Cápsulas de Salud: ¿Cómo puedes saber si un suplemento es efectivo?

Al igual que muchas otras personas, usted tal vez tome suplementos dietéticos para mantenerse saludable. Con tantos suplementos dietéticos disponibles y tantos mensajes sobres sus beneficios para la salud, ¿cómo puede saber si un suplemento es inocuo o útil? Esta hoja informativa ofrece un panorama general de los suplementos dietéticos, analiza las consideraciones de inocuidad y propone fuentes para obtener más información.

Puntos clave

  • Los suplementos dietéticos contienen una variedad de ingredientes como vitaminas, minerales, aminoácidos, hierbas u otros productos botánicos. Los estudios de investigación han confirmado los beneficios para la salud de algunos suplementos dietéticos pero no de otros.
  • Para usarlos asegúrese de leer y seguir las instrucciones de las etiquetas y sepa que “natural” no siempre significa que sea “seguro”. Usted debe saber que un suplemento de hierbas podría contener decenas de compuestos y que es posible que se desconozcan algunos de sus ingredientes activos.
  • Algunos suplementos dietéticos podrían interactuar con medicamentos o presentar riesgos si tiene problemas médicos o si ha programado una operación. La mayoría de los suplementos dietéticos no se han sometido a pruebas con embarazadas, mujeres que amamantan ni con niños.
  • La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) regula los suplementos dietéticos pero las reglamentaciones para estos son distintas y menos estrictas que las que se aplican a los medicamentos recetados o de venta libre.
  • Informe a todos los profesionales que lo atienden sobre cualquier tipo de enfoque complementario e integral que utilice. Explique con detalle todo lo que hace para cuidar su salud. Esto permite una atención de la salud coordinada y segura.

Acerca de los suplementos dietéticos

En la Ley de Salud y Educación sobre Suplementos Dietéticos (DSHEA, por sus siglas en inglés), aprobada por el Congreso en 1994, se definieron los suplementos dietéticos.

Según la DSHEA, un suplemento dietético es un producto que:

  • está destinado a complementar la alimentación;
  • contiene uno o más ingredientes dietéticos (entre ellos vitaminas, minerales, hierbas u otras plantas medicinales, aminoácidos y algunas otras substancias) o sus componentes;
  • está destinado a ser ingerido por la boca en forma de pastillas, cápsulas, polvos, cápsulas blandas de gelatina, cápsulas de gelatina, o líquidos;
  • posee una etiqueta que lo identifica como suplemento dietético.

Los suplementos de hierbas son un tipo de suplemento dietético. Una hierba es una planta o parte de una planta (como hojas, flores o semillas) que se emplea por su sabor, aroma y/o por sus posibles propiedades relacionadas con la salud. El término “productos botánicos” a menudo se utiliza como sinónimo de “hierba”. Un suplemento de hierbas puede contener una sola hierba o una mezcla de ellas. La ley exige que todas las hierbas figuren en la etiqueta del producto.

La investigación ha demostrado que algunos usos de los suplementos dietéticos son beneficiosos para la salud. Por ejemplo, los científicos han descubierto que el ácido fólico (una vitamina) previene ciertos defectos congénitos. Otros estudios de investigación sobre suplementos dietéticos no han logrado demostrar beneficio alguno. Por ejemplo, varios estudios amplios del suplemento de equinácea no encontraron que tuviera beneficios para el resfriado común.

Uso de suplementos dietéticos en los Estados Unidos

Según la Encuesta Nacional sobre la Salud de 2007 (NHIS, por sus siglas en inglés), en los Estados Unidos el 17,7 por ciento de los adultos había utilizado productos naturales (sin incluir vitaminas y minerales) en los últimos 12 meses. Los productos comúnmente usados por los adultos en los 30 días anteriores a la encuesta fueron: aceite de pescado/omega 3/DHA (37,4%), glucosamina (19,9%), equinácea (19,8%), linaza en aceite o píldoras (15,9%) y ginseng (14,1%). Otra encuesta nacional que examinó la salud y la nutrición (NHANES por sus siglas en inglés) recopiló datos de 2003 a 2006 sobre todo tipo de suplementos dietéticos. El análisis de estos datos indicó que, en los Estados Unidos, el 53 por ciento de los adultos tomaba por lo menos un suplemento dietético, más comúnmente suplementos multivitamínicos/multiminerales (39% de los adultos). La probabilidad de tomar suplementos dietéticos era más alta en las mujeres que en los hombres.

Fuentes de información científica

Es importante que los consumidores busquen fuentes de información fidedignas acerca de los suplementos dietéticos de manera que puedan comprobar lo que el fabricante afirma acerca de un producto. La información más confiable acerca de los suplementos dietéticos se fundamenta en los resultados de pruebas científicas rigurosas.

Si desea obtener información fidedigna acerca de un determinado suplemento dietético:

  • Consulte a los profesionales de la salud que lo atienden. Aunque ellos no conozcan un suplemento dietético en particular, probablemente tengan acceso a la documentación médica más reciente acerca de sus usos y riesgos.
  • Busque las conclusiones de los estudios de investigación científica del suplemento dietético. El Centro Nacional de Salud Complementaria e Integral (NCCIH) y la Oficina de Suplementos Dietéticos (ODS) de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH), así como otros organismos federales, ofrecen publicaciones gratuitas, centros de información y sitios web.

Consideraciones sobre la inocuidad

Si está pensando en tomar o ya toma un suplemento dietético, tenga en cuenta lo siguiente:

  • Informe a todos los profesionales de la salud que lo atienden sobre cualquier tipo de enfoque complementario e integral que utilice. Explique con detalle todo lo que hace para cuidar de su salud. Esto permite una atención de la salud coordinada y segura.
  • Es particularmente importante conversar con su profesional de la salud si:
    • Toma algún medicamento (con o sin receta). Se ha determinado que algunos suplementos dietéticos interactúan con los medicamentos. Por ejemplo, el suplemento de hierba de San Juan interactúa con muchos medicamentos, lo cual reduce su eficacia.
    • Está pensando en reemplazar su medicamento habitual por uno o más suplementos dietéticos.
    • Tiene prevista una operación quirúrgica. Algunos suplementos dietéticos podrían aumentar el riesgo de hemorragias o influir en la respuesta a la anestesia.
    • Está embarazada, amamanta a su bebé, está tratando de quedar embarazada, o está pensando en darle un suplemento dietético a un niño. La mayoría de los suplementos dietéticos no se han sometido a pruebas con embarazadas, mujeres que amamantan ni con niños
    • Tiene algún problema médico. Algunos suplementos dietéticos podrían causarle daño si tiene algún trastorno médico. Por ejemplo, al tomar suplementos con hierro, las personas con hemocromatosis (una enfermedad hereditaria que hace que se acumule demasiado hierro en el cuerpo) podrían aumentar su nivel de hierro y correr riesgo de tener complicaciones como enfermedades del hígado.
  • Si está tomando un suplemento, lea las instrucciones de la etiqueta. Hable con su profesional de la salud si tiene dudas, en especial acerca de la dosis que sea más adecuada para usted. Si el suplemento dietético causa algún efecto secundario que le preocupa, deje de tomarlo, y llame al médico. Tal vez quiera comunicarse también con el fabricante, y notificar cuál fue su experiencia al programa de la FDA conocido como MedWatch. Los informes de los consumidores sobre la inocuidad de los suplementos dietéticos son una fuente importante de información para la FDA.
  • Tenga presente que si bien muchos suplementos dietéticos (y algunos medicamentos de venta con receta) provienen de fuentes naturales, “natural” no siempre significa “seguro”. Por ejemplo, las hierbas consuelda y kava (Piper methysticum) pueden causar daños graves al hígado. Además, el hecho de que un fabricante utilice el término “estandarizado” (“verificado” o “certificado”) no garantiza necesariamente la calidad ni la homogeneidad del producto.
  • Usted debe saber que un suplemento de hierbas podría contener decenas de compuestos y que es posible que no se conozcan todos los ingredientes activos. Los investigadores están estudiando muchos de estos productos para identificar cuáles son los ingredientes que pueden estar activos y entender sus efectos en el cuerpo. También es posible que la etiqueta no informe sobre el contenido real del frasco. Algunas veces los análisis de los suplementos dietéticos encuentran diferencias entre los ingredientes mencionados en la etiqueta y los que realmente están el suplemento. Por ejemplo:
    • Un suplemento de hierbas quizás no contenga la especie correcta de una planta.
    • Las cantidades de ingredientes podrían ser mayores o menores que las indicadas en la etiqueta. Eso significa que tomará una cantidad menor o mayor del suplemento de la que piensa.
    • El suplemento dietético podría estar contaminado con otras hierbas, plaguicidas o metales, o incluso estar adulterado con ingredientes que no se mencionan en la etiqueta o son ilegales como algún medicamento de venta con receta.

Fuente: NIH

Nota: La información contenida en esta nota es de carácter informativo y no es, ni pretende ser, fuente de asesoría médica profesional en ningún tema.

Nexum International no acepta responsabilidad por algún perjuicio en relación con acciones tomadas o no tomadas, basadas en cualquier contenido de esta página. La compañía no acepta ninguna responsabilidad por cualquier pérdida, daño o perjuicio que resulte de tomar información de esta página. La compañía no es responsable de ningún contenido de terceros que esté en la página o que se pueda acceder a través de ella.

Cápsulas de Nutrición: Calorías, sobrepeso y salud

Las calorías no son malas, son necesarias, el problema es cuando se ingieren más calorías de las que el cuerpo necesita.

La caloría es una unidad de medida de la energía, es decir, la cantidad necesaria de calor en forma de energía para poder producir un incremento de 1ºC en una masa de agua de 1 gramo. En nutrición se usa esta medida puesto que el organismo necesita energía para funcionar correctamente: funcionamiento del corazón, del sistema musculoesquelético, del sistema nervioso, etc.

Una kilocaloría es la medida del valor energético de la comida. Nuestro cuerpo quema calorías utilizando ATP (adenosin-trifosfórico) que es un nucleótido que obtiene energía de las células. La energía llega a nuestro organismo a través de la oxidación de los alimentos que ingerimos:

  • Grasas: aceites, embutidos, quesos curados, etc.
  • Hidratos de carbono: patatas, pan, pasta, fruta, pastelería y bollería, etc.
  • Proteínas: carne magra, pescado, huevos, lácteos frescos, etc. Estas están destinadas a la reparación celular.

Las calorías no son malas, son necesarias, el problema es cuando se ingieren más calorías de las que el cuerpo necesita.

Dieta normocalórica

Una dieta normocalórica o una dieta basada en huerta, mar y granja es aquella que tiene una combinación de todos los elementos necesarios para que el cuerpo realice sus funciones correctamente.

No existen cantidades establecidas para todos puesto que las necesidades dependerán de la edad, la estructura corporal de la persona y de la actividad física que realice. Por ejemplo, un niño entre 4 y 13 años con una actividad moderada deberá consumir entre 1600 y 2200 kilocalorías al día, pero si tiene una actividad sedentaria no se recomienda que pase de 1600.

Igualmente, una mujer adulta de entre 19 y 30 años con una actividad moderada podrá consumir entre 2000 y 2200 kilocalorías, pero si apenas tiene actividad física no se recomienda que pase de los 2000.

Dietas hipercalóricas

Las dietas hipercalóricas son las propias de trabajos físicos fuertes como el desarrollado en la minería, el campo, la construcción, el mercado y el deporte. Estas dietas se caracterizan por un aporte mayor en calorías y alimentos energéticos, sobre todo de hidratos de carbono integrales (pan, patata, arroz, pasta), hasta un 65 % del total de la dieta diaria, pero siempre cuidando la ingesta de aceite y alimentos grasos, dulces u alcohol.

Dieta hipocalórica

Cuando la ingesta de calorías es mayor a la energía necesaria del cuerpo, las calorías sobrantes se acumulan en forma de grasa. Esto favorece el sobrepeso en las personas, un problema grave problema para la salud de las sociedades de hoy en día. Un exceso de grasa en las personas favorece la aparición de enfermedades cardiovasculares, enfermedades metabólicas como la diabetes y algunos tipos de cáncer.

Establecer una dieta hipocalórica ayuda a reducir la grasa acumulada y el peso sobrante. Para ello la cantidad de alimentos energéticos -grasas, proteínas e hidratos de carbono- debe reducirse aumentando la ingesta de alimentos con altos contenidos en vitaminas y fibras que ayudan a la eliminación de estas grasas.

Para que la pérdida de peso se realice de manera saludable esta tiene que hacerse de forma paulatina. Las pérdidas repentinas de peso solo perjudican el organismo favoreciendo la aparición de trastorno gastrointestinales, daños en el páncreas, trastornos alimentarios, etc.

Para perder peso es importante tener en cuenta las siguientes normas:

  • Comprender y entender la necesidad de mejorar el estado de salud.
  • Adoptar hábitos saludables de comida.
  • Crear un plan de recompensas diferente a «comer más».
  • Aumentar su actividad física periódica.

Las dietas coherentes y efectivas de reducción de peso se basan en reducir la ingesta calórica e incluir una comida variada y baja en calorías. En estas ocasiones lo mejor es acudir al endocrino que valore el estado de salud general y pueda establecer una dieta personalizada en base a las necesidades del paciente y sus hábitos de vida.

Fuente: Sanitas

Nota: La información contenida en esta nota es de carácter informativo y no es, ni pretende ser, fuente de asesoría médica profesional en ningún tema.

Nexum International no acepta responsabilidad por algún perjuicio en relación con acciones tomadas o no tomadas, basadas en cualquier contenido de esta página. La compañía no acepta ninguna responsabilidad por cualquier pérdida, daño o perjuicio que resulte de tomar información de esta página. La compañía no es responsable de ningún contenido de terceros que esté en la página o que se pueda acceder a través de ella.

 

Cápsulas de Finanzas Personales: Las 8 formas únicas en las que tu dinero puede ser más productivo

La eficiencia no solo tiene un lugar en la oficina. Tu dinero también puede ser eficiente si sabes cómo ponerlo a trabajar.

La eficiencia no solo tiene un lugar en la oficina. Tu dinero también puede ser eficiente si sabes cómo ser productivo con tus ingresos.

Las finanzas personales son un tema delicado, por supuesto. Todos tienen sus propios objetivos: un automóvil, nuevos electrodomésticos, nuevas inversiones. Del mismo modo, todos tienen sus propios obstáculos, que van desde la deuda hasta la incertidumbre con respecto al mercado de valores. Sin embargo, si te lo propones, descubrirás que es más fácil de lo que piensas hacer que tu dinero trabaje.

Estas son mis 8 sugerencias.

1. Empieza a ahorrar antes

El mejor momento para empezar a ahorrar dinero es cuando eres joven y estás soltero. El segundo mejor momento es hoy. Cuanto antes puedas ahorrar sumas sustanciales de dinero, más tiempo tendrá el dinero para crecer. Si puedes establecer un fondo de jubilación mientras aún tiene veintitantos, tus ahorros crecerán exponencialmente. Esa es la magia de la capitalización.

Cuanto antes puedas ganar intereses compuestos, más dinero tendrás a tu disposición cuando te jubiles. Dicho esto, no te sientas mal si todavía no has podido poner mucho dinero en un fondo de jubilación. No puedes retroceder en el tiempo y comenzar a ahorrar antes. Sin embargo, lo que puedes hacer ahora es reservar un porcentaje de tu cheque de pago para ingresar a tu fondo de jubilación con regularidad. Consulta también con tu empleador y ve si igualarán tus inversiones mientras seas parte del equipo.

2. Manten un huevo de nido listo

Nunca es mala idea tener ahorros en tu cuenta de ahorros. Después de todo, habrá días en que algo salga mal. Tal vez explote una llanta en la carretera, o tal vez un ser querido se enferme. En cualquier caso, querrás tener unos ahorros para ayudarlo a enfrentar los desafíos de ese día.

Los huevos de nido como este también pueden generar interés si los dejas reposar el tiempo suficiente. Si bien ese interés puede aumentar en centavos, aún podrás generar un pequeño ingreso pasivo sin siquiera mover un dedo.

Cuando se trata de proteger tus ahorros, también puedes ser creativo. Por ejemplo, comprar cobertura de compañías de garantía de viviendas puede ayudarte a evitar pagar por reparaciones de emergencia en los principales sistemas de tu hogar.

Si tienes la oportunidad de hacerlo, determina qué tipo de colchón financiero deseas acumular en tu cuenta de ahorros. Cuanto más tiempo puedas evitar sumergirte en él, mejor será tu yo futuro.

3. Adopta un trabajo secundario

Parece que todos estos días tienen un «trabajo secundario». Ya sea que vendan productos caseros en Etsy, trabajen a tiempo parcial como fotógrafos o persigan otros pasatiempos, la mayoría de las personas ha encontrado una manera de ganar dinero fuera de la oficina.

Por supuesto, puede ser un desafío comenzar. Hacer tiempo para tener un segundo trabajo, especialmente uno que requiere aún más tiempo preliminar que un trabajo de oficina, puede ser agotador. Sin embargo, los beneficios económicos son muchos. Si, por ejemplo, te encanta tomar fotos en tu tiempo libre, puedes ganar dinero con tu pasatiempo los fines de semana tomando fotos de bodas. Ese ingreso complementa lo que ganas en la oficina y te facilita perseguir tus pasiones.

Los trabajos secundarios para aquellos recién interesados en desplegar sus alas pueden ser los siguientes:

  • Blogging
  • Viaje compartido
  • Tutoría
  • Trabajo autónomo en línea
  • Publicar una casa de alquiler en Airbnb
  • Vender pertenencias antiguas online
  • Realización de encuestas en línea

Vale la pena señalar que un segundo trabajo puede eclipsar el de tu oficina si estás en el campo correcto. Aunque, cuando estés comenzando, asegúrate de dejar algo de espacio entre una tarea y otra. Si las responsabilidades de tu ocupación lateral comienzan a interferir con tus responsabilidades en el trabajo, es posible que desees considerar formas alternativas de aumentar tus ingresos.

4. Elimina la deuda de tu libro de jugadas

La deuda es quizás la fuerza más poderosa que limita la productividad de tus ingresos. No importa si estás pagando la deuda de la tarjeta de crédito todos los meses, lidiando con una hipoteca o enfrentando préstamos estudiantiles. Cuanto más dinero tengas para poner en el bolsillo de otra persona, menos podrás poner a trabajar el tuyo para alcanzar tus metas financieras.

Por supuesto, no estás solo si estás lidiando con una deuda no deseada. Los estadounidenses enfrentan en conjunto 4,2 billones de dólares en deuda de consumo solamente. Las posturas políticas sobre la validez de la deuda de préstamos estudiantiles también cambian constantemente, dejando a los estudiantes activos pregúntandose a sus cuarenta años qué depara su futuro financiero.

Sin embargo, si deseas un ingreso más activo y productivo, debes eliminar las deudas de tu libro de jugadas. Esto, por supuesto, es más fácil decirlo que hacerlo. Sin embargo, la mejor manera de hacerlo es abordarlo de frente.

Establece tu meta

Siéntate, ya sea por tu cuenta o con un profesional financiero, para determinar cuánta deuda tienes. Los números más altos pueden ser intimidantes, pero una vez que tienes una meta a la que apuntar, administrar tu dinero se vuelve un poco más fácil.

Crea tu presupuesto

Con ese gran número en mente, puedes comenzar a cultivar un presupuesto. Determina cuánto dinero deseas destinar a pagos cada mes. Si hay un porcentaje que puedes recortar de tu cheque de pago para enviarlo directamente a tu deuda, considera hacerlo.

No olvides darte un espacio en tu presupuesto para las cosas que disfrutas. Ya sea un buen chocolate de una tienda local o una botella de vino al final de la semana, no permitas que tus ambiciones financieras para el futuro le quiten la diversión a tu vida. Cuando te enfrentas a una deuda, las pequeñas celebraciones hacen que cada pago se sienta aún más sustancial.

Evita empeorar tu deuda

Si no tienes un ingreso sustancialmente flexible, puedes depender en gran medida de tu tarjeta de crédito para compras, entretenimiento y facturas. Sin embargo, si estás tratando de salir de una deuda, querrás limitar estas compras. Considera poner un límite personal a tu crédito, uno que sepas que puedes pagar todos los meses. No quieres renunciar por completo a una tarjeta de crédito; después de todo, tu puntaje crediticio es esencial. Sin embargo, cuanto menos puedas comprar a crédito, más podrás poner en tus ahorros.

5. Capitaliza las inversiones de riesgo limitado

El mercado de valores es un amante voluble. Sin embargo, invertir es parte integral de la transformación de tus ingresos en algo más sustancial. Ahora, eso no significa que tengas que invertir una suma considerable en acciones poco fiables.

En tu lugar, considera qué tipo de opciones de inversión de bajo riesgo pueden estar disponibles para ti a través de un empleador. Un empleador que te ofrece la oportunidad de invertir en acciones de la empresa obtiene algunos beneficios para sí mismo. Si tienes la oportunidad no solo de beneficiarte del éxito de tu empresa, sino de que tu supervisor iguale tu inversión, entonces tus ingresos están garantizados para aumentar y ser más productivos.

6. Explora tus opciones en bienes raíces

Hay oportunidades de inversión disponibles para ti fuera del mercado de valores. Siempre tienes la oportunidad de invertir en bienes raíces. Hay dos formas diferentes de hacer esto. Para empezar, puedes comprar terrenos o propiedades y alquilarlos a otras partes para obtener ganancias. Este medio más tradicional de administración de bienes raíces está bien pensado y viene con una cantidad razonable de seguridad financiera.

Nuevas oportunidades de inversión

Alternativamente, puedes contribuir a un proyecto de crowdfunding inmobiliario. Los proyectos de crowdfunding de bienes raíces tienden a generar ganancias a largo plazo. Tú y varios compañeros pueden participar en el proyecto de otra persona y generar un ingreso pasivo del éxito de ese proyecto varios años después. El crowdfunding inmobiliario es una práctica relativamente nueva, aunque tus primeros inversores han tenido un éxito sustancial. Puedes explorar algunas plataformas diferentes de crowdfunding de bienes raíces para obtener más información sobre qué proyectos pueden ayudarte a ser más productivo con tus ingresos.

7. Establece fondos secundarios

Ya sea que trabajes por cuenta propia o trabajes en un entorno de oficina tradicional, no hay nada tan desgarrador como la temporada de impuestos. Los impuestos que tienes que pagar a los gobiernos federales y estatales son, en esencia, el dinero que ganas pero que nunca llegas a ver. Esto hace que sea muy difícil ser productivo con los ingresos que obtienes.

Si bien puedes elegir qué tipo de deducciones aprovechar al trabajar con una cuenta, existen formas más fáciles de limitar la cantidad de impuestos que debes pagar por año. Si deseas apartar parte del efectivo que tanto te costó ganar, considera abrir un segundo fondo.

Los fondos secundarios tienen dos propósitos. Para empezar, te permiten ahorrar dinero para el futuro, asegurándote de tener una reserva a mano en caso de que la necesites.

8. Abre una cuenta de ahorros de alto rendimiento

Es un error mantener todo el dinero que tanto te costó ganar en tu cuenta corriente. Si deseas que trabaje para ti, considera abrir una cuenta de ahorros de alto rendimiento.

La mayoría de los bancos en línea ofrecen a sus clientes acceso a cuentas de ahorro de alto rendimiento. El interés que obtienes de las mismas eclipsa con creces lo que de otro modo podrías ganar al trabajar con un banco estándar. Dicho de otra manera: cuanto más dinero puedas ahorrar, más dinero ganarás.

Si abres una de estas cuentas en un banco legítimo (que es de esperar que sepa hacerlo), no hay riesgo de pérdida de capital.

Hay más de una forma de ser más productivo con tus ingresos. No dejes que muera en tu cuenta corriente o de ahorros. En su lugar, explora las formas únicas en que puedes aumentar tu flujo de ingresos sin obtener un segundo o tercer trabajo. Cuanto más puedas distribuir lo que ganas, más saludable será tu vida financiera.

Autor: Peter Daisyme

Fuente: Entrepreneur

Cápsulas de Nutrición: Cómo elegir alimentos saludables

¿Cómo puede asegurarse de que su hijo esté bien nutrido? Aquí le brindamos algunos principios directivos que debe tener en cuenta para planificar y preparar las comidas de su familia de acuerdo con las recomendaciones del Departamento de Agricultura y el Departamento de Salud y Servicios Sociales de los Estados Unidos.

Variedad

Su hijo debe consumir diferentes alimentos de los cinco grupos principales. Cada grupo de alimentos proporciona importantes nutrientes que contienen vitaminas y minerales.

Los siguientes son los cinco grupos y porciones típicas mínimas:

  • Verduras: 3 a 5 porciones al día. Una porción consta de 1 taza de verduras en hojas, 3/4 de taza de jugo de verduras o 1/2 taza de otras verduras, cortadas crudas o cocidas.
  • Frutas: 2 a 4 porciones al día. Una porción consta de 1/2 taza de fruta cortada , 3/4 de taza de jugo de frutas o una fruta entera de tamaño mediano, como una manzana, un banano o una pera.
  • Pan, cereal o pasta: 6 a 11 porciones al día. Cada porción debe ser igual a 1 rebanada de pan, 1/2 taza de arroz o pasta o 1 onza de cereal.
  • Alimentos con proteínas: 2 a 3 porciones de 2 a 3 onzas de carne magra, aves de corral o pescado cocinado al día. Una porción en este grupo también puede constar de 1/2 taza de legumbres secas cocinadas, un huevo o 2 cucharadas de mantequilla de maní por cada onza de carne magra.
  • Productos lácteos: 2 a 3 porciones al día de 1 taza de leche o yogur bajo en grasa, o 1 1/2 onzas de queso natural.

Fibra

La fibra es un componente de los carbohidratos de los alimentos vegetales que usualmente es indigerible. Se encuentra en los alimentos como las frutas, las verduras, panes de grano integral, cereales, arroz integral, frijoles, semillas y nueces.

  • En los adultos: El aumento en el consumo de fibra se ha relacionado con una reducción de los problemas gastrointestinales, tales como el cáncer de colon, el síndrome de colon irritable y la diverticulitis.
  • En los niños: La única ventaja comprobada es su capacidad de aliviar el estreñimiento, proporcionando volumen que puede promover la frecuencia regular de las evacuaciones, ablandar las heces y disminuir el tiempo que tardan los alimentos en pasar por los intestinos. No obstante, debido a que las preferencias por diferentes alimentos y los hábitos alimentarios se pueden establecer desde muy pequeños y debido a que los alimentos con alto contenido de fibra pueden contener otros nutrientes, los padres deben incorporar estos alimentos en las dietas diarias de los niños.

Proteína

Su hijo necesita la proteína para el crecimiento y funcionamiento adecuado de su cuerpo, incluyendo la generación de nuevos tejidos y la producción de anticuerpos que ayudan a combatir las infecciones. Sin los aminoácidos esenciales (los elementos básicos de la proteína), los niños serían mucho más susceptibles a contraer enfermedades graves.

Las plantas ricas en proteínas, como los frijoles y arvejas secos (legumbres), granos, semillas y nueces se pueden utilizar como valiosas fuentes de proteínas. Otros alimentos ricos en proteínas incluyen la carne, el pescado, la leche, el yogur, el queso y los huevos. Estos productos de origen animal contienen proteínas de alta calidad y una gran diversidad de aminoácidos.

Sin embargo, debe tener en cuenta que la carne roja y los mariscos no sólo son ricos en proteínas y una fuente importante de hierro, sino que también tienen un alto contenido de grasa y colesterol. De esa manera, su hijo debe consumirlos sólo en cantidades moderadas. Seleccione cortes de carne magra y quíteles la grasa antes de cocinar. De la misma manera, quite la piel de las aves de corral y el exceso de grasa del pescado antes de servirlo.

Grasa

Los humanos no pueden vivir sin la grasa. Estas son una fuente concentrada de energía, proporcionando ácidos grasos esenciales que son necesarios para una variedad de procesos corporales (metabolismo, coagulación de la sangre y absorción de vitaminas).

Sin embargo, el consumo alto de grasas, especialmente en una dieta alta en grasas saturadas, puede ocasionar problemas. Las grasas saturadas usualmente son sólidas a temperatura ambiente y se encuentran en las carnes grasosas (como la res, el cerdo, el jamón, la ternera y el cordero) y muchos productos lácteos (leche entera, queso y helado). Estas pueden contribuir a la acumulación de placas arterioescleróticas y ocasionar la enfermedad de la arteria coronaria en el futuro. Una dieta rica en grasas saturadas también puede aumentar el colesterol en la sangre, especialmente en las personas que han heredado una tendencia a los altos niveles de colesterol.

  • Después de los dos años: se le debe dar a los niños alimentos que sean bajos en grasas y grasas saturadas. Es probable que los alimentos preferidos de su hijo tengan mayor contenido de grasa de lo deseado. Una dieta moderada contiene más en alimentos bajos en grasas y bajos en colesterol como las aves de corral, el pes​cado y la carne magra (asada, horneada o rostizada, no frita), la margarina suave (en lugar de la mantequilla), los productos lácteos bajos en grasa y los aceites con un bajo contenido de grasas saturadas de vegetales, mientras se limita el consumo de huevos.

Como regla general, las grasas deben constituir menos del 30 por ciento de las calorías de la dieta de su hijo, de las cuales aproximadamente un tercio o menos de esas calorías de grasa deben venir de las grasas saturadas, y el resto de las grasas no saturadas (es decir, poliinsaturadas o monoinsaturadas), las cuales son líquidas a temperatura ambiente e incluyen los aceites vegetales como el maíz, el cártamo, el girasol, la soya y oliva. Algunos padres encuentran confusa la información sobre varios tipos de grasa. En general, los aceites y las grasas derivados de origen animal son saturados. La mejor forma de empezar es reducir la cantidad de alimentos grasosos de todos los tipos en la dieta de su familia. .

Azúcar

Mantenga el consumo de azúcar de su hijo a niveles moderados. El azúcar tiene muchas calorías, pero los nutricionistas con frecuencia las llaman calorías vacías debido a que tienen muy poco valor nutricional adicional. Aún así, muchos niños consumen azúcar en grandes cantidades, usualmente a expensas de alimentos más saludables; es decir, cuando los jóvenes toman sodas, usualmente dejan la leche en el refrigerador; cuando comen un pastel de chocolate, es posible que estén ignorando el tazón de fruta que está en la cocina y que es una buena fuente de carbohidratos complejos.

Sal

La sal de mesa o cloruro de sodio puede mejorar el sabor de ciertos alimentos. Sin embargo, los investigadores han descubierto una relación entre la sal de dieta y la hipertensión arterial en algunas personas y grupos del a población.

  • La hipertensión (presión arterial alta) contribuye a los infartos y apoplejías o derrames en los adultos.

El hábito de usar sal adicional es adquirido. De esa manera, tanto como le sea posible, sirva a su hijo alimentos bajos en sal. En la cocina, minimice la cantidad de sal que agrega a los alimentos durante la preparación, utilizando hierbas, especias o jugo de limón en su lugar. Además, retire el salero de la mesa del comedor o por lo menos limite su uso por parte de su familia.

Debido a las propiedades de conservación de la sal, los alimentos procesados con frecuencia la contienen en grandes cantidades. Los alimentos ricos en sal pueden incluir el queso procesado, los pudines instantáneos, los vegetales enlatados, las sopas enlatadas, las salchichas, el queso cottage, los aderezos para ensaladas, los pepinillos encurtidos y las patatas fritas y otros refrigerios.

Fuente: Healthy Children

Nota: La información contenida en esta nota es de carácter informativo y no es, ni pretende ser, fuente de asesoría médica profesional en ningún tema.

Nexum International no acepta responsabilidad por algún perjuicio en relación con acciones tomadas o no tomadas, basadas en cualquier contenido de esta página. La compañía no acepta ninguna responsabilidad por cualquier pérdida, daño o perjuicio que resulte de tomar información de esta página. La compañía no es responsable de ningún contenido de terceros que esté en la página o que se pueda acceder a través de ella.

¿Es posible garantizar la educación de sus hijos?

La respuesta es sí.

Existe un plan de ahorro educativo con cobertura de vida que permitirá que los pequeños de la casa a futuro puedan iniciar una carrera universitaria con la tranquilidad que merecen

La educación es la mejor herencia que les podemos dejar a nuestros hijos, es una oportunidad que les permitirá tener una mejor calidad de vida, aportar valores y conocimientos a la sociedad y hacer del planeta un mejor lugar; sin embargo, garantizar ese patrimonio puede resultar un poco abrumador ya que económicamente debemos prepararnos para poder cubrir ese gasto en pro de su futuro.

 

Afortunadamente, existe una póliza de seguro educativo que permitirá brindarle a nuestros seres queridos la garantía de pago de su educación universitaria sin contratiempos.

Te explicamos en qué consiste…

Morgan White Group en alianza con AmFist Life, como siempre pensando en el bienestar de sus clientes, dispone de un plan de ahorro educativo con cobertura de vida, esta póliza nos brindará la oportunidad de ahorrar dinero y generar valor con un rendimiento totalmente garantizado.

Recordemos que este plan tiene el adicional de cobertura de vida, esto quiere decir que el monto de ahorro en efectivo estará totalmente asegurado y garantizado por si alguno de los solicitantes fallece antes de finalizar el término de pago.

¿Quiénes pueden optar por este plan?, muy sencillo, padres, abuelos u otros familiares que deseen ahorrar para la educación superior de los niños.

Tiempo de inversión

Este plan dispone de cuatro términos: 10, 15, 20 y 25 años de pago de primas anuales hasta que finalice el tiempo previamente elegido, contando con la seguridad de que su retorno es totalmente garantizado independientemente de cuanto haya invertido.

El retorno que recibirá una vez finalizado el tiempo de ahorro, será mucho más alto que el haber ahorrado en una cuenta bancaria estándar o un certificado de depósito, lo que nos resultará más beneficioso y nos dará la seguridad de que nuestro dinero no sufrirá ninguna devaluación ya que a inversión será en dólares.

Más beneficios

El beneficio principal, es garantizar con tiempo y a largo plazo la educación universitaria de nuestros pequeños.

Una vez que hayamos adquirido este plan, estaremos ahorrando para los gastos post-secundaria, como por ejemplo:

  • Matrícula para un programa parcial o técnico universitario
  • Suministros y textos escolares.
  • Habitación y alimentación
  • Transporte
  • Vestimenta
  • Otros gastos personales.

Este plan así como en todos los que ofrecemos, está disponible para cualquier persona que no sea residente permanente en los Estados Unidos y lo más importante es que no está sujeto a la retención de impuestos (F. A. T. C. A).

Invertir en pro del bienestar de nuestros hijos jamás será un gasto innecesario, con este plan estaremos preparados, permitiendo así centrarnos en su educación y no en la carga financiera.

Si deseas obtener información sobre las pólizas que Morgan White Group International dispone para ti y tu familia, escríbenos al:

info@nexuminter.com 

O a través de nuestro formulario de contacto en:

Contacto

Cápsulas de Nutrición: Batidos de proteínas, mitos y realidades

Los batidos de proteínas se han transformado en los últimos tiempos en los protagonistas de la dieta de muchos deportistas, de personas que buscan adelgazar o de aquellos que buscan aumentar la masa muscular o fortalecer los músculos.

Como toda tendencia, sobre todo  cuando se trata de productos relacionados con la alimentación, la salud y la estética, causa sus controversias.

Hay quienes los defienden ciegamente y quienes se dedican a atacarlos sin conocerlos en profundidad.

Los mitos más difundidos sobre los poLvos de proteínas

Sinceramente podríamos pasarnos todo un día hablando de lo que la gente dice de estos batidos tanto en forma acertada como equivocada, pero hoy nos toca simplificar y hacer un recorrido rápido por las creencias más instauradas.

A continuación, te comparto los mitos que más me toca escuchar y los que me parecen más interesante comentar.

Mito 1: Los batidos de proteínas dañan la salud

Muchos aseguran enfáticamente que los batidos engordan, te hinchan o te generan problemas en los riñones y el hígado. Nada de eso es
cierto. De hecho pueden generar muchos beneficios a nivel salud como indica el Medical News Today en uno de sus boletines informativos .Medical News Today

Lo importante es mantener una ingesta diaria saludable, del mismo modo que harías si consumieras las proteínas en filetes. Aunque los valores máximos recomendados son discutidos, lo cierto es que hay parámetros a seguir. La ingesta máxima recomendada depende de tu actividad física y edad, siendo menor para personas sedentarias que para deportistas.

Mito 2: Ayudan a generar músculos mientras descansas en el sofá

Aunque esto sería genial debo decir que no es verdad. La realidad es que nuestros músculos están hechos de proteínas y estas proteínas “se rompen” mientras nos ejercitamos. Consumir proteínas en cantidadsuficiente permite que las fibras se puedan recomponer. Por lo tanto, se
trata de un juego entre los aminoácidos “nuevos” que se incorporan a lasfibras y los “viejos” que se desgastan en el ejercicio.

Entonces, sin ejercicio no hay generación de masa muscular y sin ingesta adecuada de proteínas tampoco.

Mito 3: Incluyen sustancias nocivas

Los suplementos proteicos son productos totalmente naturales que se obtienen mediante procesos de filtrados a partir de la leche, la carne, los guisantes, los huevos, etc., todos alimentos que incluyes en tu dieta cotidiana.

Dicho esto, debo aclarar que puedes toparte con polvos que no incluyan solo proteínas. De hecho, The Harvard Health Publishing comentó
en una nota sobre sustancias nocvas encontradas en algunos de ellos Health Harvard

Pues bien, el éxito de estos batidos ha hecho que muchas marcas quieran hacer negocios con ellos y algunas a cualquier precio. Por eso, te recomiendo solo consumir las mejores proteínas elaboradas por marcas de calidad y trayectoria en el mundo de los suplementos deportivos.

Mito 4: Las proteínas vegetales son iguales a las animales

Lo que las proteínas aportan al organismo son aminoácidos. Estos aminoácidos se clasifican en esenciales y no esenciales.

Los esenciales son los que el cuerpo no puede producir y debe tomar de alimentos. Una proteína que contiene todos los aminoácidos esenciales requeridos se considera completa o de alto valor biológico. Las proteínas de origen animal son completas, pero las vegetales no, sal-
vo algunas excepciones. Entonces, para conseguir todos los aminoácidos de fuentes vegetales, tienes que combinarlas para que, en conjunto, se
conviertan en completas.

Mito 5: Son solo para deportistas

Si bien los deportistas son quienes más consumen estos productos no son los únicos destinatarios. Los batidos son adecuados para personas que buscan adelgazar porque producen mucha saciedad y eso genera menor consumo de alimentos más calóricos como ya se ha demostrado en numerosos estudios NIH

Además, la proteína de suero de leche, una de las más elegidas, ayuda a perder grasa y ganar músculos, lo que puede ser ideal para cualquier persona que busque adelgazar.

Finalmente la ingesta de batidos de proteínas es beneficiosa en adultos mayores que sufren de pérdida de musculatura (sarcopenia) para contrarrestar dichos efectos.

Conclusión

Estos son solo algunos de los muchos conceptos equivocados sobre las proteínas que se comentan sin conocerlas a fondo. La realidad muestra que los polvos proteicos de buena calidad son opciones nutricionales efectivas.

Lo mejor siempre es lo más natural. Por lo tanto, si puedes consumir tus proteínas directamente de los alimentos, mucho mejor, pero a veces es difícil. Como los polvos tienen mayor pureza, en 100 g de un filtrado de la mejor calidad (isolado) podrás encontrar 90 g / 95 g de proteínas, mientras que en 100 g de carne solo conseguirás unos 25 g.

Por eso, si tu organismo requiere una ingesta elevada en proteínas, los batidos pueden ser la mejor opción. Eso sí, solo elige los de buena calidad y consúmelos responsablemente.

Autor: Jorge Gómez

Fuente: NutraSalud

Nota: La información contenida en esta nota es de carácter informativo y no es, ni pretende ser, fuente de asesoría médica profesional en ningún tema.

Nexum International no acepta responsabilidad por algún perjuicio en relación con acciones tomadas o no tomadas, basadas en cualquier contenido de esta página. La compañía no acepta ninguna responsabilidad por cualquier pérdida, daño o perjuicio que resulte de tomar información de esta página. La compañía no es responsable de ningún contenido de terceros que esté en la página o que se pueda acceder a través de ella.

 

Cápsulas de Finazas Personales: 3 Estrategias para organizar tus finanzas personales y un error común que debes evitar

La crisis económica provocada por la pandemia de covid-19 ha sido brutal para la mayoría de las personas, pero no para todos.

Mientras los trabajadores informales o aquellos con baja calificación han pasado penurias, aquellos profesionales que mantuvieron su trabajo en tiempos de pandemia han visto una disminución de sus gastos producto del confinamiento.

Se trata de los «ahorradores pandémicos», también llamados «superahorradores»: aquellos que disminuyeron sus gastos porque dejaron de viajar, de salir a comer, de ir al cine o participar en eventos, o que frente a la incertidumbre, optaron por ser más precavidos.

Para muchos ha sido una especie de ahorro forzado, pero en la medida que avanza el proceso de vacunación global y la economía comienza a recuperarse, es probable que poco a poco estos ahorradores pandémicos vuelvan a aumentar los niveles de gasto.

Algo que, desde un punto de vista macroeconómico, es necesario para apuntalar la reactivación. De hecho, los gigantescos paquetes de estímulo fiscal que han inyectado dinero en las economías desarrolladas y las bajas tasas de interés que han generado una era de «dinero barato» buscan precisamente estimular el consumo para echar a andar la máquina otra vez.

A nivel de las finanzas personales, expertos advierten que este es un buen momento para replantearse lo que hacemos con nuestro dinero, tanto del punto de vista del pago de deudas, como del ahorro y la inversión.

«La pandemia nos dejó una gran lección: tenemos que ahorrar», le dice a BBC Mundo Sofía Gancedo, economista y fundadora de la empresa Bricksave.

Y dependiendo de las condiciones que existan en tu país, si has tenido la fortuna de contar con algunos recursos extra, vale la pena mirar la opción de invertir, pero invertir «un monto que estés dispuesto a perder», apunta.

Un fenómeno que ha aumentado en los últimos años, explica, es la democratización de las tecnologías financieras (fintech), que poco a poco se han ido abriendo camino en América Latina.

Eso provee una serie de herramientas de ahorro e inversión que puedes manejar desde tu teléfono celular y que te permiten acceder a una mayor cantidad de alternativas para mejorar la manera en que organizas tu dinero.

Con todo, hay ciertos principios básicos que no dependen de la tecnología, sino más bien de tu propia organización mental y práctica.

Y aunque las prioridades dependerán de la situación individual, seguir estos pasos puede ayudarte a visualizar mejor tu futuro y la manera en que fijas tus metas.

1-Define tus objetivos financieros y elabora un presupuesto

Lo que suelen recomendar los expertos es fijarse metas para el mes, para el año y para el largo plazo. Es recomendable dejarlo por escrito para que lo puedas revisar cada vez que pierdas la brújula.

Los objetivos financieros pueden ir desde recuperarse del impacto financiero de los últimos meses, conseguir un trabajo extra para complementar tu ingreso actual, buscar dónde están las tasas de interés más convenientes para reestructurar tu deuda, aumentar tu nivel de ahorro, cambiarte de trabajo o, por ejemplo, emprender.

Pareja mirando documentos

En el largo plazo, es conveniente visualizar dónde quieres estar financieramente en 5 o 10 años más. Fuente de la imagen, Getty Images

En el largo plazo, es conveniente visualizar dónde quieres estar financieramente en 5 o 10 años más. De esa manera, tus objetivos más específicos estarán en el marco de un horizonte mayor.

Definidos los objetivos, el paso siguiente es crear un presupuesto. No tiene que ser necesariamente algo complicado ni con lujo de detalles, pero debería incluir al menos los gastos fijos agrupados en categorías, como puede ser la renta o la hipoteca, comida, medicamentos, vestuario, educación, vehículo, seguro médico, deudas, entretenimiento o lo que te sea más útil.

A eso se agrega una categoría de gastos extras o imprevistos (y si las condiciones lo permiten, ahorro). Al poner por escrito el presupuesto, es más fácil ver en qué te gastas el dinero y puedes detectar si te estás sobrepasando en alguna de aquellas categorías.

Lo más básico es preguntarse: «¿puedo vivir sin esto?« y atreverse a romper la inercia haciendo los recortes necesarios.

Un buen presupuesto, recomiendan los expertos, debería contener el detalle de todos los ingresos y los gastos mensuales para cada uno de los 12 meses del año.

Esta herramienta es el paso que te permite llevar a la práctica las ideas que dan vueltas en tu cabeza. Sin un presupuesto, es muy difícil llegar a la meta financiera si no tienes el control de lo que haces cotidianamente con tu dinero.

2- Crea metas de ahorro

Cuando ya definiste tus objetivos y elaboraste un presupuesto, viene el siguiente paso: ahorrar.

En tiempos de pandemia, la incertidumbre financiera crece, y no estamos seguros de si nos renovarán el contrato o si los clientes volverán a demandar nuestros servicios o productos. Por eso, ahora más que nunca vale la pena tener un colchón que te pueda cubrir ante una emergencia.

«El ahorro no es guardar lo que me sobra del sueldo. Muchas veces requiere hacer ciertos sacrificios», explica Gancedo.

«Lo que yo recomiendo es ahorrar el equivalente a un año de tu sueldo», señala, aunque reconoce que puede ser una meta difícil de alcanzar. Con todo, al final de cuentas lo que vale es ahorrar lo que puedas, pero «hacerlo consistentemente».

La idea es partir de a poco y aumentar la meta según como evolucionen tus circunstancias. No importa el monto, lo que más importa es hacerse el hábito. «Es como salir a correr», dice la economista.

3- Invierte en aquello que estás dispuesto a perder

Junto al ahorro, está el tema de la inversión. Lo primero es darle una mirada a las tasas de interés en tu país para analizar en qué medida te conviene guardar el dinero en el banco o invertirlo.

En muchas de las economías ricas las tasas han llegado a niveles históricamente bajos, rondando el 0% o incluso negativas. Precisamente lo que buscan esos países es estimular la inversión y el consumo.

Así las cosas, si guardas los recursos en el banco, puede ser que incluso pierdas dinero con el pago de comisiones. Pero hay otros países donde vale la pena tener una cuenta de ahorro o un depósito a plazo.

Lo importante, dice Gancedo es que investigues dónde está poniendo tu dinero y no solo te dejes llevar por la promesa de una alta rentabilidad.

«Invierte en activos que realmente entiendes y con un monto que estás dispuesto a perder. No asumas riesgos con dinero que necesitas«.

La otra recomendación es arrancar de a poco y diversificar las inversiones, para evita una pérdida total cuando un activo se desploma.

Y aunque la rentabilidad más alta es tentadora, siempre que hay que tener en cuenta que a mayor rentabilidad corres más riesgo. Eso ocurre, por ejemplo, con las criptomonedas.

El otro riesgo es que muchos inversores inexpertos siguen recomendaciones en redes sociales que no necesariamente provienen de una fuente calificada.

O se dejan llevar por la fiebre de una acción cuyo se precio se fue a la nubes de la noche a la mañana como ocurrió con la saga de GameStop.

El error más común

«El error más grande que veo es no tener conciencia sobre lo que realmente es un crédito«, sostiene Gancedo.

Es un error, que se repite en todos los sectores sociales, en todos los países y en todos los niveles de educación.

Aunque parezca obvio que un crédito es un préstamo que tenemos que devolver (con intereses), muchas veces se produce una trampa psicológica en que usamos la tarjeta sin pensar que el dinero no es nuestro.

Genera la ilusión de que se puede patear el problema para más adelante y que en el futuro verás como lo solucionas.

«Conozco gente con muy alto nivel educacional y una carrera exitosa que de pronto te habla del valor de la cuota mensual, cuando eso es un error básico», agrega.

No importa si puedes pagar la cuota mensual de un auto nuevo. Pero si calculas que al final del préstamo terminarás pagando tres veces el mismo auto, no vale la pena.

Ese ejercicio, que es de educación financiera elemental, muchas veces lo olvidamos.

Autor: Cecilia Barría

Leer más en: BBC Mundo

Cápsulas de Salud: ¿Has bajado mucho de peso sin querer?

Si has perdido mucho peso sin querer de manera repentina y sin ninguna causa específica, puede ser signo de algún padecimiento médico.

Regulación de peso corporal

En el organismo hay una variedad de sistemas reguladores que ayudan a conservar el peso del cuerpo en cierto punto determinado.

Perder cuánto peso, podría ser indicativo de alguna enfermedad

Si pierdes más del 5% de tu peso en un lapso de tiempo de seis meses a un año sin habértelo propuesto, es recomendable una revisión médica, en especial si ya estabas por debajo de tu peso “ideal” o si eres adulto mayor.

Si por ejemplo pesas 150 libras (68 kg) y has perdido alrededor de 7.5 libras (3.4 kg) que es el 5%. O si pesas 180 libras y pierdes 9 libras (4 kg).

Por lo general el peso corporal de una persona se ve afectado por las calorías que consume en su dieta, por la actividad física que realiza, por la edad, por su apetito o cambios en la alimentación, por sus emociones, por su estado de salud, en especial si se afecta por la absorción de nutrientes.

O bien por consumo de algunos medicamentos que puedan afectar el apetito u ocasionar cambios en el gusto u olfato. Otras causas que indirectamente pueden afectar el peso corporal son factores económicos y sociales.

En ocasiones no es tan sencillo detectar por qué se está perdiendo peso de forma inesperada y pueden ser varios factores relacionados. Primero ver qué tan abajo estás según indicador de índice de masa corporal (IMC), podrías estar dentro de parámetros “normales”.

Siempre acudir con tu médico en forma oportuna ayudará a detectar la causa y su posible diagnóstico, en especial si se acompaña con ciertos análisis de laboratorio, exploración física y una detallada revisión de tu historia clínica.

¿Qué enfermedades podrían estar relacionadas con bajar de peso?

Algunas enfermedades podrían tener relación directa o indirecta que ocasiona la pérdida de peso:

-Cáncer.

-Enfermedad celíaca.

-Enfermedad de Crohn.

-Colitis ulcerosa.

-Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

-Problemas de tiroides.

– Enfermedades del hígado.

-Depresión

-Diabetes.

-VIH/sida.

-Enfermedad de Parkinson.

-Falla renal crónica.

-Bulimia y Anorexia nerviosa, entre otras.

Es importante estar bajo vigilancia médica una vez detectado el diagnóstico y su seguimiento en cuanto a variabilidad de peso y cómo está afectando el estado nutricio.

Así como un plan de alimentación personalizado para estabilizar el peso corporal o recuperar el peso perdido. En algunos casos se requiere tratamiento integral médico multidisciplinario.

Fuente: Hola Doctor

Nota: La información contenida en esta nota es de carácter informativo y no es, ni pretende ser, fuente de asesoría médica profesional en ningún tema.

Nexum International no acepta responsabilidad por algún perjuicio en relación con acciones tomadas o no tomadas, basadas en cualquier contenido de esta página. La compañía no acepta ninguna responsabilidad por cualquier pérdida, daño o perjuicio que resulte de tomar información de esta página. La compañía no es responsable de ningún contenido de terceros que esté en la página o que se pueda acceder a través de ella.

Cápsulas de Psicología: Problemas de conducta infantil

Los problemas de conducta infantil generan mucho estrés en el ambiente familiar y pueden aparecer por primera vez alrededor del segundo año de vida, cuando los niños pasan a ser un poco más autónomos, conscientes y, con la ayuda de los padres, empiezan a regularse.

Los problemas de conducta se pueden presentar bajo diferentes formas, aunque las manifestaciones más frecuentes, en niños entre los dos y los cuatro años, consiste en llorar, gritar, romper o tirar cosas, golpear, pegar, tirarse al suelo, etc.

En algunos casos la presencia y la consistencia de los problemas de conducta es tan intensa que influye en la interacción social y escolar, induciendo así a los padres, a los profesores y a los cuidadores, en general, a invertir mucho tiempo en la búsqueda de una posible solución.

¿Hay que evitar la etiqueta de «Niño Malo»?

Delante de la conducta disregulada (o problemática en cuanto está fuera de contexto), lo primero es no poner la “etiqueta de malo” al niño: el problema es la conducta, no el niño en sí.

En otras palabras, es importante identificar al niño como una persona “buena”, no “mala” y, como consecuencia, es importante criticar conductas específicas, no a sus cualidades como persona. Por ejemplo, es preferible que le digamos: “hoy he visto que has llorado mucho cuando teníamos que volver a casa” en lugar de “hoy en el parque has sido muy desobediente”. De esta forma, discriminamos las conductas que no nos han gustado, evitando la generalización de la conducta negativa a toda la persona (Ianes, Cramerotti, 2002).

¿Qué hacer delante de una conducra problemática?

El primer paso consiste en reconocer que existe una dificultad y entender qué alimenta el problema. Una vez detectadas las funciones de las conductas inadecuadas, es posible actuar de muchas formas diferentes, teniendo principalmente en cuenta que es mejor y más efectivo proporcionar refuerzos positivos.

A menudo nos olvidamos de que nuestros hijos poseen muchas habilidades y, cada día, ponen en marcha muchas conductas adecuadas. Estas se manifiestan de forma sencilla, como por ejemplo colaborando en pequeñas tareas, ayudándonos a guardar la compra o llevando algo del supermercado. A veces pasa que nos centramos más en lo que es negativo en lugar de en lo positivo y, de esta forma, el mundo alrededor del niño está formado por muchos “NO”. El adulto tiene que hacer hincapié en las conductas adecuadas y, en muchas ocasiones, esta actitud conlleva un clima de reconocimiento positivo que ayuda al niño a sentirse “bueno” y NO “malo”.

A parte del aspecto estrictamente conductual, es importante reflexionar también sobre el aspecto emocional que acompaña a los comportamientos de nuestros hijos. Un ejemplo son las conductas inadecuadas en el contexto escolar, a menudo determinadas por emociones negativas que influyen en el aprendizaje y en la motivación escolar. Por lo contrario, cuantas más emociones positivas consiga vivir el niño en el entorno escolar, más aprenderá y se sentirá motivado a aprender.

Resumiendo entonces, si queremos que un niño mantenga una actitud correcta, es aconsejable hablarle de una manera positiva. Por ejemplo: cuando el propio hijo grita, la reacción más frecuente de los padres es que ellos también griten para callarle y esto es justo lo que se debe evitar. Una forma adecuada de solucionar este problema podría ser, por ejemplo, incitando al niño a que hable más despacio.

Cuando los niños son pequeños (especialmente en los primeros 3 años de vida) es muy importante que los padres estén muy presentes, para ayudarles en la regulación y corregir enseguida eventuales conductas inadecuadas (por ejemplo, decir “no, el enchufe no se toca” de una manera firme y a la vez dulce).

Cuando los niños son más mayores, es importante empezar a poner reglas verbales o proponer una actividad como premio cuando éstos cumplen con la petición del adulto. Por ejemplo, si el niño quiere salir, se le podría decirle: “si claro, vamos a salir pero antes tendrás que guardar tus juguetes”. Es fundamental que los padres guarden un tono de voz sosegado y tranquilo, respetuoso pero a la vez firme.

¿Cómo influyen las emociones de los adultos a la hora de poner límites?

Las emociones vividas por los padres y, en general, por los adultos influyen muchísimo cuando se intenta poner límites a las conductas de un niño. Si los adultos son personas nerviosas, pondrán nerviosos a los niños. Si los adultos mantienen la calma y la firmeza suficiente, los niños actuarán en consecuencia. Con la ayuda de los límites, nuestros hijos aprenderán a discriminar lo que está bien de lo que está mal, y se les proporcionará una buena guía para su desarrollo futuro.

foto de mujer haciendo yogaPero para que los límites no sean vividos como una “imposición” de los adultos, es importante dar la posibilidad al niño de elegir. Sin darnos cuenta, los adultos elegimos muchas cosas en lugar del niño. El colegio, la ropa que se tiene que poner, la comida que tiene que comer, etc. Trasladar al niño la posibilidad de elegir, a veces con mucha paciencia, le ayudará a aumentar su autoestima, reforzará su capacidad de expresar sus deseos, sentimientos y su asertividad. Se puede dar la oportunidad de elegir incluso a niños muy pequeños, por ejemplo ofreciendo la posibilidad de escoger que camiseta ponerse o en qué silla quieren sentarse para comer, etc.

Una regla de “oro” consiste en no abusar del “NO”. Esta palabra tendría que ser utilizada exclusivamente en situaciones graves y peligrosas, porque de lo contrario puede acabar perdiendo su significado original.

Por último, para poder intervenir de la manera más eficaz ante los problemas de conducta de los niños, hay que tener en cuenta que el cansancio es un gran enemigo. El adulto tiene que disponer de una buena dosis de flexibilidad, paciencia, firmeza y coherencia educativa.

Fuente: PSISE

Nota: La información contenida en esta nota es de carácter informativo y no es, ni pretende ser, fuente de asesoría médica profesional en ningún tema.

Nexum International no acepta responsabilidad por algún perjuicio en relación con acciones tomadas o no tomadas, basadas en cualquier contenido de esta página. La compañía no acepta ninguna responsabilidad por cualquier pérdida, daño o perjuicio que resulte de tomar información de esta página. La compañía no es responsable de ningún contenido de terceros que esté en la página o que se pueda acceder a través de ella.

Cápsulas de Salud: Vacunas para niños, una guía para padres.

Las vacunas se administran para prevenir enfermedades infecciosas a millones de bebés, niños, adolescentes y adultos y es fundamental que se demuestre que son seguras y eficaces.

Una vacuna es un medicamento. Como cualquier medicamento, las vacunas tienen beneficios y riesgos y, aunque son muy eficaces, ninguna vacuna es 100% eficaz para prevenir enfermedades ni 100% segura en todas las personas. La mayoría de los efectos secundarios de las vacunas suelen ser leves y de corta duración. Por ejemplo, una persona puede sentir dolor en el lugar de la inyección o experimentar una fiebre leve. Las reacciones graves a las vacunas son extremadamente raras, pero pueden ocurrir.

Cuando los científicos crean vacunas, tienen en cuenta:

  • De qué manera el sistema inmunitario responde al germen
  • Quién necesita vacunarse contra el germen
  • La mejor tecnología o enfoque para crear la vacuna

Según algunos de estos factores, los científicos deciden qué tipo de vacuna elaborarán. Existen 4 tipos de vacunas principales:

  • Vacunas vivas atenuadas
  • Vacunas inactivadas
  • Vacunas de subunidades, recombinantes, polisacáridas y combinadas
  • Vacunas con toxoides

5 cosas que a lo mejor no sabes sobre las vacunas:

La mayoría de los padres vacunan a sus niños.

​Los padres deciden vacunar para proteger a los niños, la familia y la comunidad. Demorar las vacunas o rehusarlas deja a los niños vulnerables y pone en riesgo a otras personas. #LasVacunasFuncionan

Las vacunas protegen en contra de los brotes de sarampión.

​Los brotes de sarampión son un claro recordatorio de lo peligroso que puede ser el sarampión y de la importancia de vacuna a los niños para protegerlos. #LasVacunasFuncionan

La vacuna de la gripe es la mejor forma de proteger contra la influenza

​La American Academy of Pediatrics (AAP) recomienda que todas las personas a partir de los 6 meses se vacunen contra la influenza todos los años.

La vacuna contra el VPH protege contra el cáncer

​Con la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH), los padres tienen la oportunidad de proteger en el futuro a sus hijos e hijas contra el cáncer relacionado con el VPH. #LasVacunasFuncionan #PrevengaelCáncer

Los estudiantes universitarios también necesitan vacunarse

​Cerciórese de hacer una cita con el pediatra antes de que su hijo se vaya a la universidad para que el joven tenga la información que necesita para mantenerse sano cuando está lejos de casa, y para que reciba las vacunas que lo protegen contra enfermedades como el sarampión, meningitis y tosferina. #LasVacunasFuncionan

Fuente: Healthy Children

Nota: La información contenida en esta nota es de carácter informativo y no es, ni pretende ser, fuente de asesoría médica profesional en ningún tema.

Nexum International no acepta responsabilidad por algún perjuicio en relación con acciones tomadas o no tomadas, basadas en cualquier contenido de esta página. La compañía no acepta ninguna responsabilidad por cualquier pérdida, daño o perjuicio que resulte de tomar información de esta página. La compañía no es responsable de ningún contenido de terceros que esté en la página o que se pueda acceder a través de ella.