Cápsulas de Finanzas Personales: Las Deudas Sin Control: ¿Cómo Salir De Ellas?

Las deudas. Si pudiera definirlas en una sola palabra, diría que son una gran pesadilla. Pero no solo por el hecho de que significa que debo pagar dinero a un banco por el dinero que me presta.

También, porque son algo que me compromete con alguien o con una entidad. Es decir, una conexión que solo se puede romper cuando se salda la deuda y eso, para ser honesto, puede tardar varios años.

Por eso, en estos días me he puesto a pensar por qué las deudas se salen de control, en primer lugar. Y, en segundo lugar, qué hacer para retomar ese control sobre ellas con el fin de saldarlas y quitarlas del panorama.

Entonces, he pensado en estos cinco pasos que tú también puedes seguir si tus deudas se salen de control. O que puedes aplicar para que tus pocas deudas no sean mayores que el dominio que tienes sobre ellas.

¿Por Qué Tenemos Las Deudas Sin Control?

Es necesario preguntarnos por qué las deudas se salen de control. Al pensar en esa pregunta se me ocurren tres razones principales que es vital reconocer. De esta forma podemos empezar a pensar en soluciones reales para el problema:

Queremos tener un estilo de vida más alto que el que nos permiten nuestros ingresos. Entonces, recurrimos a los créditos o préstamos pensando que así logramos llegar a ese nivel. No nos damos cuenta de que ese dinero prestado nos condena.

No nos comprometemos a pagar nuestras deudas. Entonces, solo pagamos la cuota mínima, lo que evita que paguemos el saldo más rápido. Duramos años con una deuda pequeña que, tal vez, hubiéramos podido pagar en pocos meses.

Nos seguimos endeudando, como si el dinero gastado en realidad nos perteneciera.  Cuando nos damos cuenta, es mucho más lo que debemos que lo que, en realidad, podemos pagar. No cerramos el círculo vicioso.

Retomar El Control De Las Deudas Sin Control

Situaciones como las mencionadas anteriormente nos obligan a plantearnos el objetivo de lograr el control de las deudas. Esto es algo que debemos lograr en diferentes planos. El primero de ellos es la mentalidad. Entonces:

Pregúntate si el estilo de vida que llevas es tan negativo que debes endeudarte para satisfacer tus necesidades o caprichos. Comprende que el hecho de querer tener más es un simple engaño del ego.

Asegúrate de saber que, si no pagas tus deudas, no es el prestamista o el banco los que pierden. Eres tú porque te obligas a pagar intereses por más tiempo o a enfrentar líos legales por tu irresponsabilidad.

Cuestiónate sobre si continuar pagando por tus cosas con tarjetas de crédito o préstamos te hace sentir mejor. Al final te darás cuenta de que esa satisfacción es momentánea porque luego, al recibir el estado de cuenta, seguramente no sientes lo mismo.

Pagar Las Deudas Desde La Realidad

Una vez has hecho ese ejercicio de introspección, llega la que, tal vez, es la parte más “aburrida” de pagar deudas. Sin embargo, es necesaria para poder establecer un plan realista que te permita deshacerte de ellas:

Calcula cuánto dinero ganas, cuánto gastas y cuánto debes. Así podrás hacer un presupuesto que te permita cumplir con tus obligaciones y, al mismo tiempo, pagar lo que gastaste sin ser tuyo.

Mientras vas pagando tus deudas, haz un ejercicio a la inversa. Es decir, calcula cuánto dinero podrías estar ahorrando si no tuvieras que saldar esas deudas. Te dará un incentivo para pagar lo que debes más rápido.

Evalúa en cada parte del proceso cómo te sientes al pagar o no pagar lo que debes. Al ver que podrías ahorrar, pero no puedes emplear ese dinero porque lo tienes comprometido. Cuando no te alcance el dinero y no puedas pagar o cuando gastes de más.

Las Deudas Y El Futuro

Una de las grandes satisfacciones que se tienen al pagar una deuda es que se abren nuevas perspectivas para el futuro. Porque se llega a la conclusión de que ese dinero “perdido” podría emplearse de una mejor manera. Por eso:

A medida que vayas pagando tus deudas, revisa si puedes ahorrar. Llegará el momento en el que todo lo que se va en las deudas se convierta en dinero que, en vez de irse al banco, se quede engrosando tu capital.

Ponle a ese dinero un nuevo destino que ya no sea “deudas”, sino algo mejor en lo que puedas gastártelo. Ahorra e invierte para que alcances el propósito más rápido. Aprovecha las ventajas del interés compuesto.

