Cápsulas de Salud: Guía de coronavirus para pacientes oftálmicos

Los siguientes son consejos para mantener su salud y proteger sus ojos mientras se queda en casa.

  • Seguridad de los ojos con el coronavirus
    Es posible que los procedimientos de atención de los ojos se retarden durante la pandemia, así que las medidas de seguridad de los ojos son más importantes que nunca
  • ¿Pueden los anteojos proteger contra COVID-19?
    El uso de anteojos puede reducir sus posibilidades de contraer el coronavirus, según un nuevo estudio de la provincia de Hubei, China. Pero, ¿significa esto que todos deberían usar protección para los ojos para prevenir COVID-19? No necesariamente, dicen los expertos.}
  • La conjuntivitis puede ser un síntoma de COVID-19 en niños
    Un nuevo estudio sugiere que los niños pueden experimentar síntomas del coronavirus relacionados con los ojos con más frecuencia que los adultos. Pero no presione el botón del pánico si su hijo tiene los ojos enrojecidos o con comezón, dicen los oftalmólogos.
  • Cómo usar una mascarilla sin empañar sus anteojos
    Puede ser uno de los problemas más inocuos de la pandemia de coronavirus, pero de todos modos es una molestia: los anteojos empañados. Ocurre cuando un aliento cálido se escapa de la parte superior de la máscara y aterriza en la superficie más fría de la lente. Aprenda a ajustar su mascarilla correctamente y evite este problema común.
  • No se salte las pruebas de la vista de preescolar durante COVID-19
    Las pruebas de la vista para niños pequeños generalmente se realizan durante las visitas de bienestar al pediatra. Pero con la disminución de las visitas de bienestar durante la pandemia, los ojos de muchos niños no se controlan. He aquí por qué la pantalla de visión de su hijo es esencial.
  • Consejos para pacientes con degeneración macular Los
    pacientes que dependen de las inyecciones oculares regulares pueden enfrentarse a decisiones difíciles sobre viajar al consultorio del médico. Esto es lo que necesita saber, según expertos médicos de la Academia Estadounidense de Oftalmología y la Fundación Estadounidense de Degeneración Macular.
  • La terapia génica para la ceguera puede ser clave para la vacuna contra el coronavirus
    Una vacuna experimental COVID-19 llamada AAVCOVID podría terminar con la pandemia de coronavirus en un tiempo récord, dicen los expertos. Descubra cómo los investigadores oftálmicos ayudaron a impulsar este innovador desarrollo.
  • El tratamiento boca abajo para COVID-19 presenta riesgo de pérdida de la visión
    A medida que los médicos usan ventiladores para tratar a los pacientes más enfermos con COVID-19, algunos pacientes se colocan boca abajo para aumentar la cantidad de oxígeno en la sangre. Pero los expertos en ojos advierten que la posición boca abajo, también llamada posición boca abajo, podría poner a los pacientes en riesgo de pérdida de la visión.
  • Qué debe saber si tomó Aralen y Plaquenil para COVID-19
    Algunos pacientes con coronavirus (COVID-19) fueron tratados con los medicamentos contra la malaria Plaquenil (hidroxicloroquina) o Aralen (cloroquina). Estos medicamentos ya no se recomiendan para el tratamiento de emergencia de COVID-19. Los pacientes que fueron tratados con estos medicamentos deben conocer los posibles efectos secundarios, incluidos los problemas oculares.
  • ¿Es coronavirus o alergias?
    ¿Son esos ojos llorosos y congestión nasal síntomas del nuevo coronavirus o simplemente alergias estacionales? Aprenda a notar la diferencia.

Fuente: AAO

Nota: La información contenida en esta nota es de carácter informativo y no es, ni pretende ser, fuente de asesoría médica profesional en ningún tema.

Nexum International no acepta responsabilidad por algún perjuicio en relación con acciones tomadas o no tomadas, basadas en cualquier contenido de esta página. La compañía no acepta ninguna responsabilidad por cualquier pérdida, daño o perjuicio que resulte de tomar información de esta página. La compañía no es responsable de ningún contenido de terceros que esté en la página o que se pueda acceder a través de ella.

Cápsulas de Salud: Paro cardíaco súbito

El paro cardíaco súbito (PCS) también se denomina «muerte cardíaca súbita»

Se produce un paro cardíaco súbito cuando el corazón deja de latir repentinamente, impidiendo que la sangre rica en oxígeno llegue al cerebro y otros órganos. Una persona puede morir de un PCS en cuestión de minutos si no recibe tratamiento inmediato.

El paro cardíaco súbito no es un ataque cardíaco, aunque a veces se empleen los términos «ataque cardíaco» o «ataque cardíaco masivo» para describirlo. En un ataque cardíaco se reduce o detiene por completo el flujo de sangre a una parte del corazón, típicamente debido a la ruptura de la placa en una de las arterias coronarias. Esto produce la muerte del músculo cardíaco. Pero un ataque al corazón no siempre implica que el corazón deja de latir. Un ataque cardíaco puede causar un PCS, pero los dos términos no tienen el mismo significado.

¿Cuál es la causa de un PCS?

Según el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de los Estados Unidos (NHLBI), entre 250.000 y 450.000 estadounidenses sufren un PCS cada año. Casi el 95% de ellos muere en cuestión de minutos.

El paro cardíaco súbito es más común en adultos de entre 35 y 45 años de edad. Es dos veces más común en los hombres que en las mujeres. Casi nunca afecta a los niños, a menos que hayan heredado un problema que aumente su riesgo.

Las personas con enfermedades del corazón tienen una mayor probabilidad de sufrir un PCS, pero puede producirse en personas que parecen sanas y no saben que tienen un problema cardíaco.

La mayoría de los casos de PCS son causados por un ritmo cardíaco muy rápido (taquicardia ventricular) o un ritmo cardíaco muy anormal (fibrilación ventricular). Estos ritmos cardíacos irregulares, denominados arritmias, pueden hacer que el corazón deje de latir. Otro tipo de arritmia, denominada bradicardia, que es un ritmo cardíaco muy lento, también puede causar un PCS.

Las siguientes son otras causas de un PCS:

  • La enfermedad arterial coronaria (EAC), causada por una enfermedad denominada «aterosclerosis». La aterosclerosis es una enfermedad que se caracteriza por una sustancia cérea (placa) que se forma dentro de las arterias que suministran sangre al corazón. Si esa placa se acumula en las arterias que suministran sangre al corazón, el flujo de sangre se reduce o detiene por completo. Esto reduce la cantidad de oxígeno que llega al corazón, lo cual puede dar lugar a un ataque cardíaco. Toda cicatrización o daño en el corazón tras un ataque cardíaco aumenta el riesgo de arritmia y PCS.
  • El esfuerzo físico, que puede hacer que el sistema eléctrico del corazón deje de funcionar. En las personas que ya tienen problemas cardíacos, el ejercicio o actividad física intensa puede producir un PCS porque la secreción de la hormona adrenalina actúa como un desencadenante del PCS.
  • Los trastornos hereditarios, que son trastornos que se transmiten de padres a hijos. Algunos tipos de arritmia suelen ser hereditarios. Además, los que nacen con defectos cardíacos, una anomalía arterial coronaria (AAC), o síndrome de Brugada pueden tener un mayor riesgo de sufrir un PCS.
  • Los medicamentos para las enfermedades del corazón, que a veces pueden aumentar el riesgo de arritmia.
  • El uso de drogas ilegales o ilícitas (como la cocaína).
  • Los cambios en el tamaño o la forma del corazón, que pueden ser causados por la presión arterial alta o las enfermedades del corazón. Los cambios en la estructura del corazón pueden causar problemas con su sistema eléctrico, aumentando el riesgo de arritmia.

¿Cuáles son los signos y síntomas de un PCS?

En la mayoría de la gente, el primer signo de un PCS es desmayarse o perder el conocimiento, lo cual sucede cuando el corazón deja de latir. La respiración también podría detenerse en ese momento. Algunas personas pueden sentir un mareo inmediatamente antes de desmayarse.

¿Cómo se diagnostica un PCS?

Dado que el PCS sucede rápidamente y sin advertencia, típicamente no puede diagnosticarse cuando está sucediendo. Pero hay estudios que los médicos pueden realizar para determinar si los pacientes presentan riesgo de un PCS:

  • Electrocardiografía (ECG), que se emplea para examinar la actividad eléctrica del latido del corazón. Un electrocardiograma le brinda al médico mucha información sobre el corazón y su funcionamiento. Este estudio permite al médico obtener más información sobre el ritmo cardíaco, el tamaño y funcionamiento de las cavidades del corazón, y el músculo cardíaco.
  • Ecocardiografía, que emplea ondas sonoras para producir una imagen del corazón para ver cómo está funcionando.
  • Cateterización cardíaca, que consiste en introducir un tubo largo y delgado (denominado «catéter») por una arteria o vena de la pierna o del brazo hasta llegar al corazón. Según el tipo de estudio que el médico pida, pueden suceder distintas cosas durante la cateterización cardíaca. Por ejemplo, puede inyectarse un colorante por el catéter para ver el corazón y sus arterias (un estudio denominado «angiografía coronaria o arteriografía coronaria»).
  • Estudios electrofisiológicos (EEF), que emplean técnicas de cateterización cardíaca para estudiar a los pacientes con arritmias. Los EEF muestran cómo el corazón reacciona a señales eléctricas controladas. Estas señales permiten a los médicos averiguar en qué lugar del corazón comienza la arritmia y qué medicamentos serán eficaces para detenerla. Los EEF también permiten a los médicos determinar qué otras técnicas de cateterización podrían emplearse para detener la arritmia.
  • Ventriculografía isotópica (MUGA), que muestra cómo bombea sangre el corazón. Requiere la inyección en una vena de una cantidad pequeña de una sustancia radiactiva que va hasta el corazón.
  • Resonancia magnética cardíaca (RM cardíaca), que les proporciona a los médicos imágenes detalladas del corazón.

¿Cómo se trata un PCS?

Un paro cardíaco súbito debe tratarse inmediatamente con un desfibrilador, que es un aparato que envía una descarga eléctrica al corazón para restablecer su ritmo normal. Si cree que alguien está sufriendo un PCS, debe llamar inmediatamente al número de emergencias (9-1-1 en los Estados Unidos).

Actualmente hay desfibriladores disponibles en muchos lugares públicos, tales como los centros comerciales y los aeropuertos. Pero si alguien está sufriendo un PCS y no hay un desfibrilador disponible, debe realizarse la reanimación cardiopulmonar (RCP) hasta que llegue la ambulancia u otra asistencia. Las compresiones en el pecho realizadas durante la RCP mueven una pequeña cantidad de sangre al corazón y el cerebro, ganando tiempo hasta que pueda restablecerse un latido cardíaco normal.

Los pacientes con antecedentes de problemas cardíacos que corren riesgo de padecer un PCS deben estar bajo supervisión médica.

Los pacientes que ya han sufrido un PCS tienen un mayor riesgo de padecer otro. Estos pacientes pueden ser tratados con medicamentos antiarrítmicos o un desfribrilador cardioversor implantable (DCI) para detener las arritmias que puedan producir un PCS. Un DCI es un aparto que administra impulsos eléctricos o, de ser necesaria, una descarga, para restablecer el ritmo cardíaco normal. La fuente de energía del aparato se implanta en un bolsillo debajo de la piel del pecho o la región superior del abdomen y se conecta con parches colocados sobre el corazón.

En algunos pacientes puede realizarse una angioplastia con balón o un bypass coronario para tratar su EAC y evitar el daño cardíaco que puede causar arritmias y un PCS.

Fuente: Texas Heart Institute

Nota: La información contenida en esta nota es de carácter informativo y no es, ni pretende ser, fuente de asesoría médica profesional en ningún tema.

Nexum International no acepta responsabilidad por algún perjuicio en relación con acciones tomadas o no tomadas, basadas en cualquier contenido de esta página. La compañía no acepta ninguna responsabilidad por cualquier pérdida, daño o perjuicio que resulte de tomar información de esta página. La compañía no es responsable de ningún contenido de terceros que esté en la página o que se pueda acceder a través de ella.

Cápsulas de Salud: ¿Cuál es la diferencia entre un paro cardiaco y un ataque al corazón?

