Cápsulas de Salud: Apnea del sueño

El término médico apnea se emplea para describir la disminución o interrupción de la respiración. Puede afectar a personas de todas las edades y la causa depende del tipo de apnea.

Generalmente, se produce al estar dormido, por lo cual se la denomina apnea del sueño. Si bien, por lo general, la apnea del sueño puede tratarse con medicamentos y cambios en el estilo de vida, a veces es necesario realizar una intervención quirúrgica.

Si no se trata, puede provocar problemas cardíacos y cerebrales debido a la falta de oxígeno.

Tipos

La apnea se produce cuando las vías respiratorias se obstruyen o cuando el cerebro no envía la señal necesaria para respirar. La causa está directamente relacionada con el tipo de apnea que se padece.

La apnea obstructiva se produce cuando existe una obstrucción en las vías respiratorias que impide la respiración normal; una de sus principales causas es el agrandamiento de las amígdalas.

La apnea central se produce cuando el área del cerebro encargada de la respiración no funciona correctamente. Según la organización Kids Health [Salud Infantil], este tipo de apnea es más frecuente en bebés prematuros debido al desarrollo deficiente de esa área del cerebro.

La apnea mixta es una combinación de la apnea central y la obstructiva, y puede producirse al estar dormido o despierto.

Todos los tipos de apnea se producen mientras la persona duerme.

Apnea del sueño

Existen numerosos factores que causan apnea del sueño; entre los más frecuentes, se incluyen los siguientes:

  • relajación excesiva de la lengua o de los músculos de la garganta
  • lengua agrandada
  • amígdalas agrandadas
  • sobrepeso
  • función irregular de las señales cerebrales que controlan los músculos de la garganta
  • la forma de la cabeza y el cuello

Durante un episodio de apnea del sueño, la persona no puede respirar correctamente debido al estrechamiento de las vías respiratorias, lo cual provoca un ronquido intenso y pausas prolongadas en la respiración.

Apnea central del sueño

Existen muchos tipos de apnea central del sueño, cada uno de ellos con su causa propia:

  • apnea compleja del sueño: se produce cuando se trata la apnea obstructiva del sueño con presión positiva continua en las vías respiratorias

respiración de Cheyne-Stokes: se produce debido a la insuficiencia cardíaca congestiva o un accidente cerebrovascular

  • apnea inducida por medicamentos: determinados medicamentos recetados, como oxicodona y morfina, pueden provocar apnea
  • respiración periódica por exposición a altitudes elevadas: se produce cuando se alcanzan altitudes de 4570 m o superiores
  • apnea central del sueño idiopática: tipo poco frecuente de apnea del sueño sin causa conocida
  • apnea central del sueño inducida por una afección médica: se produce debido a daños en el tronco encefálico

Atención de emergencia

Comuníquese con el médico de inmediato si usted o un ser querido manifiesta alguno de los siguientes síntomas:

  • ronquido crónico
  • ronquido intenso
  • ahogo mientras duerme
  • falta de aire extrema mientras duerme
  • cansancio durante el día
  • cefaleas durante el día
  • dificultad para concentrarse
  • problemas de memoria
  • micciones frecuentes durante la noche
  • boca seca
  • dolor de garganta al despertarse

Primeros auxilios

Si oye a una persona roncar y de repente no escucha más nada o si la persona hace pausas prolongadas en la respiración, controle que esté respirando. Si la persona no esté respirando, llame a los servicios de emergencia. Siga las instrucciones del operador de emergencias acerca de cómo despertar a la persona y asístala con la respiración hasta que lleguen los paramédicos. Aunque la persona con apnea del sueño suele comenzar a respirar nuevamente por sus propios medios, los períodos prolongados de falta de oxígeno son motivo de alarma.

Tratamiento

Las opciones de tratamiento varían ampliamente según el tipo de apnea y la causa. Antes de ofrecerle un tratamiento, el médico le hará varias preguntas acerca de los patrones de sueño, los medicamentos que toma y los antecedentes médicos.

Para diagnosticar apnea del sueño, suelen realizarse pruebas de sueño. Existen muchos tipos de pruebas de sueño; la mayoría consiste en dormir en un centro de atención médica con monitores que controlan las señales cerebrales, nerviosas y cardíacas así como los niveles de oxígeno. Entre las pruebas de sueño más frecuentes, se incluyen las siguientes:

  • polisomnografía nocturna: prueba que permite medir las ondas cerebrales electrónicas, la frecuencia de la respiración, la presión arterial, los niveles de oxígeno en la sangre y diversas funciones corporales durante el sueño
  • oximetría: método para medir el oxígeno en la sangre
  • examen cardiorespiratorio portátil: control de la respiración y el pulso durante el sueño en el hogar

Entre las opciones de tratamiento para la apnea, se encuentran las siguientes:

  • tratamiento de las afecciones médicas que ocasionan la apnea, lo que a menudo incluye perder peso si tiene sobrepeso.
  • cambio en la medicación que induce la apnea
  • uso de una máscara para respirar al dormir (método de presión positiva continua en las vías respiratorias [CPAP]). Esta máscara suministra oxígeno de manera constante al dormir.
  • uso de una máscara de oxígeno para dormir
  • medicamentos que estimulen la respiración
  • uso de un ventilador para regular los patrones de respiración. Esto se denomina servoventilación adaptativa.
  • intervención quirúrgica para eliminar las obstrucciones en las vías respiratorias
  • uso de una boquilla para mantener las vías respiratorias abierta.

Complicaciones

Si tiene apnea grave, el médico quizás decida realizar una intervención quirúrgica (traqueotomía) para hacer una abertura en la garganta (estoma) donde se coloca un tubo para facilitar la respiración.

La disminución o interrupción de la respiración puede provocar problemas cardíacos debido a la disminución repentina de la presión arterial y de los niveles de oxígeno en la sangre. La detección y el tratamiento precoces son la mejor manera de prevenir esta complicación.

Escrito por (en Inglés): April Kahn
Revisado médicamente (en Inglés) : George Krucik, MD

Fuente: AARP

Nota: La información contenida en esta nota es de carácter informativo y no es, ni pretende ser, fuente de asesoría médica profesional en ningún tema.

Nexum International no acepta responsabilidad por algún perjuicio en relación con acciones tomadas o no tomadas, basadas en cualquier contenido de esta página. La compañía no acepta ninguna responsabilidad por cualquier pérdida, daño o perjuicio que resulte de tomar información de esta página. La compañía no es responsable de ningún contenido de terceros que esté en la página o que se pueda acceder a través de ella.