Evita a toda costa caer en nuevas deudas que no te permitan llegar a esas metas. Vive con lo que tienes porque el crédito, de ninguna manera, es lo que te va a permitir conquistar esas nuevas cimas.

Cree, No Es Mentira

Las deudas son una gran tentación. Por eso, muchos no creen en que los anteriores consejos puedan ayudarlos a evitar las deudas. Pero lo realmente cierto es que, si no se empieza por algún lugar, lo único que crecerá es el dinero que se debe.

Autor:  Hyenuk Chu

Fuente: Hyenuk Chu

Cápsulas de Nutrición: Así es una dieta vegana correcta

Evita el consumo de ultraprocesados, prioriza los cereales integrales, toma productos con proteínas vegetales y suplementa con vitamina B12, según criterio profesional

Las dietas vegetales ofrecen muchas bondades, pero algunos de los productos que permiten ingerir no son necesariamente sanos. No siempre vegetariano es sinónimo de saludable. Detectarlos pasa por prestar atención a su composición y desconfiar de ciertos ultraprocesados diseñados para sustituir ingredientes prohibidos. Por eso te damos varios consejos para que tu dieta vegana sea correcta.

En teoría, el crecimiento de la población vegetariana debería suponer un aumento del consumo de frutas, verduras y legumbres, pero la realidad no es así. La industria ha detectado un gran nicho de mercado en las indicaciones veggie o vegan y ha inundado los comercios con productos de estas características, pero sin menciones a su valor nutricional. Ocurre lo mismo que con los alimentos ultraprocesados no veganos: resulta imprescindible leer las etiquetas para conocer qué contienen.

Los consejos para una dieta vegana sana son similares a los que se darían para otra que permitiera la carne:

  • Evitar el consumo de ultraprocesados.
  • Aumentar el consumo de legumbres a cuatro raciones a la semana.
  • Ingerir, al menos, tres raciones de fruta y dos de verdura diarias.
  • Priorizar los cereales integrales.
  • Tomar productos con proteínas vegetales (tofu).
  • Suplementar con vitamina B12, según criterio profesional.

En general, la alimentación vegana es una elección correcta si los ingredientes vegetales disponibles se combinan de forma adecuada y se ingieren en la cantidad suficiente para cubrir las necesidades nutricionales. El consumo de frutas y vegetales siempre es positivo, pero, al no ingerir carne y derivados, corremos el riesgo de sufrir un déficit de vitamina B12, un nutriente clave para muchos procesos biológicos y que solo aportan los alimentos de origen animal. Este tipo de dietas siempre debe suplementarse con esta vitamina.

En cuanto a los niños, hay que tener especial cuidado, ya que la ingesta de la vitamina B12 es importante para su desarrollo y crecimiento. Si los menores no van a ingerir ningún producto de origen animal, tienen que ponerse en manos de un profesional de la nutrición para que elabore una dieta que complemente sus necesidades nutricionales, y de un médico que indique la suplementación de vitamina B12.

Autor: Gemma del Caño

Leer más en: Consumer

Nota: La información contenida en esta nota es de carácter informativo y no es, ni pretende ser, fuente de asesoría médica profesional en ningún tema.

Nexum International no acepta responsabilidad por algún perjuicio en relación con acciones tomadas o no tomadas, basadas en cualquier contenido de esta página. La compañía no acepta ninguna responsabilidad por cualquier pérdida, daño o perjuicio que resulte de tomar información de esta página. La compañía no es responsable de ningún contenido de terceros que esté en la página o que se pueda acceder a través de ella.

Cápsulas de Nutrición: ¿Cuál es la diferencia entre Dieta Vegana y Dieta Vegetariana?

Cada día son más los que optan por una dieta vegetariana o vegana buscando un estilo de vida más saludable, por el derecho animal o por su preocupación por el medio ambiente, pero ¿realmente conoces la diferencia entre un vegetariano y un vegano?

Existe el tópico de que los vegetarianos / veganos solo comen verduras y que están en contra de los que comen carne por no pensar como ellos. Esta idea es falsa, ya que dentro de la dieta vegetariana, existen muchos tipos de conceptos y estilos de vida diferentes, como es el caso también de los veganos.

Las dietas veganas son mucho más estrictas y restrictivas que las dietas vegetarianas. Por lo tanto, se podría decir que todos los veganos son vegetarianos, pero no todos los vegetarianos son veganos.

Tabla de comparación

Dieta vegetariana
Dieta vegana
DefiniciónUna dieta vegetariana es aquella que se enfoca en una alimentación basada en productos de origen vegetal. De manera general y en primera instancia, una dieta vegetariana prohíbe el consumo de carnes rojas. Después el de carnes blancas. Inmediatamente atrás, productos como la leche y el huevo se restringen.De forma similar, una dieta vegana es aquella en la que no se consume absolutamente ningún alimento de origen animal. Una dieta vegana es solo una parte del estilo de vida vegano. Este incluye acciones como el no vestir cuero o piel de animales y utilizar productos cosméticos cruelty-free.
¿Qué alimentos consumen?Frutas, verduras, granos, semillas, nueces y dependiendo del tipo de vegetarianismo que se practique, también leche, huevo y/o pescado.Absolutamente ningún alimento de origen animal. Por ejemplo, la dieta vegana excluye el consumo de gelatina pues la grenetina es de origen animal.
Leche, huevo, pescadoHay varios tipos de vegetarianismo. Por ejemplo, los ovolactovegetarianos consumen leche y huevo, los lactovegetarianos pueden consumir leche y sus derivados. Los pescovegetarianos, pueden consumir pescados y mariscos. Por ejemplo, un ovolactovegetariano puede sin problema comerse una rebanada de un pastel común.De ninguna manera el consumo de estos productos entra dentro de una dieta vegana. Otro ejemplo de las restricciones de este tipo de alimentación es la miel. Debido a que es de origen animal esta no puede ser consumida por quién lleva una dieta vegana. Quien siga una dieta vegana tendrá que sustituir huevos y leche en una receta de pastel para poderlo consumir.

Nota: La información contenida en esta nota es de carácter informativo y no es, ni pretende ser, fuente de asesoría médica profesional en ningún tema.

Nexum International no acepta responsabilidad por algún perjuicio en relación con acciones tomadas o no tomadas, basadas en cualquier contenido de esta página. La compañía no acepta ninguna responsabilidad por cualquier pérdida, daño o perjuicio que resulte de tomar información de esta página. La compañía no es responsable de ningún contenido de terceros que esté en la página o que se pueda acceder a través de ella.

Cápsulas de Salud: ¿Parto natural o cesárea? La forma de llegar al mundo condiciona la diversidad de la microbiota del recién nacido.

Llegar al mundo por parto natural o por cesárea condiciona la composición de la microbiota del recién nacido, al igual que influye si la alimentación es con leche materna o con leche de fórmula. La diversidad de la flora intestinal repercute en nuestra salud a lo largo de la vida

Cuando estamos en el seno materno somos seres estériles, no contaminados, y el primer contacto que tiene el recién nacido con la microbiota es en el momento del parto, como expuso la investigadora Dulcenombre Gómez Garre del Hospital Clínico San Carlos de Madrid.

La bióloga participó en las XXIV Jornadas Internacionales de Nutrición Práctica celebradas este mes de febrero en la Fundación Pablo VI de Madrid y organizadas por la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (SEDCA).

La microbiota está formada, entre otros microorganismos, por millones de bacterias que colonizan el intestino, el tracto uro-genital o las cavidades nasales y orales.

Solo en el intestino se calcula que hay 38 millones de bacterias de mil especies diferentes que interactúan con nuestro organismo y realizan algunas de sus funciones.

Microbiota del recién nacido

Los niños que nacen por parto natural obtienen una flora parecida a la vaginal materna, rica en bifidobacterias y lactobacillus, el primer contacto que tienen al nacer.

Pero cuando nacen por cesárea las bacterias que llegan a su organismo lo hacen a través de la piel de la madre e incluso de la piel de los facultativos que atienden el parto, indicó la experta.

“En ese momento ya se ha comprobado que la microbiota del recién nacido es completamente diferente si nace por una vía u otra”, recalcó.

La alimentación del bebé

En estos primeros días de vida también es fundamental la alimentación del bebé para la composición de su flora intestinal.

Según explicó la investigadora, es diferente la microbiota de los niños alimentados con la leche materna que la de aquellos que lo hacen con leche de fórmula.

“Lo positivo es que los niños nacidos por cesárea y alimentados con leche materna recuperan parcialmente la composición de la microbiota intestinal que tiende a parecerse a la de los bebés nacidos por un parto vaginal y que son alimentados con leche materna”, aseguró Dulcenombre Gómez.

“Probablemente -añade- la composición de la microbiota de los niños de parto natural, rica en bifidobacterias y lactobacillus, no sea casual, sino que esté adaptada para procesar bien la leche materna”.