El corazón tiene un sistema eléctrico interno que controla el ritmo de los latidos cardíacos. Ciertos problemas pueden causar ritmos cardíacos anormales llamados arritmias. Existen muchos tipos de éstas. Durante una arritmia, el corazón puede latir demasiado lento, demasiado rápido o dejar de latir. Cuando el corazón desarrolla una arritmia donde este deja de latir, se produce un paro cardíaco súbito. Es distinto de un ataque al corazón (infarto), en el que el corazón suele continuar latiendo pero el flujo sanguíneo hacia el órgano se encuentra bloqueado.

Hay muchas causas posibles de paro cardíaco. Entre ellas, la enfermedad cardíaca coronaria, estrés físico y algunas condiciones genéticas. Pero, a veces, no es posible saber la causa.

Sin atención médica, la persona morirá en pocos minutos. Las personas tienen más posibilidades de sobrevivir si reciben desfibrilación rápidamente. La desfibrilación envía un choque eléctrico para restaurar el ritmo cardíaco normal. La persona que está sufriendo un paro debería recibir resucitación cardiopulmonar (RCP) hasta que la desfibrilación esté disponible.

Las personas que han tenido un paro cardíaco pueden beneficiarse con un desfibrilador implantable. Esto disminuye el riesgo de morir a causa de un segundo paro cardíaco.

Fuente: Medline Plus

Nota: La información contenida en esta nota es de carácter informativo y no es, ni pretende ser, fuente de asesoría médica profesional en ningún tema.

Nexum International no acepta responsabilidad por algún perjuicio en relación con acciones tomadas o no tomadas, basadas en cualquier contenido de esta página. La compañía no acepta ninguna responsabilidad por cualquier pérdida, daño o perjuicio que resulte de tomar información de esta página. La compañía no es responsable de ningún contenido de terceros que esté en la página o que se pueda acceder a través de ella.

Cápsulas de Salud: Anomalías de las arterias coronarias

Se denomina anomalía arterial coronaria (AAC) a un defecto en una o más arterias coronarias del corazón.

Se denomina anomalía arterial coronaria (AAC) a un defecto en una o más arterias coronarias del corazón. El defecto es congénito (de nacimiento). Las AAC pueden estar relacionadas con el origen (el lugar de donde surge la arteria en el corazón) o la ubicación de la arteria coronaria. Sin embargo, el término AAC puede emplearse para describir cualquier defecto de una arteria coronaria, tal como una anomalía en el tamaño o la forma. A menudo, están presentes en pacientes que tienen otras cardiopatías congénitas.

Otro nombre para la AAC es «arteria coronaria anómala» (ACA).

¿Cuáles son las causas?

No se sabe exactamente qué causa las AAC. Los estudios han demostrado que el desarrollo de las arterias coronarias en el corazón fetal consta de varios pasos. Si se produce un error durante uno de estos pasos, puede producirse una AAC.

Algunas cardiopatías congénitas están directamente relacionadas a las AAC, entre ellas el tronco arterial común, la transposición de las grandes arterias, la atresia pulmonar, la doble salida ventricular derecha (DSVD), y la tetralogía de Fallot.

Algunos estudios han demostrado que ciertos tipos de AAC son comunes en algunas familias, pero no se han descubierto aún indicios claros que confirmen que las AAC son hereditarias.

Se encuentran anomalías de las arterias coronarias en alrededor del 5% de las personas que se someten a una cateterización cardíaca para averiguar por qué tienen dolor en el pecho.

¿Cuáles son los riesgos de una AAC?

Como las arterias coronarias suministran sangre rica en oxígeno al músculo cardíaco, un defecto o enfermedad de una arteria coronaria puede reducir la cantidad de oxígeno y nutrientes que llegan al corazón. Las AAC pueden provocar isquemia miocárdica (un aporte deficiente de oxígeno al músculo cardíaco) y muerte súbita cardíaca.

Los atletas y las personas que realizan actividades físicas intensas tienen un mayor riesgo de sufrir una muerte súbita cardíaca si tienen una AAC. En efecto, las AAC son la segunda causa de muerte en atletas jóvenes. En entre el 15% y 34% de la gente joven que sufre una muerte súbita cardíaca se descubre una AAC. Cuando en las noticias se habla de atletas jóvenes que han muerto en forma súbita, típicamente es porque esos atletas sufrían de cardiomiopatía hipertrófica o tenían una AAC.

¿Cuáles son los síntomas de una AAC?

Sólo ciertos tipos de AAC producen síntomas. En algunas personas, los síntomas pueden comenzar en la niñez, mientras que otras podrían no tener síntomas hasta la edad adulta. Pero la mayoría de la gente con una AAC no sabe que la tiene, ya sea por no tener síntomas o porque el primer signo de un problema es la muerte súbita cardíaca.

En los bebés y los niños, los síntomas de una AAC pueden incluir:

  • Problemas respiratorios
  • Palidez
  • No comer bien
  • Sudoración

En los adolescentes y adultos, los síntomas de una AAC pueden incluir:

  • Desmayarse durante el ejercicio intenso (es a menudo el primer síntoma y el más dramático de una AAC)
  • Falta de aliento en reposo o durante el ejercicio
  • Cansancio
  • Dolor en el pecho en reposo o durante el ejercicio

La muerte súbita cardíaca (también denominada «paro cardíaco súbito») es el síntoma más peligroso de una AAC. Se cree que se produce porque la arteria coronaria anómala se aplasta entre arterias más grandes que se dilatan al llenarse de sangre durante el ejercicio. Esto implica que menos sangre llega al corazón, lo cual puede provocar la muerte súbita.

¿Cómo se diagnostica una AAC?

Los médicos realizan una exploración física y escuchan el corazón y los pulmones con un estetoscopio. Los siguientes son otros posibles estudios:

  • Ecocardiografía, para ver el tamaño del corazón y cuánto músculo dañado hay.
  • Resonancia magnética (RM), para obtener una imagen detallada del corazón y las arterias coronarias, y ver si hay una AAC.
  • Angiografía por resonancia magnética (ARM), para evaluar el flujo sanguíneo por las arterias.
  • Angiografía, un procedimiento de cateterización cardíaca que ofrece una vista muy detallada de una AAC.
  • Ecocardiografía transesofágica, que permite obtener imágenes del corazón desde el interior del esófago en lugar de a través de la pared torácica.
  • Tomografía computada (TC), especialmente la tomografía computada por haz de electrones (TCHE), para obtener una buena imagen de las arterias coronarias.
  • Gammagrafía, para ver si el flujo de sangre al corazón es anormal y si el músculo cardíaco está dañado.

¿Cómo se tratan las AAC?

Los tratamientos incluyen los cambios en el estilo de vida, los medicamentos, las intervenciones coronarias percutáneas y la cirugía.

Cambios en el estilo de vida

Los pacientes que saben que tienen una AAC grave deben limitar su actividad física, y evitar el ejercicio excesivo y ciertos tipos de deportes.

Medicamentos

Los pacientes con síntomas leves o moderados pueden ser tratados con medicamentos, especialmente para evitar la muerte súbita cardíaca.

  • Betabloqueantes: enlentecen el latido del corazón.
  • Diuréticos: («píldoras de agua») reducen el exceso de líquido del cuerpo, aliviando el esfuerzo de bombeo del corazón.
  • Antiarrítmicos: ayudan a normalizar el latido del corazón.
  • Terapia de oxigenación: aumenta la cantidad de sangre rica en oxígeno que llega al corazón.

Intervenciones coronarias percutáneas

Algunos tipos de AAC pueden corregirse colocando un stent en la arteria afectada. Este procedimiento se realiza en el laboratorio de cateterización cardíaca.

Cirugía

A veces se realiza una intervención quirúrgica para corregir una AAC. El tipo de intervención que se realice dependerá del tipo de AAC.

Doctors Centro de Anomalías Arteriales Coronarias del Instituto del Corazón de Texas

Los médicos del Center for Coronary Artery Anomalies (Centro de Anomalías Arteriales Coronarias, o CCAA por sus siglas en inglés) del Instituto del Corazón de Texas se dedican a aumentar la conciencia de las AAC y crear un programa de detección para evitar la muerte súbita cardíaca en atletas jóvenes con AAC.

Fuente: Texas Heart Institute

Nota: La información contenida en esta nota es de carácter informativo y no es, ni pretende ser, fuente de asesoría médica profesional en ningún tema.

Nexum International no acepta responsabilidad por algún perjuicio en relación con acciones tomadas o no tomadas, basadas en cualquier contenido de esta página. La compañía no acepta ninguna responsabilidad por cualquier pérdida, daño o perjuicio que resulte de tomar información de esta página. La compañía no es responsable de ningún contenido de terceros que esté en la página o que se pueda acceder a través de ella.

Cápsulas de Bienestar: La gratitud, nuestra actitud más poderosa

Nada te hará más feliz que estar agradecido por todo lo que la vida te brinda, por todo lo que el camino te presenta, por todos los retos que te acechan… con ellos crecemos. Con los años y sobre todo con la experiencia, he podido comprobar que no hay mejor actitud que la de practicar la gratitud. Dicho esto, deseo que este pequeño artículo te ayude a mantener una actitud de gratitud diariamente para que puedas sanarte, para que alivies tus niveles de estrés, para que puedas descansar y dormir más tranquila, y para que te sientas más satisfecha de tus relaciones personales.

Ser agradecido mejora nuestra salud Tengo claro que ser agradecida es la clave de mi felicidad. Algo que cuesta tan poco y que puede transformar por completo nuestro día y tener un fuerte impacto en nuestro bienestar.

Según un estudio publicado en el Clinical Psychology Review, las personas que mantienen una actitud diaria de agradecimiento tienen menor riesgo de padecer depresión y ansiedad, son personas menos agresivas, altruistas, con empatía y amabilidad. Muestran mayor confianza hacia los demás, sienten una motivación/llamada interior por hacer y lograr más de una forma ambiciosa pero sana y suelen mantener relaciones personales muy satisfactorias. Se ven menos afectados por las críticas y son menos sensibles a la negatividad de las otras personas, con lo que duermen mejor y tienen menos riesgo de adicción al alcohol o drogas, o padecer trastornos alimentarios.

¿Podría haber otra manera más fácil y económica de incrementar nuestra salud y felicidad?

Lo sé, no siempre es fácil sonreírle a la vida, sobre todo después de recibir una mala noticia o haber pasado un mal día, pero prometo que cuanto mayor es el esfuerzo por mantener esta buena actitud más pronto se volverá una rutina y verás como finalmente cambiará tu perspectiva de vida de manera positiva.

Pero… ¿qué es la gratitud?

Todos tenemos claro que ser agradecido es dar las gracias a alguien que nos ha echado una mano, que nos ha apoyado o ayudado en algún momento y en situación determinada. Pero por gratitud no me refiero solamente a este tipo de situaciones. Ser agradecido debe ser un acto frente a la vida, estar agradecido por la comida que tenemos en nuestro plato y nos nutre cada día, por el agua limpia y fresca que sale del grifo y la duchapara asearnos por la mañana, por la ropa que nos protege y abriga cuando hace frío, por el aire que llena nuestros pulmones en cada una de nuestras respiraciones… A esta actitud me refiero. Agradecimiento a cualquiera, cualquier cosa, en cualquier momento. ¿Tú la mantienes?

Agradecida estoy por poderme levantar con los rayos de sol que entran por la ventana, por el ruido de la fuente de agua en el jardín, por todos los nutrientes que me aportan los vegetales orgánicos de mi zumo verde matutino. Agradecida por los días en que puedo practicar mi rutina de yoga, por ese mensajito en el móvil cargado de amor, y agradecida por ese colibrí que día sí día también viene a saludarme mientras estoy en el despacho trabajando en nuevos artículos y proyectos.

Los mismos sujetos del estudio mostraron una relación directa entre ser agradecidos y sentir más satisfacción en su vida, más autoestima y crecimiento personal, más alineados a sus valores y propósito de vida.

¿Nos ponemos manos a la obra?

Hay algunos ejercicios que pueden ayudarte a poner en práctica una actitud de gratitud de forma diaria. No te tomarán demasiado tiempo, así que no hay excusa para empezar a ponerlo en practica desde ¡ya!

  • Antes de levantarte de la cama: empieza el día con un pensamiento positivo. Recuerda algo bonito presente en tu vida, puede que sean los pajaritos cantando en la ventana, esa canción que suena en la radio del vecino o incluso esa mantita que te está cubriendo y calentando el cuerpo.
  • Ten un gesto bonito hacia otra persona: cede tu asiento del bus a alguien que lo necesite más que tú, deja una nota con unmensaje positivoa un compañero de trabajo que no esté demasiado animado, o incluso sonríele a un extraño. Repartir alegría y mostrar aprecio a los demás no solamente les alegra a ellos sino que te enriquece también a ti.
  • Diario de gratitud: estrenaun diario donde cada noche o al final de la semana escribas cincocosas por las que estás agradecido. Ese nuevo logro en el trabajo, esa tarde donde pudiste compartir unratito con un amigo o la pareja, esa llamada que tanto esperabas o esa cena tan deliciosa que preparaste.
  • Comparte con tu pareja: cada noche tres motivos por los que estás agradecido y quizás pueden ser motivo para fortalecer la relación, sobre todo si se nombran cosas por las que estáis agradecidos uno del otro.
  • Piénsalo dos veces: si un pensamiento negativo te viene a la mente analízalo. ¿Estás haciendouna pelota de un granito de arena? ¿Hay algo de cierto en tu pensamiento que puedas usar para cambiar tu situación? Por ejemplo, has tratado de hacer algo y no ha salido bien. En vez de pensar “Soy un fracasado”, recuérdate que fracasar, y a veces en múltiples ocasiones, te acerca a lograr tu objetivo. ¡Sé agradecido!

Cada día podemos dar las gracias por estar vivos, respirar, cada día tenemos un motivo para sonreír, porque cada nuevo día es una oportunidad para acercarnos a nuestro yo más profundo, donde se encuentra la magia, la inocencia y la felicidad de cada uno.

“Una actitud de gratitud atrae más momentos por los que estar agradecido en tu vida”

 

Fuente: Carla Zaplana

Nota: La información contenida en esta nota es de carácter informativo y no es, ni pretende ser, fuente de asesoría médica profesional en ningún tema.

Nexum International no acepta responsabilidad por algún perjuicio en relación con acciones tomadas o no tomadas, basadas en cualquier contenido de esta página. La compañía no acepta ninguna responsabilidad por cualquier pérdida, daño o perjuicio que resulte de tomar información de esta página. La compañía no es responsable de ningún contenido de terceros que esté en la página o que se pueda acceder a través de ella

Cápsulas de Nutrición: Cómo equilibrar una comida de manera visual, según le método del platp

El plato para comer saludable, o más conocido como el método del plato, fue creado por la Escuela de Salud Pública de Harvard para poder explicar, de manera visual, la proporción saludable de los diversos grupos de alimentos que deben estar presentes en las comidas principales, es decir en la comida y la cena. Se utiliza mucho para pacientes con diabetes, así como aquellos que padecen sobrepeso u obesidad y deben perder peso, pero no es exclusivo para ellos.
Si navegamos por Internet, encontramos que la American Diabetes Association y la Fundación Alícia junto con el IDIBAPS (Institut d’investigacions Biomèdiques August Pi i Sunyer), entre otros, tienen sus propias calculadoras interactivas. Estos programas valoran el aporte de hidratos de carbono de las comidas, algo que deben tener muy en cuenta los pacientes diabéticos para mantener un buen control de azúcar en sangre.

método del plato - esquema

En qué consiste el método del plato

Como se puede ver en la imagen superior, se distribuyen los diversos alimentos que deben aparecer en una comida saludable y marcan unas proporciones que la convierten en una comida equilibrada. El método del plato se calcula para uno de unos 23cm de diámetro, lo que se consideraría como “plato estándar”. También explican características cualitativas para mejorar la selección de alimentos, como sería el hecho de priorizar los productos integrales a las harinas blancas y el aceite de oliva a otras grasas, escoger frutas y verduras de colores variados para aumentar la variedad de vitaminas y antioxidantes, limitar las carnes grasas y procesadas, etc.

Mi visión del método del plato

Particularmente, prefiero los platos que excluyen la fruta del plato (¡no de la comida!) para dar más énfasis al consumo de verduras y hortalizas. Muestro una foto de cómo quedaría el plato en sí, al que habría que añadirle la fruta de postre:

ejemplo-metodo-del-plato A esta foto añado consejos como que una de las raciones de verduras u hortalizas del día debería ser cruda, bien en forma de ensalada, de gazpacho o simplemente acompañando el plato con unas hojas de lechuga o un tomate de guarnición. Esta recomendación se propone porque algunos micronutrientes se pierden con la cocción, como puede ser la vitamina C y otras vitaminas hidrosolubles. Por otro lado, también aconsejo que una de las tres piezas de fruta recomendadas al día sea rica en vitamina C como pueden ser un cítrico, fresas, kiwi, melón, etc.

¿Es un método universal? 

En principio sí que lo es, pero no quiere decir que no pueda sufrir alguna transformación. Para empezar, debemos tener en cuenta que en algunos países comemos dos platos por comida, por lo que estas mismas proporciones sirven si hablamos de un primero y un segundo: más verdura y hortalizas comparado con los otros grupos de alimentos. También es posible que estas raciones necesiten realmente alguna modificación según las necesidades de la persona. Por ejemplo, un deportista muy probablemente deba aumentar la ración de féculas (indicado como cereales integrales en el plato equilibrado de Harvard), ya que es un grupo de alimentos que aporta energía de absorción lenta que resulta muy necesaria y beneficiosa para los que hacen un ejercicio físico moderado u intenso. Asimismo, puede ser que una persona sana, por su metabolismo basal elevado, gaste más que lo que ingiera con esta proporción y, por tanto, necesite de una adaptación por parte de un nutricionista. También podemos encontrarnos con personas que precisan aumentar de peso, bien porque sufren una enfermedad que incrementa su gasto energético diario o porque su ingesta no es suficiente y hay que priorizar aquellos alimentos que aportan más energía, sin olvidarnos de los demás grupos para poder mantener un equilibrio nutricional.

En resumen, el método del plato es una forma fácil de equilibrar una comida sin tener que depender de una báscula, así como una herramienta útil y muy visual para los dietistas-nutricionistas colegiados que queremos explicar las proporciones adecuadas de una comida principal equilibrada y saludable.

Autor: Bárbara Romano

Fuente: Barna Clinic

Nota: La información contenida en esta nota es de carácter informativo y no es, ni pretende ser, fuente de asesoría médica profesional en ningún tema.

Nexum International no acepta responsabilidad por algún perjuicio en relación con acciones tomadas o no tomadas, basadas en cualquier contenido de esta página. La compañía no acepta ninguna responsabilidad por cualquier pérdida, daño o perjuicio que resulte de tomar información de esta página. La compañía no es responsable de ningún contenido de terceros que esté en la página o que se pueda acceder a través de ella

Cápsulas de Salud: ¿Cómo se realiza el examen de VLDL?

VLDL son las siglas en inglés que corresponden a lipoproteína de muy baja densidad (LMBD en español). Las lipoproteínas son sustancias hechas de colesterol, triglicéridos y proteínas. Ellas llevan el colesterol, los triglicéridos y otros lípidos (grasas) a diferentes partes del cuerpo.

La VLDL es uno de los tres principales tipos de lipoproteínas. La VLDL contiene la cantidad más alta de triglicéridos. Este se considera un tipo de «colesterol malo», debido a que ayuda a que el colesterol se acumule en las paredes de las arterias.

Para medir la cantidad de VLDL en su sangre se utiliza un examen de laboratorio.

Forma en que se realiza el examen

Se necesita una muestra de sangre. En la mayoría de los casos se extrae sangre de una vena localizada en la parte interior del codo o en el dorso de la mano.

Lo que se siente durante el examen

Cuando se inserta la aguja para extraer la sangre, algunas personas sienten un dolor moderado, mientras que otras solo sienten un pinchazo o sensación de picadura. Posteriormente, puede haber algo de sensación pulsátil.

Razones por las que se realiza el examen

Este examen puede ordenarse para determinar el riesgo de enfermedad cardíaca. El aumento en los niveles de VLDL está ligado a ateroesclerosis. Esta afección puede provocar enfermedad cardíaca coronaria.

Este examen puede estar incluido en un perfil de riesgo coronario.

Resultados normales

El nivel de colesterol VLDL normal está entre 2 y 30 mg/dL.

Los rangos de los valores normales pueden variar ligeramente entre laboratorios. Hable con el médico acerca del significado de los resultados específicos de su examen.

Los ejemplos anteriores muestran las mediciones comunes para los resultados de estas pruebas. Algunos laboratorios usan diferentes medidas o pueden evaluar distintas muestras.

Significado de los resultados anormales

Un nivel elevado de VLDL puede estar asociado con un mayor riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular. Sin embargo, el nivel de colesterol VLDL rara vez se aborda cuando se lleva a cabo un tratamiento para el colesterol alto. En su lugar, el nivel del colesterol LDL suele ser el objetivo principal de la terapia.

Riesgos

Las venas y las arterias varían en tamaño de una persona a otra, y de un lado del cuerpo a otro. Extraer sangre de algunas personas puede ser más difícil que de otras.

Los riesgos asociados con la extracción de sangre son leves, pero pueden incluir:

  • Sangrado excesivo
  • Desmayo o sensación de mareo
  • Hematoma (acumulación de sangre debajo de la piel)
  • Infección (un riesgo leve cada vez que se presenta ruptura de la piel)

Consideraciones

No hay una forma directa de medir la VLDL. La mayoría de los laboratorios la calculan con base en su nivel de triglicéridos. Es aproximadamente un quinto del nivel de triglicéridos. Este cálculo es menos preciso si el nivel de triglicéridos está por encima de 400 mg/dL.

Fuente: Medline Plus

Nota: La información contenida en esta nota es de carácter informativo y no es, ni pretende ser, fuente de asesoría médica profesional en ningún tema.

Nexum International no acepta responsabilidad por algún perjuicio en relación con acciones tomadas o no tomadas, basadas en cualquier contenido de esta página. La compañía no acepta ninguna responsabilidad por cualquier pérdida, daño o perjuicio que resulte de tomar información de esta página. La compañía no es responsable de ningún contenido de terceros que esté en la página o que se pueda acceder a través de ella.

Cápsulas de Salud: ¿Qué es la Lipoproteína de muy baja densidad (VLDL)?

El colesterol es una sustancia cerosa y parecida a la grasa que se encuentra en todas las células de su cuerpo. Su hígado produce colesterol y también se encuentra en algunos alimentos, como carne y productos lácteos. Su cuerpo necesita algo de colesterol para funcionar bien, pero tener demasiado colesterol en la sangre aumenta el riesgo de enfermedad de las arterias coronarias.

¿Qué es la lipoproteína de muy baja densidad (VLDL)?

VLDL (very low density lipoprotein en inglés) significa lipoproteína de muy baja densidad. Su hígado produce colesterol VLDL y lo libera a su torrente sanguíneo. Las partículas de VLDL llevan triglicéridos, otro tipo de grasa, a sus tejidos. VLDL es similar al colesterol LDL, pero el LDL transporta colesterol a los tejidos en lugar de triglicéridos.

Tanto el VLDL y el LDL son llamados a veces colesteroles «malos» porque pueden contribuir a la acumulación de placa en las arterias. A esta acumulación se le llama arterioesclerosis. La placa es una sustancia pegajosa compuesta de grasa, colesterol, calcio y otras sustancias que se encuentran en la sangre. Con el tiempo, la placa se endurece y hace más angostas sus arterias. Esto limita el flujo de sangre rica en oxígeno a su cuerpo. Puede conducir a la enfermedad de las arterias coronarias y otras enfermedades del corazón.

¿Cómo sé cuál es mi nivel de lipoproteína de muy baja densidad (VLDL)?

No hay una manera de medir directamente su nivel de VLDL. En cambio, lo más probable es que se deba hacer un análisis de sangre para medir su nivel de triglicéridos. El laboratorio puede usar su nivel de triglicéridos para estimar cuál es su nivel de VLDL. Su VLDL es aproximadamente una quinta parte de su nivel de triglicéridos. Sin embargo, estimar su VLDL de esta manera no funciona si su nivel de triglicéridos es muy alto.

¿Cuál debería ser mi nivel de lipoproteína de muy baja densidad (VLDL)?

Su nivel de VLDL debe ser inferior a 30 mg / dL (miligramos por decilitro). Cualquier cantidad más alta que eso lo pone en riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular.

¿Cómo puedo reducir mi nivel de lipoproteína de muy baja densidad (VLDL)?

Como el VLDL y los triglicéridos están relacionados, puede reducir el nivel de VLDL disminuyendo su nivel de triglicéridos. Es posible que pueda reducir sus triglicéridos con una combinación de pérdida de peso, dieta y ejercicio. Es importante cambiar a grasas saludables y reducir el consumo de azúcar y alcohol. Algunas personas también pueden necesitar tomar medicamentos.

Fuente: Medline Plus

Nota: La información contenida en esta nota es de carácter informativo y no es, ni pretende ser, fuente de asesoría médica profesional en ningún tema.

Nexum International no acepta responsabilidad por algún perjuicio en relación con acciones tomadas o no tomadas, basadas en cualquier contenido de esta página. La compañía no acepta ninguna responsabilidad por cualquier pérdida, daño o perjuicio que resulte de tomar información de esta página. La compañía no es responsable de ningún contenido de terceros que esté en la página o que se pueda acceder a través de ella

Cápsulas de Salud: Menopausia, síntomas, alimentación y ejercicio.

Como todos sabemos, la menopausia es una etapa natural de la mujer en la que ocurren cambios fisiológicos y psicológicos por la alteración en la producción hormonal de estrógenos. Estos cambios refieren al aumento de masa grasa, disminución de la densidad mineral ósea, estrés, ansiedad, alteración del sueño, cambios de humor y físicos.

Diferentes autores en distintos estudios científicos estudian la relación entre el aumento de la masa grasa, con la edad de la mujer vs con los años que ésta lleve con la menopausia. Y demuestran que no hay ningún tipo de relación entre el aumento de masa grasa con los años que la persona lleve con la menopausia, si no, con el aumento de la edad de la mujer ya que ello conlleva una pérdida progresiva de estrógenos y de sus precursores, lo que favorece el acúmulo y el aumento de la masa grasa corporal y con ello, cambios en el aspecto físico de la mujer con la pérdida de la cintura, aparición de celulitis e incluso de varices por el sobrepeso y el sedentarismo que suele darse en estas edades.

Además de ello, la disminución y pérdida de la secreción de estas hormonas sexuales femeninas produce una pérdida de tejido óseo pudiendo causar osteopenia y osteoporosis.

Para hacer este proceso más llevadero no podemos olvidarnos de la alimentación y el ejercicio.

NUTRICIÓN EN LA MENOPAUSIA

En cuanto a la nutrición durante la menopausia, se debe llevar a cabo una alimentación completa atendiendo al consumo de grasas para que estas sean de buena calidad (aceite de oliva, pescados azules, aguacate, frutos secos…) y no excesivas.

Los hidratos de carbono deben estar siempre presente como los cereales por su gran aporte en selenio, y por ello también la carne y los pescados no pueden faltar, que junto con los lácteos además dan un aporte extraordinario de vitamina B12.

Si además de tomar frutas y verduras (ricas en vitamina K como la col, espárragos, brócoli, cebollas, verduras de hoja verde o los encurtidos y los frutos rojos y ciruelas secas), reducir las cantidades de alcohol, evitar el tabaco y realizar actividad física para mantener un estilo de vida saludable, sospechamos que podemos tener molestias en los huesos o aún no, pero es probable que aparezca por herencia genética, es recomendable tomar el sol y suplementar con calcio y vitamina D para reforzar la densidad de los huesos, en el caso de que dichos niveles sean bajos y no seamos capaz de mejorarlos con la alimentación.

Podéis visitar nuestra sección de nutrición para ver dietas, artículos sobre alimentos y mucho más.

EJERCICIO FÍSICO DURANTE LA MENOPAUSIA

Respecto al ejercicio físico durante la menopausia, no nos podemos cansar de repetir que hay que huir del sedentarismo, pero no solo basta con caminar ya que ello no refuerza nuestros huesos, no ayuda a la pérdida de peso y tampoco a reducir la celulitis…

Si queremos y necesitamos mejorar todo ello, será mucho mejor los ejercicios de fuerza (ejercicios con el propio peso y/o mancuernas de poco peso para hacer todas las repeticiones sin sufrir, en el caso de tener sobrepeso, pero ello NO puede aplicarse si se padece de obesidad) con los que conseguiremos reducir el peso corporal, sobre todo de masa grasa, reforzar la musculatura y ayudar a mejorar la celulitis y las varices las cuales empeoran con ejercicios de impacto como correr, saltar…

Y si estos ejercicios se pueden complementar con otros en posiciones estáticas como en el taichí, yoga…mucho mejor, porque son en estas posiciones donde los huesos y articulaciones se nutren más por la tensión que soportan.

Y por lo tanto estamos contribuyendo a aprovechar el calcio y la vitamina D suplementados, ya que al tener niveles adecuados de dichos nutrientes, el ejercicio físico aumenta su efectividad incrementando la masa ósea mucho más, que si actúa el ejercicio y los nutrientes por separado, es decir, que solo nos alimentemos bien y no hagamos ejercicio y viceversa.

Autor: Marian Vera

Fuente: iLovefit

Nota: La información contenida en esta nota es de carácter informativo y no es, ni pretende ser, fuente de asesoría médica profesional en ningún tema.

Nexum International no acepta responsabilidad por algún perjuicio en relación con acciones tomadas o no tomadas, basadas en cualquier contenido de esta página. La compañía no acepta ninguna responsabilidad por cualquier pérdida, daño o perjuicio que resulte de tomar información de esta página. La compañía no es responsable de ningún contenido de terceros que esté en la página o que se pueda acceder a través de ella

 

Cápsulas de Salud: Alimentos ultraprocesados y salud, lo que dicen los estudios observacionales

De forma continua e inexorable, aunque a muchos no les guste, la evidencia sobre la relación entre los alimentos ultraprocesados y la salud se va acumulando. La mayor parte de ella es observacional, pero poco a poco nos va dando información interesante y que se debería tener en cuenta a la hora de analizar la totalidad de la evidencia existente.

En esta línea, se acaba de publicar una reciente revisión que precisamente intenta sintetizar los resultados de toda la  investigación epidemiológica relevante sobre los ultraprocesados realizada hasta la fecha. Se trata del estudio «Ultraprocessed food and chronic noncommunicable diseases: A systematic review and meta-analysis of 43 observational studies» (2020) y tal y como se dice en el título, es una revisión sistemática con metanálisis que recopila los resultados de 43 estudios observacionales diferentes y cerca de un millón de personas, sobre la relación entre su ingesta y una amplia diversidad de enfermedades no transmisibles.

Estas son las conclusiones a las que llegan los autores en lo que respecta a personas adultas:

«…el metanálisis mostró que un mayor consumo de alimentos ultraprocesados ​​se asoció con un mayor riesgo de sobrepeso y obesidad, obesidad abdominal, mortalidad por todas las causas, síndrome metabólico y depresión en adultos, así como sibilancias en adolescentes. Además, la revisión sistemática de la literatura mostró que un mayor consumo de alimentos ultraprocesados ​​se asoció con más riesgo de diabetes mellitus tipo 2, fragilidad, síndrome del intestino irritable, dispepsia funcional, enfermedades cardiovasculares (y algunos, pero no todos, factores de riesgo asociados), cáncer de mama y cáncer en general. También se asoció con síndrome metabólico en adolescentes y dislipidemia en niños. 

Esta revisión proporciona evidencia de que el consumo de alimentos ultraprocesados ​​se asocia con numerosas enfermedades crónicas. Nuestros resultados son consistentes con la gran cantidad de evidencia que demuestra que los patrones dietéticos no procesados ​​o mínimamente procesados ​​están relacionados con un riesgo reducido de enfermedades crónicas (…).

(…) no se encontró incremento en el riesgo de mortalidad por enfermedad cardiovascular, enfermedad inflamatoria intestinal, cáncer colorrectal o cáncer de próstata en adultos».

 

A la hora de proponer hipótesis para explicar estos resultados, los autores explican que una dieta rica en ultraprocesados suele provocar una mayor ingesta calórica y una menor calidad nutricional, con más cantidad de azúcares, sal, grasas trans y saturadas y escasez de fibra. Sin embargo, añaden que ven probable que haya más factores que influyan, ya que en los estudios en los que se han realizado ajustes respecto a estas variables se seguía llegando a resultados similares. Y enumeran algunos posibles candidatos: alteración de la matriz alimentaria (su destrucción durante el procesamiento podría dar lugar a alteraciones durante el proceso de metabolización), presencia de aditivos (sobre todo emulsificantes y edulcorantes, cuyo consumo crónico podría afectar negativamente a la microbiota o la inflamación), compuestos carcinogénicos (como los creados en cocinados a muy alta temperatura) o posible presencia de algunos compuestos tóxicos que migran de los envases, como el bisfenol A.

Por otro lado, la revisión incluyó el análisis segmentado de los estudios entre la población infantil, llegando a unas conclusiones bastante menos claras que en el caso de los adultos:

«… el aumento del consumo de alimentos ultraprocesados ​​se relacionó con una mayor circunferencia de la cintura y dislipidemia en los niños, así como con el síndrome metabólico en los adolescentes. Sin embargo, tanto los datos prospectivos como los transversales no mostraron asociación o mostraron asociación inversa entre las distintas medidas de exceso de peso (IMC, circunferencia de la cintura, relación cintura-altura, pliegues cutáneos y porcentaje de grasa corporal) y otros factores de riesgo metabólico (niveles elevados de glucosa, insulina, triglicéridos, colesterol HDL y no HDL y presión arterial). De manera similar, el análisis transversal de niños y adolescentes con peso normal vs sobrepeso no mostró diferencias en el consumo de alimentos ultraprocesados ​​entre los grupos o un mayor consumo entre aquellos con peso normal. «

Y estas son las hipótesis que plantean para explicar estos resultados tan diferentes entre los más pequeños:

«… estos resultados sugieren que hace falta una ingesta constante en el tiempo de alimentos ultraprocesados para provocar efectos negativos de enfermedad cardiovascular subclínica que se manifieste posteriormente, a lo largo de la vida. No obstante, la ausencia de asociaciones claras en niños y adolescentes podría explicarse en parte por los cambios físicos del desarrollo que tienen lugar durante estas etapas vitales del ciclo de vida humano, que tienen el potencial, por ejemplo, de retrasar o compensar los efectos en el peso corporal de los alimentos ultraprocesados. Además, solo uno de los estudios controló la actividad física y el infrarreporte de la información sobre ingesta dietética como posibles factores de confusión. (…). Otra posible explicación es que la mayoría de las muestras provenían de comunidades de bajos ingresos, donde los niveles de actividad física pueden ser mayores que en las comunidades de mayores ingresos.»

Como síntesis final, los autores cierran el trabajo con el siguiente párrafo:

«El presente metanálisis proporciona evidencia que un mayor consumo de alimentos ultraprocesados se asocia con un aumento en adultos del 20% al 81% en el riesgo de diversas enfermedades no transmisibles cuando se evalúan de forma transversal y un aumento del 22% al 28% en el riesgo de depresión y mortalidad cuando se examinan prospectivamente. Sin embargo, la evidencia de una asociación entre el consumo de alimentos ultraprocesados y los resultados adversos para la salud en niños y adolescentes fue limitada. (…) el peso de la evidencia es suficiente y teniendo en cuenta el principio de precaución, en las iniciativas preventivas debería abordarse el tema del consumo de alimentos ultraprocesados.»

Fuente: Lo que dice la ciencia para adelgazar

Nota: La información contenida en esta nota es de carácter informativo y no es, ni pretende ser, fuente de asesoría médica profesional en ningún tema.

Nexum International no acepta responsabilidad por algún perjuicio en relación con acciones tomadas o no tomadas, basadas en cualquier contenido de esta página. La compañía no acepta ninguna responsabilidad por cualquier pérdida, daño o perjuicio que resulte de tomar información de esta página. La compañía no es responsable de ningún contenido de terceros que esté en la página o que se pueda acceder a través de ella