de Monte Carlo

El otro método para hacer este tipo de estudios se conoce como simulación de Monte Carlo (Monte Carlo simulation), que es un método estadístico y, como verás, tiene mucho que ver con los casinos de esta región de Mónaco.

La principal diferencia respecto al método anterior es que, en lugar de utilizar las rentabilidades que se han producido en el pasado de forma ordenada, lo hace de forma aleatoria.

Con un ejemplo se entiende mucho mejor:

Un posible escenario del método anterior sería simular que una persona se jubila en 1926, de forma que su cartera evolucionaría tal y como ocurrió en el pasado: el primer año tendría la rentabilidad de 1926, el segundo la de 1927, el tercero de 1928, etc.

En cambio, con la simulación de Monte Carlo, en lugar de empezar por un año en concreto se selecciona de forma aleatoria una rentabilidad para cada uno de los años, sin seguir un orden concreto. De ahí lo de “Monte Carlo” y su símil con los juegos de azar.

Para que el estudio tenga validez estadística se necesitan crear decenas de miles de combinaciones aleatorias para cada uno de los escenarios que se quieren probar. Unas combinaciones serán muy optimistas, otras sobre la media y algunas muy pesimistas.

Al final, en los resultados se analiza lo mismo que con el otro método: porcentaje de escenarios que han tenido éxito para cada tasa de retiro, tipo de cartera y duración de la jubilación.

Asunciones y limitaciones de la regla del 4%

Para calcular la tasa segura de retiro, estos estudios asumen una serie de premisas que debes conocer, algunas de ellas disminuyen el riesgo de quedarnos sin capital mientras que otras lo aumentan.

  • Las expectativas de rentabilidades actuales son inferiores a las pasadas, lo que podría provocar que la tasa segura de retiro calculada con datos históricos no sea válida en el futuro.
  • Todos los estudios están basados en el mercado americano, lo que no garantiza que los resultados sean trasladables a la situación en otros paises.
  • Los estudios utilizan rentabilidades de los índices, por lo que deberían restarse las comisiones que tenemos que pagar al invertir en fondos indexadosLL (por muy bajas que sean).
  • Los estudios asumen que los gastos no aumentarán más allá de la inflación, lo que no tiene porque ser cierto.
  • No se tienen en cuenta los impuestos a pagar por los rendimientos de nuestras inversiones.

¿Cómo se lleva a la práctica?

La teoría de aplicar la regla del 4% (o de la tasa de retiro que deseemos) es muy sencilla. Consiste en dos pasos:

1. Acumular suficiente capital: Para saber cuánto dinero necesitamos basta con dividir 1 entre la tasa de retiro y este resultado lo multiplicamos por lo que nos gastamos durante un año (ahora veremos los cálculos con un ejemplo).

Como esta regla no tiene en cuenta los impuestos, deberemos sumarlos a nuestros gastos anuales para que queden netos.

Aquí te muestro tres ejemplos con diferentes tasas de retiro asumiendo que mi gasto anual es de $ 10.000 y, por lo tanto, con unos impuestos de rendimiento de capital del 21% debería retirar $ 12.658 (resultado de: $ 10.000 / (1 – 21%) = $ 12.658*

Tasa de retiro del 4%
1/4% = 25 veces
25 x 12.658 $ = 316.456 $

Tasa de retiro del 3,5%
1/3,5% = 28,6 veces
28,6 x 12.658 $ = 362.025 $

Tasa de retiro del 3%
1/3% = 33 veces
33 x 12.658 $ = 417.722 $

2. Retirada de capital: Para hacer las retiradas, el primer año recuperaríamos la tasa de retiro elegida (ej. 4%) y a partir del segundo año aplicaríamos la inflación, es decir, lo que marque el Índice de Precios de Consumo (IPC).

Por ejemplo, si nuestra tasa de retiro es del 4% y esta supone 10.000 $ (12.658€ con impuestos), asumiendo que la inflación es constante al 2%, la retiradas de los 3 primeros años serían tal que así:

Año 1:
4% = 12.658 $ (aún no se aplica la inflación)

Año 2:
12.658 $ x (1 + 2%) = 12.911$

Año 3:
12.911$ x (1 + 2%) = 13.170 $

En caso de que las retiradas sean mensuales (lo que sería más recomendable), se deberían dividir estas cantidades por 12.

Fuente: La Hormiga Capitalista

Nota: La información contenida en esta nota es de carácter informativo y no es, ni pretende ser, fuente de asesoría finaciera profesional en ningún tema.

Nexum International no acepta responsabilidad por algún perjuicio en relación con acciones tomadas o no tomadas, basadas en cualquier contenido de esta página. La compañía no acepta ninguna responsabilidad por cualquier pérdida, daño o perjuicio que resulte de tomar información de esta página. La compañía no es responsable de ningún contenido de terceros que esté en la página o que se pueda acceder a través de ella.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *