Cápsulas de Salud: Enfermedad de las arterias carótidas

La enfermedad de las arterias carótidas es una enfermedad que afecta a los vasos sanguíneos que conducen a la cabeza y el cerebro (enfermedad cerebrovascular).

La enfermedad de las arterias carótidas es una enfermedad que afecta a los vasos sanguíneos que conducen a la cabeza y el cerebro (enfermedad cerebrovascular). Al igual que el corazón, las células del cerebro necesitan un constante suministro de sangre rica en oxígeno. Esta sangre llega al cerebro por medio de dos grandes arterias carótidas ubicadas en la parte delantera del cuello y dos arterias vertebrales más pequeñas ubicadas en la parte trasera del cuello. Las arterias vertebrales derecha e izquierda se unen en la base del cerebro para formar la denominada arteria basilar. Un accidente cerebrovascular (o ataque cerebral) se produce más comúnmente cuando las arterias carótidas se obstruyen y el cerebro no recibe suficiente oxígeno.

La enfermedad de las arterias carótidas aumenta el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular de tres maneras:

  • La acumulación de una sustancia grasa denominada «placa» puede estrechar significativamente las arterias carótidas.
  • Un coágulo sanguíneo puede atascarse en una arteria carótida estrechada por placa.
  • La placa puede desprenderse de las arterias carótidas y obstruir una arteria más pequeña en el cerebro (arteria cerebral).

¿Quiénes corren mayor riesgo de padecer una enfermedad de las arterias carótidas y un accidente cerebrovascular?

Aproximadamente cada 4 minutos, alguien en Estados Unidos se muere de un accidente cerebrovascular. El riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular aumenta con la edad, y es más común en hombres que en mujeres. El accidente cerebrovascular es la quinto causa de muerte en los Estados Unidos y una de las principales causantes de discapacidad en estadounidenses mayores.

Si un paciente tiene una enfermedad de las arterias carótidas, es probable que también tenga enfermedad arterial coronaria grave o que uno de sus padres haya fallecido de enfermedad arterial coronaria. O sea que los factores de riesgo de la enfermedad de las arterias carótidas son similares a los de la enfermedad de las arterias coronarias:

  • Niveles elevados de lipoproteínas de baja densidad (colesterol malo) y triglicéridos en la sangre.
  • Presión arterial alta.
  • Diabetes.
  • Consumo de cigarrillos (tabaquismo).
  • Antecedentes familiares de enfermedad arterial coronaria.
  • Obesidad.
  • Sedentarismo.

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad de las arterias carótidas?

Aunque no hay síntomas específicos de enfermedad de las arterias carótidas, los síntomas de advertencia de un accidente cerebrovascular son una buena manera de determinar si existe una obstrucción en las arterias carótidas. Los ataques isquémicos transitorios (AIT) son uno de los síntomas de advertencia más importantes de un posible accidente cerebrovascular en el futuro cercano. Los AIT, a veces denominados «miniaccidentes cerebrovasculares», son episodios transitorios de dolor de cabeza, mareo, hormigueo, entumecimiento, vista nublada, confusión o parálisis que pueden durar unos pocos minutos o hasta un par de horas. Consulte inmediatamente al médico si usted o un conocido tiene síntomas de un AIT.

Los siguientes son otros indicios y síntomas de una obstrucción en una arteria carótida:

  • Debilidad o parálisis del brazo, la pierna o el rostro, de un lado del cuerpo.
  • Entumecimiento u hormigueo en el brazo, la pierna o el rostro, de un lado del cuerpo.
  • Dificultad para tragar.
  • Pérdida de la vista o vista nublada en un ojo.
  • Mareo, confusión, desmayo o coma.
  • Dolor de cabeza intenso y repentino de origen desconocido.

¿Cómo se diagnostica la enfermedad de las arterias carótidas?

En la mayoría de los casos, los médicos pueden detectar la enfermedad durante un chequeo de rutina. El médico puede preguntarle si ha tenido síntomas de un accidente cerebrovascular (entumecimiento o debilidad muscular, desorientación o dificultad para hablar o ver). Colocando un estetoscopio en el cuello, encima de la arteria carótida, el médico puede tratar de detectar un soplo. Pero los resultados de este examen pueden ser engañosos. No siempre se escuchan soplos, incluso cuando la enfermedad de las arterias carótidas es grave, y a veces se escuchan soplos cuando las obstrucciones son leves.

Los siguientes son otros medios diagnósticos utilizados:

  • Ultrasonido Doppler. Emplea ondas sonoras para examinar el flujo sanguíneo y medir el grosor de las arterias carótidas.
  • Angiografía por resonancia magnética (ARM). Un tipo de estudio por resonancia magnética que emplea campos magnéticos inofensivos pero potentes para producir una imagen detallada de las arterias del cerebro.
  • Oculopletismografía. Mide la pulsación de las arterias que se encuentran en el fondo del ojo. Es una manera indirecta de detectar obstrucciones en las arterias carótidas.
  • Arteriografía y angiografía por sustracción digital (ASD). Radiografías de las arterias carótidas que se toman tras inyectar un medio de contraste especial en la corriente sanguínea.

¿Cómo se trata la enfermedad de las arterias carótidas?

Además de tratar la aterosclerosis u otros trastornos subyacentes, podrían ser necesarios cambios en el estilo de vida, medicamentos, intervenciones transcatéter o intervenciones quirúrgicas para contrarrestar los efectos de la enfermedad de las arterias carótidas y reducir el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular.

Modificación del estilo de vida

El tratamiento de la enfermedad de las arterias carótidas incluye la modificación del estilo de vida. La National Stroke Association (Asociación Nacional de Ataque Cerebral de los Estados Unidos) recomienda:

  • Dejar de fumar.
  • Controlar la presión arterial alta, el colesterol, la diabetes y las enfermedades cardiovasculares.
  • Averiguar si uno tiene alteraciones del ritmo cardíaco, especialmente fibrilación auricular, ya que aumentan el riesgo de coágulos sanguíneos que pueden ocasionar un accidente cerebrovascular.
  • Limitar el consumo de alcohol. Según los expertos, el consumo moderado es un promedio de una o dos bebidas por día para los hombres y una bebida por día para las mujeres. Una bebida se define como 1,5 onzas líquidas (44 ml) de bebidas espirituosas de una graduación alcohólica de 40° (80 proof), 4 onzas líquidas (118 ml) de vino o 12 onzas líquidas (355 ml) de cerveza.
  • Incluir ejercicio (especialmente caminatas de 30 minutos de duración) en las actividades diarias.
  • Usar menos sal en la comida.
  • Hablar con el médico sobre problemas circulatorios que puedan incrementar el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular.
  • Consultar inmediatamente al médico en caso de observarse síntomas de un accidente cerebrovascular.

Medicamentos

Podrían necesitarse diluyentes de la sangre (anticoagulantes) para prevenir un accidente cerebrovascular. La aspirina y otros diluyentes de la sangre han demostrado reducir el riesgo de sufrir un ataque cerebral. En la mayoría de los casos, los pacientes tienen que tomar estos medicamentos el resto de su vida.

Intervenciones percutáneas 

Los cardiólogos intervencionistas pueden realizar una angioplastia de las arterias carótidas para despejarlas si están obstruidas. Con este fin, usan un tubo largo y delgado denominado «catéter» que tiene un globo (o balón) pequeño en la punta. Este globo se infla en el lugar de la arteria carótida en que se encuentra la obstrucción para aplastar o comprimir la placa contra la pared arterial.

La angioplastia de las arterias carótidas se combina a menudo con la colocación de un dispositivo pequeño de malla metálica llamado stent. Cuando el stent se implanta dentro de una arteria carótida, actúa como un soporte o armazón para mantenerla abierta. Por lo general, la angioplastia de las arterias carótidas con colocación de stent se realiza en pacientes que no reúnen los requisitos necesarios para someterse a la operación tradicional (la endarterectomía carotídea) o en quienes se considera menos riesgosa que la operación tradicional.

Intervenciones quirúrgicas 

La endarterectomía carotídea es una operación en que se extirpa la placa de ateroma de las arterias del cuello.

Fuente: Texas Heart Institute

Nota: La información contenida en esta nota es de carácter informativo y no es, ni pretende ser, fuente de asesoría médica profesional en ningún tema.

Nexum International no acepta responsabilidad por algún perjuicio en relación con acciones tomadas o no tomadas, basadas en cualquier contenido de esta página. La compañía no acepta ninguna responsabilidad por cualquier pérdida, daño o perjuicio que resulte de tomar información de esta página. La compañía no es responsable de ningún contenido de terceros que esté en la página o que se pueda acceder a través de ella.

Cápsulas de salud: ¿Qué es la Bradicardia?

Una bradicardia es un descenso de la frecuencia cardíaca normal. Normalmente, el corazón de un adulto late entre 60 y 100 veces por minuto en reposo. Si tienes bradicardia, el corazón late menos de 60 veces por minuto.

La bradicardia puede ser un problema grave si el corazón no bombea suficiente sangre rica en oxígeno al cuerpo. En algunas personas, sin embargo, la bradicardia no causa síntomas ni complicaciones.

El implante de un marcapasos puede corregir la bradicardia y ayudar a que el corazón mantenga una frecuencia adecuada.

Si tienes bradicardia, el cerebro y otros órganos podrían no recibir suficiente oxígeno, lo que posiblemente provoque estos síntomas:

  • Desvanecimiento o desmayo (síncope)
  • Mareos o aturdimiento
  • Fatiga
  • Dificultad para respirar
  • Dolores en el pecho
  • Confusión o problemas de memoria
  • Cansancio rápido durante la actividad física

Cuándo es normal una frecuencia cardíaca lenta

Una frecuencia cardíaca en reposo de menos de 60 latidos por minuto es normal en algunas personas, especialmente, en adultos jóvenes sanos y atletas entrenados. En su caso, la bradicardia no se considera un problema de salud.

Cuándo consultar al médico

Varias enfermedades pueden causar signos y síntomas de bradicardia. Es importante obtener un diagnóstico rápido y preciso, y la atención médica adecuada. Consulta con el médico si tú o tu hijo tienen síntomas de bradicardia.

Si te desmayas, tienes dificultades para respirar o sientes dolor en el pecho durante más de unos minutos, obtén atención de urgencia o llama al 911 o al número local de emergencias. Busca atención de urgencia para cualquier persona que presente estos síntomas.

Causas

Las causas de la bradicardia pueden ser:

  • Daño del tejido cardíaco relacionado con el envejecimiento
  • Daño del tejido cardíaco por una enfermedad del corazón o un ataque cardíaco
  • Trastorno cardíaco presente al momento del nacimiento (defecto cardíaco congénito)
  • Infección del tejido cardíaco (miocarditis)
  • Una complicación después de una cirugía cardíaca
  • Glándula tiroides hipoactiva (hipotiroidismo)
  • Desequilibrio de sustancias química en la sangre, como el potasio o el calcio
  • Interrupción repetida en la respiración durante el sueño (apnea obstructiva del sueño)
  • Enfermedad inflamatoria, como fiebre reumática o lupus
  • Medicamentos, como algunos medicamentos para otros trastornos del ritmo cardíaco, presión arterial alta y psicosis

Circuito eléctrico del corazón

El corazón está compuesto por cuatro cavidades, de las cuales dos son superiores (aurículas) y dos son inferiores (ventrículos). Normalmente, un marcapasos natural (el nódulo sinusal), que se encuentra en la aurícula derecha, controla el ritmo cardíaco mediante impulsos eléctricos que inician cada latido del corazón.

Estos impulsos eléctricos atraviesan las aurículas, lo que hace que se contraigan y bombeen sangre a los ventrículos. Luego, estos impulsos eléctricos llegan a un grupo de células llamado «nódulo auriculoventricular».

El nódulo auriculoventricular transmite la señal a un grupo de células llamado «haz de His». Estas células transmiten la señal a una rama izquierda que se encarga del ventrículo izquierdo y a una rama derecha que se encarga del ventrículo derecho, lo que hace que los ventrículos se contraigan y bombeen sangre: el ventrículo derecho envía sangre con poco oxígeno a los pulmones y el ventrículo izquierdo envía sangre rica en oxígeno al cuerpo.

La bradicardia se produce cuando las señales eléctricas se retrasan o se bloquean.

Problemas del nódulo sinusal

Por lo general, la bradicardia comienza en el nódulo sinusal. La frecuencia cardíaca puede ser lenta porque el nódulo sinusal:

  • Envía impulsos eléctricos más lento de lo normal
  • Se detiene por momentos o no envía impulsos a un ritmo regular
  • Envía un impulso eléctrico que se bloquea antes de causar que las aurículas se contraigan

En algunas personas, los problemas del nódulo sinusal pueden provocar ritmos cardíacos lentos alternados con ritmos cardíacos rápidos (síndrome de bradicardia-taquicardia).

Bloqueo cardíaco (bloqueo auriculoventricular)

La bradicardia también puede ocurrir porque las señales eléctricas que se transmiten a través de las aurículas no llegan a los ventrículos (bloqueo cardíaco o bloqueo auriculoventricular).

Los bloqueos cardíacos se clasifican según el grado en el que las señales de las aurículas alcanzan las cavidades de bombeo principales del corazón (ventrículos).

  • Bloqueo cardíaco de primer grado. En la forma más leve, todas las señales eléctricas de las aurículas llegan a los ventrículos, pero la señal es más lenta. El bloqueo cardíaco de primer grado en raras ocasiones produce síntomas y, por lo general, no necesita tratamiento si no hay otra anomalía en la conducción de señales eléctricas.
  • Bloqueo cardíaco de segundo grado. No todas las señales eléctricas llegan a los ventrículos. Algunos latidos se «interrumpen», lo que provoca un ritmo más lento y, en ocasiones, irregular.
  • Bloqueo cardíaco de tercer grado (completo). Ninguno de los impulsos eléctricos de las aurículas llega a los ventrículos. Cuando esto sucede, un marcapasos natural toma el control, pero se producen impulsos eléctricos lentos y, en ocasiones, poco confiables para controlar el latido de los ventrículos.

Factores de riesgo

Edad

Un factor de riesgo clave para la bradicardia es la edad. Los problemas cardíacos, que por lo general se asocian con la bradicardia, son más frecuentes en adultos mayores.

Factores de riesgo relacionados con enfermedades cardíacas

Por lo general, la bradicardia se asocia con los daños al tejido cardíaco causados por algún tipo de enfermedad cardíaca.

Por lo tanto, los factores que incrementan el riesgo de padecer enfermedades cardíacas también pueden aumentar el riesgo de tener bradicardia. Los cambios en el estilo de vida o el tratamiento médico podrían disminuir el riesgo de padecer una enfermedad cardíaca asociada con los siguientes factores:

  • Presión arterial alta
  • Tabaquismo
  • Consumo excesivo de alcohol
  • Consumo de drogas recreativas
  • Estrés psicológico o ansiedad

Complicaciones

Si la bradicardia provoca síntomas, las posibles complicaciones pueden ser:

  • Desmayos frecuentes
  • Incapacidad del corazón para bombear suficiente sangre (insuficiencia cardíaca)
  • Paro cardíaco repentino o muerte súbita

Prevención

La forma más eficaz de prevenir la bradicardia es reducir el riesgo de contraer una enfermedad cardíaca. Si ya tienes una enfermedad cardíaca, contrólala y sigue tu plan de tratamiento para reducir el riesgo de bradicardia.

Prevenir enfermedades cardíacas

Hazte tratar o elimina los factores de riesgo que pueden provocarlas. Toma las siguientes medidas:

  • Haz ejercicio y sigue una dieta saludable. Lleva un estilo de vida saludable para el corazón: haz ejercicio de manera regular y sigue una dieta saludable con bajo contenido de grasa, de sal y de azúcar, que sea rica en frutas, vegetales y cereales integrales.
  • Mantener un peso saludable. El sobrepeso aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardíacas.
  • Mantén bajo control la presión arterial y el colesterol. Haz cambios en tu estilo de vida y toma medicamentos según las indicaciones del médico para corregir la presión arterial alta (hipertensión) o el colesterol alto.
  • No fumes. Si fumas y no puedes dejar por tus propios medios, habla con tu médico sobre las estrategias o los programas para ayudarte a abandonar el hábito.
  • Si consumes alcohol, hazlo con moderación. Para los adultos sanos, esto significa hasta una copa por día para las mujeres de todas las edades y para los hombres mayores de 65 años, y hasta dos copas por día para los hombres de 65 años o menores.Pregúntale al médico si debes evitar el consumo de alcohol debido a tu afección. Si no puedes controlar el consumo de alcohol, habla con el médico sobre un programa para dejar de beber y controlar otros comportamientos relacionados con el abuso del alcohol.
  • No consumas drogas recreativas. Consulta con el médico sobre un programa adecuado para ti si necesitas ayuda para dejar de consumir drogas recreativas.
  • Controla el estrés. Evita el estrés innecesario y aprende técnicas de control para manejar el estrés normal de una manera saludable.
  • Asiste a los controles programados. Hazte exploraciones físicas regulares e informa al médico sobre los signos o síntomas.

Hazte controlar y tratar las enfermedades cardíacas existentes

Si ya tienes una enfermedad cardíaca, puedes tomar medidas para reducir el riesgo de contraer bradicardia u otro trastorno del ritmo cardíaco:

  • Sigue el plan. Asegúrate de entender el plan de tratamiento y toma todos los medicamentos como se te indique.
  • Informa los cambios de inmediato. Si los síntomas cambian o empeoran, o si tienes nuevos síntomas, informa al médico de inmediato.

Lerer más en: Mayo Clinic

Nota: La información contenida en esta nota es de carácter informativo y no es, ni pretende ser, fuente de asesoría médica profesional en ningún tema.

Nexum International no acepta responsabilidad por algún perjuicio en relación con acciones tomadas o no tomadas, basadas en cualquier contenido de esta página. La compañía no acepta ninguna responsabilidad por cualquier pérdida, daño o perjuicio que resulte de tomar información de esta página. La compañía no es responsable de ningún contenido de terceros que esté en la página o que se pueda acceder a través de ella.

Cápsulas de Finanzas Personales: Cómo eliminar tu estrés financiero

El estrés suele diagnosticarse cuando no se sabe a ciencia cierta qué le sucede a una persona, pero se la ve tensionada, con múltiples problemas de salud, al borde de un colapso o muy angustiada.

Desde el universo de las finanzas, hay un hombre que ofrece una aproximación práctica a este mal de muchos en la sociedad actual. Hablamos del más rico del mundo, Jeff Bezos, dueño de Amazon.

Bezos sostiene que el estrés aparece fundamentalmente cuando no se actúa ante situaciones en las que uno puede ejercer cierto control. Si encontramos que algo nos genera estrés, si se enciende dentro nuestro el alerta, aunque no sepamos bien de qué se trata, lo que ocurre es que no nos estamos ocupando de lo que nuestro cuerpo quiere que nos ocupemos. Ni bien identificamos la situación estresante y realizamos la primera acción para superarla (puede ser un llamado, el envío de un mail, etc.), nuestro nivel de estrés se reduce considerablemente, incluso en aquellos casos en los que no hallamos la solución de inmediato o iniciamos el camino hacia la solución pero sabemos que se trata de un trayecto largo por recorrer.

El estrés aparece por ignorar cosas que no deberíamos ignorar. El estrés no aparece necesariamente por trabajar demasiado. Uno puede trabajar mucho y amar lo que hace casi todos los días. También se puede estar desempleado y muy estresado por esa situación. Pero pensemos en quienes no tienen empleo y lo buscan activamente. Se registran en redes sociales laborales, envían currículums, asisten a entrevistas. En esos casos, el estrés se reduce. Uno puede encontrarse desempleado pero sabe que está poniendo la energía en conseguir otro trabajo.

Tomando como punto de partida esta concepción, repasaremos a continuación algunos consejos para reducir el estrés financiero, que puede responder a problemas de ingresos, gastos, ahorro o inversión.

Estrés en los ingresos

Cada vez que observás tu recibo de sueldo o cada vez que pensás en la inflación y tus ingresos, te estresás. Quejarte y responsabilizar a tu empleador, a los políticos o al país en general por ello puede aliviarte momentáneamente, pero -al igual que la leche con la acidez- no va a reducir ni una pizca tu grado de estrés en los ingresos.

Claramente, existe una limitación física para aumentar los ingresos trabajando más horas, sobre todo si trabajamos en relación de dependencia.

Por el contrario, existen distintas y muy variadas alternativas para aumentar los ingresos a través de la administración de las finanzas personales (ingresos pasivos financieros), de la aplicación de nuestras ideas (ingresos pasivos monitoreados) o de la concreción de proyectos creativos (ingresos pasivos patentados), tal como vimos tiempos atrás en este mismo espacio.

¿Quierés reducir tu estrés en materia de ingresos? Comenzá entonces a buscar información sobre las múltiples fuentes de ingresos, anotate en cursos y charlas sobre el tema, pidele consejos a aquellos que están en la situación financiera a la que querés llegar (no a tus compañeros de oficina o en quienes atraviesan tu misma situación) y comenzá realizar pequeñas pruebas en distintas áreas de generación de ingresos pasivos.

Verás cómo el estrés mágicamente (o no tanto) comienza a desaparecer.

Estrés en los gastos

Cada vez que una factura de servicios pasa por debajo de tu puerta, en cada oportunidad que revisás los gastos realizados con tu tarjeta de crédito o cuando vas a hacer las compras al supermercado, siempre te estresás, aún cuando no sos conciente de ello.

Esperar que las herramientas del Banco Central logren dominar la inflación, soñar con que te aumenten el sueldo por encima del índice de precios o despotricar contra las grandes cadenas de supermercados no va a reducir tu nivel de estrés en los gastos. En cambio, según lo que dice Jeff Bezos, dedicar parte de tu tiempo a aprender a gastar de manera inteligente sí lo hará.

Para ello, debés analizar tu gasto en tres etapas:

– La primera consiste en identificar si se trata realmente de un gasto (ir al cine, comer afuera, gastos “hormiga”) o de una inversión (curso para aprender algo, adelanto de consumo corriente, compra de un activo que te generará ingresos).

– La segunda consiste en medir el impacto de ese gasto en tu salud financiera asignando límites máximos diarios.

– La tercera, en ponderar si hay “premio” por esperar para gastar (promociones, descuentos, etc.) y tener bien clara la diferencia entre el gasto y el derroche.

Estrés en el ahorro

Mirás el saldo de tu caja de ahorro y te ves trabajando en tu vejez porque no pudiste ahorrar casi nada. Eso te estresa. El error aquí es pensar que hasta que no tengamos una cantidad importante de ahorro en el banco el estrés no va a disminuir. Es la mejor (o la peor) excusa de quien en realidad no quiere esforzarse y ahorrar. Para eso -dice-, no vale la pena ni molestarse.

El primer paso para comenzar a ocuparse del ahorro y reducir el grado de preocupación pasa por eliminar los 7 hábitos que impiden ahorrar:

1) Olvidarte de cancelar las membresías que no usás.

2) Realizar presupuestos de gastos basados en ingresos brutos en lugar de netos.

3) Comprar regalos para las fiestas con tarjeta de crédito.

4) No revisar los gastos con tarjeta.

5) Realizar compras compulsivas.

6) Comprar solo productos de marca.

7) Priorizar el consumo y pensar en ahorrar “lo que sobre”.

Trabajar en cuál es tu “causa” a la hora de pensar en el ahorro también será de gran ayuda para reducir tu grado de estrés.

Estrés en la inversión

La experiencia me indica que se da principalmente en dos situaciones distintas: cuando uno posee un activo que le está causando pérdidas y cuando no se anima a comprar un activo que no para de subir de precio (el mismo aumento genera estrés por no haberlo comprado cuando estaba mucho más barato).

Siguiendo la lógica “bezosiana”, el estrés podría disminuirse si en el primer caso repasamos exhaustivamente las razones que nos llevaron a invertir en ese activo para ver si persisten y estamos frente a volatilidades del mercado o se modificaron y la apuesta ya no tiene sentido.

Con respecto a la segunda situación, típica en quienes, por ejemplo, se interesaron en su momento en el Bitcoin pero no compraron y observan su suba meteórica, la solución pasa por “mojar los pies en el agua”. Esto es analizar detenidamente los fundamentos que tendría la compra en estos momentos (que no sea porque un conocido está ganando dinero con ese activo, por favor) y luego, si encontramos razones de peso para “entrar”, realizar una pequeña inversión como para saber que al menos algo estamos haciendo para reducir el estrés que nos genera estar afuera del juego mientras todos dicen divertirse.

Conclusión

En las finanzas personales como en la vida las situaciones de estrés pueden reducirse si identificamos los problemas y comenzamos a dar pequeños pasos para resolverlos.

No estamos hablando de ganar más, ahorrar más, gastar menos e invertir mejor. Nada de eso se compara con el activo más importante que tenemos: nuestra salud.

Autor: Nicolás Litvinoff

Leer más en: Nicolás Litvinoff

Nota: La información contenida en esta nota es de carácter informativo y no es, ni pretende ser, fuente de asesoría financiera profesional en ningún tema.

Nexum International no acepta responsabilidad por algún perjuicio en relación con acciones tomadas o no tomadas, basadas en cualquier contenido de esta página. La compañía no acepta ninguna responsabilidad por cualquier pérdida, daño o perjuicio que resulte de tomar información de esta página. La compañía no es responsable de ningún contenido de terceros que esté en la página o que se pueda acceder a través de ella.

Cápsulas de Salud: ¿Que es la taquicardia y la bradicardia?

Una arritmia es cualquier trastorno en los latidos o el ritmo del corazón. Significa que el corazón late demasiado rápido o demasiado lento o que tiene un patrón irregular. Cuando el corazón late más rápido de lo normal se denomina taquicardia. Cuando late demasiado lento se llama bradicardia. El tipo más común de arritmia es la fibrilación auricular, que causa un latido irregular y rápido del corazón

Existen muchos factores que pueden afectar el ritmo cardíaco, como haber tenido un ataque al corazón, fumar, defectos cardíacos congénitos y estrés. Algunas sustancias o medicinas también pueden causar arritmias.

Los síntomas de arritmia incluyen:

  • Latidos cardíacos rápidos o lentos
  • Latidos perdidos
  • Mareos o vértigo
  • Dolor en el pecho
  • Falta de aire
  • Sudoración

El médico puede realizar pruebas que detecten si padece de arritmia. El tratamiento para restablecer un ritmo cardíaco normal puede incluir medicamentos, un desfibrilador cardioversor implantable o un marcapasos y, a veces, cirugía.

Leer más en: Medline Plus

Nota: La información contenida en esta nota es de carácter informativo y no es, ni pretende ser, fuente de asesoría médica profesional en ningún tema.

Nexum International no acepta responsabilidad por algún perjuicio en relación con acciones tomadas o no tomadas, basadas en cualquier contenido de esta página. La compañía no acepta ninguna responsabilidad por cualquier pérdida, daño o perjuicio que resulte de tomar información de esta página. La compañía no es responsable de ningún contenido de terceros que esté en la página o que se pueda acceder a través de ella.

Cápsulas de Finanzas Personales: Cómo ahorrar con ingresos variables

¿Cómo puedo ahorrar si mis ingresos no son fijos? ¿Es posible ahorrar de forma automática si eres autónomo y no ganas lo mismo cada mes? Estas son dos de las preguntas más repetidas por nuestros usuarios y tienen su sentido.

La respuesta a las dos cuestiones es afirmativa. Para ahorrar hace falta tener ingresos, pero no necesariamente un salario al uso que llegue mes a mes a tu cuenta. Tener ingresos estables y recurrentes siempre ayuda a empezar a ahorrar, pero no es imprescindible, ni mucho menos.

Se puede ahorrar como autónomo y sin ganar lo mismo todos los meses e incluso cuando hay meses que no cobras nada. Incluso es posible crear un sistema automático utilizando la fórmula del preahorro.

Cómo ahorrar con ingresos variables

La clave para ahorrar cuando tus ingresos varían es saber organizarte y encontrar el método que funcione para ti. El mejor truco para ahorrar con ingresos variables sigue siendo preahorrar una parte del dinero a tu cuenta.

En otras palabras, separar una parte de lo que ganas antes de que puedas gastarlo. Para un asalariado, sería ahorrar a principio de mes en lugar de hacerlo al final. Así evitas la tentación de gastarlo y no tienes que estar haciendo constantemente un esfuerzo de voluntad para ahorrar. Ahorras según cobras. Esto mismo puedes aplicarlo a tu caso.

Te proponemos dos opciones. La primera es más automática, pero requerirá ajustes si quieres ahorrar un porcentaje elevado de tus ingresos. La segunda es el método del Profit First, que pasa por aplicar el preahorro de forma manual, así es como ahorras el porcentaje real que tú quieras.

Ahorrar de forma automática con tu colchón de ahorro

Este sistema de ahorro para personas con ingresos variables consiste en crear un colchón de dinero o un margen que te permita retirar el dinero del preahorro mes a mes, incluso si algún mes cobras menos e incluso si no cobras.

Es como una suerte de colchón de imprevistos adaptado a tu preahorro. Así puedes establecer una transferencia automática mensual en el banco sabiendo que la cuenta de origen del preahorro tendrá fondos para aguantar ese preahorro por lo menos unos meses.

Este sistema funciona bien para las personas que tienen ingresos recurrentes, pero que varían mes a mes.

La forma de poner en marcha este sistema de ahorro automático con ingresos variables es similar a la de crear tu fondo de emergencia. Estos son los pasos a seguir:

  1. Determina cuáles son tus ingresos mínimos o medios. Aunque no ganes lo mismo cada mes, seguro que hay una cantidad media que ingresas todos los meses. El primer paso para ahorrar sin ingresos fijos es tener claro cuál es esa cifra. Revisa tus cuentas de los últimos 12 meses para dar con ella.
  2. Decide cuánto quieres preahorrar cada mes. Puedes empezar con un 5% de ese ingreso mínimo o medio e ir aumentándolo con el tiempo o hacer un presupuesto financiero inicial. Así también sabrás cuáles son tus gastos reales.
  3. Multiplica esa cantidad por tres y asegúrate que la cuenta donde cobras siempre tiene esa cantidad.
  4. Crea una transferencia periódica de esa cuenta hacia tu cuenta de preahorro y olvídate.
  5. Revisa dos veces al año que la cuenta tiene dinero remanente para mantener el sistema. También puedes hacerlo si hay más de dos meses consecutivos en los que tus ingresos hayan caído.

Con estos 5 pasos ya estarás preahorrando y lo seguirás haciendo todos los meses, aunque tus ingresos sean variables. El único inconveniente es que ahorrarás una cantidad fija, no un porcentaje de tus ingresos reales.

¿Qué pasa si quiero ahorrar un porcentaje concreto de todos mis ingresos? Puedes ajustar la cantidad que necesites al final de mes o usar directamente el siguiente método.

El modelo Profit First o pagarte a ti el primero

Cuando tus ingresos son variables, puedes cobrar mes a mes o estar temporadas largas sin recibir ingresos. Esto es lo que pasa en sectores como el del turismo y muchos de sus profesionales. ¿Cómo ahorrar cuando sólo cobras algunos meses? Utilizando el modelo Profit First que Mike Michalowicz explica en su libro con ese mismo nombre.

Esta fórmula se usa en el ámbito empresarial para gestionar la tesorería de la empresa. De forma muy resumida, consiste en poner los beneficios primero o, como suele decirse en finanzas personales, pagarte a ti el primero.

La premisa es muy sencilla. Normalmente vemos los beneficios de una empresa como la diferencia entre los ingresos y los gastos. En otras palabras:

Ventas – Gastos = Beneficios

Es decir, la empresa gana lo que sobra. El modelo Profit First cambia la ecuación y pone el beneficio por delante:

Ventas – Beneficios = Gastos

Así es como te aseguras que siempre obtienes un beneficio con tu actividad o, aplicado a este caso, que siempre ahorras. La premisa es que su eres capaz de gestionar tu negocio con un 100% de los ingresos, normalmente serás capaz de hacerlo con un 99% de las ventas e incluso con un 95%.

La diferencia es que, si no separas antes ese dinero, lo más habitual es que te lo gastes, tal y como postula la Ley de Parkinson según la cual “”el trabajo se expande hasta llenar el tiempo disponible para que se termine”. Cambia trabajo por gasto y tiempo por presupuesto y verás como todo encaja. Así es como podrás ahorrar con ingresos variables.

Poner en marcha tu sistema de ahorro con ingresos variables usando este modelo es muy sencillo. Sólo necesitas un paso para hacerlo y la disciplina suficiente para convertirlo en un hábito. Es el siguiente:

  • Cada vez que ingreses una factura, retira a otra cuenta el porcentaje que quieras ahorrar. Así de sencillo.

Haz esto con cada una de tus facturas e ingresos y estarás ahorrando toda tu vida.

Esta forma de ahorrar cuando no cobras todos los meses tiene dos ventajas concretas:

  1. Ahorras siempre el porcentaje de tus ingresos que quieres.
  2. Te hace ser más creativo con tu negocio y tus ingresos, ya que estás limitando de forma consciente tus recursos para poder tener beneficios y ahorrar.

Estas son las dos formas de ahorrar con ingresos variables, cuando tus ingresos cambian o son inestables dependiendo de lo que busques: comodidad a cambio de un esfuerzo inicial o asegurarte que siempre ahorras un porcentaje de tu sueldo a cambio de un esfuerzo continuado.

Leer más en: Preahorro

Nota: La información contenida en esta nota es de carácter informativo y no es, ni pretende ser, fuente de asesoría financiera profesional en ningún tema.

Nexum International no acepta responsabilidad por algún perjuicio en relación con acciones tomadas o no tomadas, basadas en cualquier contenido de esta página. La compañía no acepta ninguna responsabilidad por cualquier pérdida, daño o perjuicio que resulte de tomar información de esta página. La compañía no es responsable de ningún contenido de terceros que esté en la página o que se pueda acceder a través de ella.

 

Cápsulas de Finanzas Personales: 8 Consejos financieros para adultos jóvenes

Desafortunadamente, los fondos personales no son un problema obligatorio en la mayoría de las escuelas secundarias o universidades. Esta falta de educación financiera básica les permite a muchos adultos jóvenes sin ninguna idea de administrar su dinero, solicitar crédito y obtener o no deuda. Los estados comienzan a solucionar esta falta: a partir de 2020, 21 requieren estudiantes de secundaria para hacer un curso financiero personal y 25 exigen que tomen la clase económica.

Esto debería ayudar al menos a un segmento de la próxima generación, pero para todos aquellos que han pasado una escuela secundaria, veamos las ocho de las cosas más importantes que deben entender sobre el dinero. Estos consejos financieros para adultos jóvenes están diseñados para ayudarlo a vivir su mejor vida financiera.

1. Aprenda el autocontrol

Si tiene suerte, sus padres le enseñaron esta habilidad cuando era un niño. De lo contrario, tenga en cuenta lo más rápido posible, aprender el arte de retrasar la gratificación, será fácil para usted mantener sus finanzas en orden. Aunque puede comprar un artículo de crédito sin esfuerzo en el momento que desea, es mejor esperar hasta que haya ahorrado el dinero para la compra. ¿Realmente quiere pagar intereses en un par de jeans o caja de cereales?

Si tiene la costumbre de poner todas sus compras con tarjetas de crédito, independientemente de si puede pagar su factura al final del mes, aún puede pagar estos artículos en 10 años.

Si desea mantener sus tarjetas de crédito para el factor de conveniencia o las recompensas que ofrecen, siempre asegúrese del saldo total cuando llegue la factura y no tome más tarjetas de las que puede mantener. Este asesoramiento financiero es crucial para crear un historial de crédito saludable.

2. Controle su futuro financiero

Si no aprende a administrar su propio dinero, otras personas encontrarán formas de administrarlo (mal) para usted. Algunas de estas personas pueden tener malas intenciones, como planificadores financieros sin escrúpulos que se basan en comisiones. Otros pueden tener buenas intenciones, pero es posible que no sepan lo que están haciendo, como la abuela Betty, que realmente quiere que posee su propia casa, incluso si puede pagar solo una si acepta una hipoteca traicionera con una tarifa ajustable.

En lugar de confiar en otros para asesorarlo, hacerse cargo y leer algunos libros básicos en las finanzas personales. Una vez que esté armado con el conocimiento de las finanzas personales, no permita que alguien use su guardia, sea un ser querido que desaparezca lentamente su cuenta bancaria o amigos que deseen que salga y gaste toneladas de dinero con ellos todos los fines de semana.

3. Sepa dónde va su dinero

Después de haber revisado algunos libros de finanzas personales, notará lo importante que es garantizar que sus gastos no excedan sus ingresos. La mejor manera de hacer es el presupuesto.

Una vez que vea cómo se agrega el costo de su java de la mañana durante un mes, se dará cuenta de que realizó cambios pequeños y manejables, sus gastos diarios pueden tener un gran impacto en su situación financiera como un aumento.

Además, mantener sus gastos mensuales recurrentes lo más bajo posible, también le permitirá ahorrar mucho dinero con el tiempo. Si no pierde su dinero en un apartamento elegante, es posible que pueda pagar un buen condominio o un hogar antes de percibir.

4. Comience un fondo de emergencia

Uno de los Mantras de las Finanzas Personales repetidas a menudo se “paga primero”. No importa cuánto debate la deuda de préstamos estudiantiles o la tarjeta de crédito, y cualquiera que sea el tamaño de su salario, es recomendable encontrar una cantidad, cualquier cantidad para encontrar un monto de dinero en su presupuesto para ahorrar cada mes en un fondo de emergencia.

Si se siente en caso de emergencia, los problemas financieros realmente pueden evitarlo y ayudarlo a dormir mejor por la noche. Si adquiere el hábito de dinero para ahorrar dinero y lidiar con los costos no negociables “mensuales”, registró rápidamente más que ahorros de emergencia: usted tiene dinero de jubilación, la remuneración de las vacaciones e incluso el dinero para el primer pago de una casa.

5. Comience a ahorrar para la jubilación

Así como sus padres lo enviaron al jardín de infantes con la esperanza de prepararse para el éxito en un mundo que parecía estar a millones de distancia, debes prepararse para su jubilación con mucha anticipación. Debido a la forma en que funciona el interés compuesto, cuanto antes comience a ahorrar, menos capital tendrá que invertir para terminar con la cantidad que necesita para jubilarse y antes podrá llamar al trabajo una “opción” en lugar de una necesidad.”

Los planes de jubilación patrocinados por la compañía son una opción particularmente excelente porque puede poner dólares antes de impuestos, las compañías a menudo igualarán parte de su contribución (que es como dinero gratis) y los límites de contribución tienden a ser altos (mucho más que usted puede contribuir a un plan de jubilación individual).

6. Verifique impuestos importantes

Para comprender cómo funcionan los impuestos sobre la renta antes de recibir su primer cheque de pago. Si una empresa ofrece un salario inicial, debe saber cómo calcular si este salario ofrece suficiente dinero para lograr sus objetivos y deberes financieros.

Afortunadamente, muchas calculadoras en línea han eliminado una suciedad de trabajo a sus propios impuestos de nómina para determinar. Estas calculadoras le muestran su salario bruto, cómo los contribuyentes y cuánto también habrán llamado contenido neto.

7. Cuide su salud

Si pagar las primas mensuales del seguro médico parece imposible, ¿qué hará si tiene que ir a la sala de emergencias, donde una sola visita por una lesión menor como un hueso roto puede costar miles de dólares? Si no tiene seguro, no espere un día más para solicitar un seguro médico; es más fácil de lo que piensa terminar en un accidente automovilístico o tropezar por las escaleras.

Puede ahorrar dinero al obtener cotizaciones de diferentes proveedores de seguros para encontrar las tarifas más bajas. Además, si toma medidas diarias ahora para mantenerse saludable, como comer frutas y verduras, mantener un peso saludable, hacer ejercicio, no fumar, no consumir alcohol en exceso e incluso conducir a la defensiva, podría beneficiarse en el futuro cuando no lo esté pagando exorbitantes facturas médicas.

8. Proteja su riqueza

Si desea asegurarse de que todo el dinero que tanto le costó ganar no desaparezca, deberá tomar medidas para protegerlo. Si alquila, obtenga un seguro para inquilinos para proteger el contenido de su lugar de eventos como robo o incendio. El seguro de ingresos por discapacidad protege su mayor activo, la capacidad de obtener ingresos, al proporcionarle un ingreso estable si alguna vez no puede trabajar durante un período prolongado debido a una enfermedad o lesión.

Si desea ayuda para administrar su dinero, busque un planificador financiero de pago que le brinde asesoramiento imparcial que sea lo mejor para usted, en lugar de un asesor financiero basado en comisiones, que gana dinero cuando se inscribe con las inversiones que respalda su empresa.

También querrá proteger su dinero de los impuestos, lo cual es fácil de hacer con una cuenta de jubilación, y de la inflación, lo que puede hacer asegurándose de que todo su dinero genere intereses a través de vehículos como cuentas de ahorro de alto interés, dinero fondos de mercado, CD, acciones, bonos y fondos mutuos.

Recuerde, no necesita ningún título sofisticado o experiencia especial para convertirse en un experto en el manejo de sus finanzas. Si usa estas ocho reglas financieras y consejos financieros para su vida, puede ser tan próspero personalmente como alguien con un MBA en finanzas que tanto le costó conseguir.

Leer más en: Escuela de Riqueza

 

Nota: La información contenida en esta nota es de carácter informativo y no es, ni pretende ser, fuente de asesoría financiera profesional en ningún tema.

Nexum International no acepta responsabilidad por algún perjuicio en relación con acciones tomadas o no tomadas, basadas en cualquier contenido de esta página. La compañía no acepta ninguna responsabilidad por cualquier pérdida, daño o perjuicio que resulte de tomar información de esta página. La compañía no es responsable de ningún contenido de terceros que esté en la página o que se pueda acceder a través de ella.

Cápsulas de Salud: Cómo mantenerse saludable con EPOC

Si usted tiene la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), también es más propenso a tener otros problemas de salud. Estas se conocen como enfermedades concomitantes. Las personas con EPOC tienden a tener más problemas de salud que las personas que no padecen esta enfermedad.

Tener EPOC es difícil de manejar. Pero trate de ser positivo. Usted puede proteger su salud comprendiendo por qué esta en riesgo de ciertas afecciones y aprendiendo la forma de prevenirlas.

Otros problemas de salud que usted puede tener

Si usted tiene EPOC, es más propenso a presentar:

  • Infecciones repetitivas, como la neumonía. La EPOC aumenta el riesgo de complicaciones derivadas de resfriados y la gripe. Aumenta su riesgo de necesitar ser hospitalizado debido a una infección pulmonar.
  • Presión arterial alta en los pulmones. La EPOC puede causar presión arterial alta en las arterias que llevan sangre a los pulmones. Esto se denomina hipertensión pulmonar.
  • Enfermedades del corazón. La EPOC aumenta el riesgo de ataque cardíaco, insuficiencia cardíaca, dolor en el pecho, latidos cardíacos irregulares y coágulos de sangre.
  • Diabetes. Tener EPOC aumenta este riesgo. Además, algunos medicamentos para la EPOC pueden causar un nivel alto de azúcar en la sangre.
  • Osteoporosis (huesos débiles). Las personas con EPOC a menudo tienen niveles bajos de vitamina D, son inactivos y fuman. Estos factores aumentan el riesgo de pérdida ósea y huesos débiles. Ciertos medicamentos para la EPOC también pueden causar pérdida ósea.
  • Depresión y ansiedad. Es común que las personas con EPOC se sientan deprimidas o ansiosas. Sentirse sin respiración puede causar ansiedad. Además, tener síntomas lo hace más lento, así que no puede hacer tanto como solía hacer.
  • Acidez gástrica y enfermedad de reflujo gastroesofágico (ERGE). La ERGE y la acidez gástrica pueden llevar a que se presenten más síntomas y reagudizaciones de la EPOC.
  • Cáncer de pulmón. Continuar fumando aumenta este riesgo.

Muchos factores juegan un papel en la razón por la cual las personas con EPOC a menudo tienen otros problemas de salud. Fumar es uno de los más grandes responsables. Fumar es un factor de riesgo para la mayoría de los problemas mencionados más arriba.

  • La EPOC generalmente se desarrolla en la mediana edad. Y las personas tienden a tener más problemas de salud a medida que envejecen.
  • La EPOC dificulta la respiración, con lo cual es más difícil hacer suficiente ejercicio. Estar inactivo puede llevar a que se presente pérdida de hueso y músculo y aumentar el riesgo de otros problemas de salud.
  • Ciertos medicamentos para la EPOC pueden aumentar el riesgo de otras afecciones tales como pérdida ósea, afecciones cardíacas, diabetes y presión arterial alta.

Permanecer saludable con EPOC

Trabaje en estrecha colaboración con el médico para mantener la EPOC y otros problemas de salud controlados. Tomar las siguientes medidas también puede ayudar a proteger su salud:

  • Tome los medicamentos y haga los tratamientos según lo indicado.
  • Si fuma, deje de hacerlo. También evite el tabaquismo pasivo o de segunda mano. Evitar fumar es la mejor manera de frenar el daño a los pulmones. Pregúntele al médico sobre programas y otras opciones para dejar de fumar, como la terapia de reemplazo de nicotina y los medicamentos para dejar el tabaco.
  • Analice los riesgos y efectos secundarios de los medicamentos con su médico. Puede haber mejores opciones disponibles o medidas que puede tomar para reducir o compensar los daños. Coméntele al médico si nota cualquier efecto secundario.
  • Hágase aplicar las vacunas anuales contra la gripe y la neumonía (bacteria neumocócica) para ayudar a protegerse contra las infecciones. Lávese las manos con frecuencia. Manténgase alejado de las personas con resfriados u otras infecciones.
  • Permanezca lo más activo posible. Pruebe con caminatas cortas y entrenamiento liviano con pesas. Hable con su médico sobre las formas de hacer ejercicio.
  • Consuma una dieta saludable rica en proteínas magras, pescado, granos enteros, frutas y verduras. Consumir varias comidas pequeñas y saludables al día puede brindarle los nutrientes que necesita sin sentir distensión. Un vientre demasiado lleno puede dificultarle la respiración.
  • Hable con el médico si se siente triste, impotente o preocupado. Existen programas, tratamientos y medicamentos que pueden ayudarle a sentirse más positivo y con esperanza y disminuir los síntomas de ansiedad o depresión.

Recuerde que no está solo. El médico colaborará con usted para ayudarle a mantenerse saludable y tan activo como sea posible.

Cuándo llamar al médico

Debe llamar a su médico cuando:

  • Tenga nuevos signos o síntomas que le preocupen.
  • Tenga problemas para manejar uno o más de sus problemas de salud.
  • Tenga preocupaciones acerca de sus problemas de salud y los tratamientos.
  • Se sienta desesperado, triste o ansioso.
  • Note efectos secundarios molestos de los medicamentos.

Leer más en: Medline Plus

Nota: La información contenida en esta nota es de carácter informativo y no es, ni pretende ser, fuente de asesoría médica profesional en ningún tema.

Nexum International no acepta responsabilidad por algún perjuicio en relación con acciones tomadas o no tomadas, basadas en cualquier contenido de esta página. La compañía no acepta ninguna responsabilidad por cualquier pérdida, daño o perjuicio que resulte de tomar información de esta página. La compañía no es responsable de ningún contenido de terceros que esté en la página o que se pueda acceder a través de ella.

Leer más en:

 

Cápsulas de Salud: Cómo comprender la endoscopia superior

La endoscopia superior permite al médico examinar el revestimiento de la parte superior del tracto gastrointestinal, que incluye el esófago, el estómago y el duodeno (la primera parte del intestino delgado).

El médico utiliza un tubo delgado y flexible con lente y fuente de luz propias, llamado endoscopio, y visualiza imágenes en un monitor de video. Es posible que su médico y otros miembros de personal médico se refieran a la endoscopia superior como endoscopia superior, esofagogastroduodenoscopia (EGD) o panendoscopia.

¿Por qué se realiza la endoscopia superior?

La endoscopia superior ayuda al médico a evaluar los síntomas de dolor abdominal superior, náuseas, vómitos o dificultad para tragar. Es la mejor prueba para encontrar la causa del sangrado del tracto gastrointestinal superior. También es más preciso que las películas radiográficas para detectar inflamación, úlceras y tumores del esófago, el estómago y el duodeno.

El médico puede utilizar la endoscopia superior para obtener una biopsia (pequeñas muestras de tejido). La biopsia ayuda al médico a distinguir entre tejidos benignos y malignos (cancerosos). Recuerde: las biopsias se obtienen por numerosas razones, y es posible que su médico las solicite aunque no tenga ninguna sospecha de presencia de cáncer. Por ejemplo, podría utilizarla para descartar la presencia de Helicobacter pylori, la bacteria que provoca úlceras.

El médico también puede utilizar la endoscopia superior para realizar una prueba citológica, para la cual introduce un pequeño cepillo y recoge células con fines de análisis.

La endoscopia superior también se utiliza para tratar condiciones del tracto gastrointestinal superior. El médico puede, a través del endoscopio, pasar instrumentos para tratar directamente numerosas anormalidades con poca o ninguna molestia. Por ejemplo, puede dilatar o ensanchar una zona que se ha estrechado, extraer pólipos (crecimientos generalmente benignos) o tratar el sangrado.

¿Cómo debo prepararme para el procedimiento?

El examen más adecuado y más seguro se logra con el estómago vacío. Por lo tanto, usted no debe comer o beber nada, ni siquiera agua, durante unas seis horas antes del examen. Su médico le indicará cuándo comenzar el ayuno ya que los tiempos pueden variar.

Avise a su médico con anticipación sobre todo medicamento que tome; es posible que deba ajustar la dosis habitual debido al examen. También informe al médico sobre toda alergia a los medicamentos y sobre condiciones médicas como enfermedades cardíacas o pulmonares.

¿Puedo tomar mis medicamentos actuales?

Se pueden seguir tomando la mayoría de los medicamentos como de costumbre, pero algunos de ellos pueden interferir con la preparación o el estudio. Informe a su médico qué medicamentos toma, especialmente los productos con aspirina o agentes antiplaquetarios, medicamentos para la artritis, anticoagulantes (adelgazantes de la sangre tales como warfarina o heparina), clopidrogel, insulina o productos con hierro. Además, no olvide mencionar las alergias que tenga a los medicamentos.

¿Qué sucede durante la endoscopia superior?

Es posible que el médico comience por administrarle un anestésico local en la garganta, o bien que le dé un sedante para ayudarlo a relajarse. Luego, usted se recuesta de costado y el médico le inserta el endoscopio a través de la boca, hasta llegar al interior del esófago, el estómago y el duodeno. El instrumento no interfiere con la respiración. La mayoría de los pacientes consideran que sólo provoca una ligera incomodidad, y muchos se quedan dormidos durante el transcurso del estudio.

¿Qué sucede después de la endoscopia superior?

Usted será controlado hasta que la mayoría de los efectos del medicamento sedativo hayan desaparecido. Tal vez sienta alguna molestia en la garganta y también es posible que tenga sensación de hinchazón debido al aire introducido durante el examen. A menos que le indiquen lo contrario, usted podrá comer una vez que pueda retirarse.

El médico le informará los resultados del procedimiento, aunque es probable que deba esperar los resultados de las biopsias que se le hayan realizado.

Si usted recibió sedantes, deberá procurar que alguien lo acompañe hasta su casa y permanezca con usted. Si bien puede sentirse lúcido después del procedimiento, su criterio y reflejos podrían quedar afectados por el resto del día.

¿Cuáles son las posibles complicaciones de la endoscopia superior?

Si bien pueden producirse complicaciones, éstas rara vez ocurren cuando el examen es realizado por médicos con capacitación especializada y experiencia. En el sitio donde se haya practicado una biopsia o se haya extirpado un pólipo puede producirse sangrado, pero generalmente es mínimo y rara vez requiere seguimiento. La perforación (o desgarro del revestimiento del tracto intestinal) puede requerir una cirugía pero es una complicación muy poco frecuente.

Algunos pacientes pueden presentar una reacción a los sedantes o complicaciones derivadas de enfermedades cardíacas o pulmonares. Si bien las complicaciones posteriores a una endoscopia superior son muy poco frecuentes, es importante reconocer anticipadamente los signos de posibles complicaciones. Comuníquese con su médico inmediatamente si después del examen usted tiene fiebre, dificultad para tragar, dolor en aumento de garganta, pecho o abdomen, o sangrado, incluidas las deposiciones negras. Tenga en cuenta que el sangrado puede aparecer varios días después del procedimiento.

Si tiene dudas referidas a posibles complicaciones, se recomienda consultar con su Durante la esdoscopia superior, el médico examina el revesti- médico de inmediato.

Leer más en: ASGE

Nota: La información contenida en esta nota es de carácter informativo y no es, ni pretende ser, fuente de asesoría médica profesional en ningún tema.

Nexum International no acepta responsabilidad por algún perjuicio en relación con acciones tomadas o no tomadas, basadas en cualquier contenido de esta página. La compañía no acepta ninguna responsabilidad por cualquier pérdida, daño o perjuicio que resulte de tomar información de esta página. La compañía no es responsable de ningún contenido de terceros que esté en la página o que se pueda acceder a través de ella.

Cápsulas de Salud: ¿Qué es la bronquitis aguda?

La bronquitis aguda es una infección viral contagiosa que provoca la inflamación de los bronquios. Estas son las vías respiratorias que transportan aire a los pulmones. Cuando estos tubos se infectan, se inflaman. Se forma mucosidad (fluido espeso) dentro de ellos. Esto angosta las vías respiratorias, lo que dificulta la respiración.

Existen 2 tipos de bronquitis: aguda y crónica. La bronquitis crónica es de duración prolongada y puede volver a aparecer. Por lo general, ocurre por una irritación constante, por ejemplo, por fumar. La bronquitis aguda dura poco tiempo. La mayoría de los casos, mejora al cabo de varios días, aunque la tos puede durar varias semanas.

Síntomas de la bronquitis aguda

Los síntomas de la bronquitis aguda pueden incluir:

  • Congestión o presión en el pecho
  • Tos que produce una mucosidad clara, amarillenta o verdosa
  • Dificultad para respirar
  • Sibilancias al respirar
  • Dolor de garganta
  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Dolores en el cuerpo

La tos puede durar varias semanas o más. Esto sucede porque los bronquios demoran un tiempo en sanar. Una tos duradera puede ser señal de otro problema, como asma o neumonía.

¿Qué causa la bronquitis aguda?

La bronquitis aguda generalmente es causada por un virus contagioso. Los mismos virus que causan resfríos pueden causar bronquitis aguda. Primero, el virus afecta la nariz, los senos nasales y la garganta. Luego la infección viaja al revestimiento de los bronquios. A medida que su cuerpo lucha contra estos virus, se produce una inflamación y se genera mucosidad.

El virus se contagia a través de la respiración o mediante el contacto con la piel. Si tiene contacto cercano con alguien que tiene un resfriado o bronquitis aguda, es más factible que se contagie el virus.

Causas menos conocidas de bronquitis aguda son:

  • Bacterias o infecciones por hongos.
  • Exposición a sustancias irritantes, como humo, polvo o gases. Bronquios ya dañados (en cuyo caso, el riesgo de contraer el virus es mayor).
  • ERGE (enfermedad por reflujo gastroesofágico), que causa acidez estomacal. Usted puede contraer bronquitis aguda cuando el ácido del estómago entra en los bronquios.

¿Cómo se diagnostica la bronquitis aguda?

Su médico puede confirmar si tiene bronquitis aguda. Le realizarán un examen físico y analizarán los síntomas. Su médico le escuchará los pulmones con un estetoscopio. Es posible que su médico ordene una radiografía de tórax para observar los pulmones. Esto ayudará a descartar un caso de neumonía.

¿Se puede prevenir o evitar la bronquitis aguda?

Usted puede ayudar a prevenir la bronquitis aguda manteniéndose saludable y evitando los gérmenes. Lávese las manos con frecuencia para matar cualquier virus contagioso.

Si fuma, la mejor defensa contra la bronquitis aguda es dejar de fumar. Fumar daña los bronquios y lo pone en riesgo de sufrir una infección. Fumar también retrasa el proceso de curación.

Otros pasos que puede seguir para evitar la bronquitis aguda incluyen:

  • Utilizar una mascarilla sobre la nariz y la boca cuando esté en contacto con sustancias irritantes para los pulmones, como pintura, removedor de pintura o barniz.
  • Vacúnese contra la gripe todos los años.
  • Consulte a su médico si cree que deberían darle una vacuna contra la neumonía, sobre todo si tiene más de 60 años.

Tratamiento para la bronquitis aguda

La causa de la mayoría de los casos de bronquitis aguda es un virus. Esto significa que los antibióticos no ayudarán. La infección debe seguir su curso. Casi siempre desaparece por sí sola. El tratamiento domiciliario se enfoca en aliviar los síntomas:

  • Beba líquidos, pero evite la cafeína y el alcohol.
  • Descanse lo suficiente.
  • Tome analgésicos de venta libre para reducir la inflamación, aliviar el dolor y bajar la fiebre. Entre ellos, acetaminofén (una marca: Tylenol), o ibuprofeno (una marca: Advil). Nunca le de aspirinas a un niño. Las aspirinas han sido relacionadas con el síndrome de Reye, que puede afectar el hígado y el cerebro.
  • Aumente la humedad en su casa o utilice un humidificador.

Existen algunos medicamentos de venta libre para la tos que ayudan a aflojar la mucosidad. Busque la palabra “guaifenesina” en la etiqueta o pídale a su farmacéutico que lo asesore.

No intente contener la tos que expulsa la mucosidad. Este tipo de tos ayuda a eliminar la mucosidad de los bronquios. Si fuma, debe dejar de fumar. Esto ayudará a que los bronquios sanen más rápido.

Algunas personas que tienen bronquitis aguda necesitan inhalar medicamentos. Es posible que usted los necesite si produce un sonido sibilante al respirar. El medicamento puede ayudar a abrir los bronquios y eliminar la mucosidad. Por lo general, el medicamento se usa con un inhalador. Un inhalador pulveriza el medicamento directamente en los bronquios. Su médico decidirá si este tratamiento es adecuado para usted.

Si su médico cree que las bacterias le han causado la bronquitis aguda, es posible que le administre antibióticos.

Vivir con bronquitis aguda

La mayoría de los casos de bronquitis aguda desaparecen solos, en un período de 7 a 10 días. Debe llamar a su médico si:

  • Continúa teniendo tos y sonido sibilante al respirar durante más de 2 semanas, especialmente por la noche cuando se acuesta o cuando realiza alguna actividad.
  • Continúa con tos durante más de 2 semanas y tiene un fluido de mal sabor que sube a la boca. Esto puede significar que tiene una ERGE. Esta es una afección en la que el ácido del estómago entra al esófago (tráquea).
  • Tiene tos con sangre, se siente débil, tiene fiebre alta continua y dificultad para respirar. Estos síntomas pueden indicar que tiene neumonía.

El riesgo de desarrollar complicaciones por una bronquitis aguda, como la neumonía, es mayor en algunas personas. Estas incluyen:

  • Niños pequeños
  • Adultos mayores
  • Personas con asma
  • Personas con otros problemas de salud (como cáncer o diabetes)
  • Personas que no se han vacunado contra la gripe, la neumonía o la tos ferina

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Qué está causando mi bronquitis aguda?
  • ¿Existen medicamentos de venta libre o con receta que puedan ayudar a aliviar los síntomas?
  • ¿Es contagiosa?
  • ¿Tengo riesgo de contraer neumonía u otras infecciones pulmonares?
  • ¿Qué debo hacer si mi tos empeora o no responde al tratamiento?

Fuente: Family Doctor

Nota: La información contenida en esta nota es de carácter informativo y no es, ni pretende ser, fuente de asesoría médica profesional en ningún tema.

Nexum International no acepta responsabilidad por algún perjuicio en relación con acciones tomadas o no tomadas, basadas en cualquier contenido de esta página. La compañía no acepta ninguna responsabilidad por cualquier pérdida, daño o perjuicio que resulte de tomar información de esta página. La compañía no es responsable de ningún contenido de terceros que esté en la página o que se pueda acceder a través de ella.