Las repercusiones

“Durante mucho tiempo se ha especulado si nacer por cesárea conlleva a tener determinados problemas al crecer y es algo que no está resuelto”, señala.

Un estudio reciente con 1.400 niños, citado por la investigadora, refleja que los bebés de cesárea pueden desarrollar de dermatitis atópica o asma antes de los 6 años.

“Pero cuando empiezan a tomar alimentos sólidos y, sobre los 6 años, los estudios no reflejan diferencias” entre los nacidos por una vía u otra.

Otro de los factores que puede provocar problemas en niños pequeños son los tratamientos con antibióticos “porque pueden inducir cambios en la composición de la microbiota intestinal que perduren en la época adulta”.

Microbiota en el adulto

“La microbiota sana probablemente sería la que tienen las personas centenarias, las que han cumplido más de cien años, porque es rica en bifidobacterias y lactobacillus”, aseguró la bióloga.

Pero la cuestión es cómo conseguir mantener esa riqueza microbiana ya que a lo largo de la vida existen diferentes factores de riesgo que afectan a su composición y por tanto a sus funciones.

Y el principal factor que incide en la flora intestinal del adulto es la dieta.

“No es lo mismo tomar proteínas de origen animal que de origen vegetal. Los de origen vegetal inducen la proliferación de bifidobacterias y lactobacillus . Según un tipo de dieta o otra así es la composición de la microbiota intestinal”, argumentó la especialista del Hospital Clínico San Carlos de Madrid.

También aseguró que las personas que “se adhieren a la dieta mediterránea” tienen una microbiota rica en bifidobacterias y lactobacillus respectecto a otras dietas.

La dieta afecta a la pérdida de diversidad pero también, además de medicamentos como los antibióticos, hábitos de vida como cambiar los ciclos de luz, trasnochar, vivir en zonas urbanas con ritmos de vida acelerados…

“Factores de la vida actual hacen que nuestra microbiota en lugar de ser una selva rica y diversa, se esté convirtiendo en monocultivos o que incluso la estemos arrasando completamente”, asegura la investigadora.

Esta pérdida de la diversidad bacteriana se asocia con numerosas patologías de muy diverso tipo , no solo las relacionadas con el metabolismo, también neurodegenerativas, cardiovasculares o cáncer, como el de colon.

Y también influye en la obesidad. Así se refleja en estudio, citado por la experta, y realizado con gemelas, una obesa y otra con normopeso.

La investigación consistió en trasplantar la microbiota de una y de otra en modelos animales de peso normal.

El modelo animal que recibió la microbiota de la gemela obesa desarrolló obesidad y la que recibió la de la gemela con normopeso no desarrollaron obesidad.

“Existen factores en ese trasplante que modificaron el metabolismo del hospedador”, concluyó la experta.

Autor:  Ana Soteras

Fuente: EFE

Cápsulas de Salud: Si no has dormido bien, cambiar tus hábitos de sueño, te puede ayudar

Cuando usted duerme está inconsciente, pero las funciones de su cerebro y cuerpo siguen activas. El sueño es un complejo proceso biológico que le ayuda a procesar información nueva, mantenerse saludable y a sentirse descansado.

Durante el sueño, su cerebro pasa por cinco fases diferentes: Etapa 1, 2, 3, 4 y sueño de movimientos oculares rápidos (MOR o REM en inglés). Diferentes cosas ocurren en cada etapa. Por ejemplo, usted pasa por distintos patrones de ondas cerebrales (patrones de actividad eléctrica en el cerebro) en cada una de ellas. Su respiración, ritmo cardiaco y temperatura puede ser más rápido o lento en ciertas etapas. Algunas fases del sueño pueden ayudarle a sentirse más descansado y con energía al día siguiente. Las distintas fases del sueño lo ayudan a:

  • Sentirse descansado y con energía al día siguiente
  • Aprender información, hacer reflexiones y formar recuerdos
  • Descansar el corazón y el sistema vascular
  • Liberar más hormona del crecimiento, que ayuda a los niños a crecer. También aumenta la masa muscular y la reparación de células y tejidos en niños y adultos
  • Liberar hormonas sexuales, que contribuyen a la pubertad y la fertilidad
  • Evitar enfermarse o a mejorarse cuando está enfermo, creando más citoquinas (hormonas que ayudan al sistema inmunitario a combatir varias infecciones)

¿Cuánto sueño necesito?

La cantidad de sueño que usted necesita depende de varios factores, incluyendo su edad, estilo de vida, estado de salud y si ha dormido lo suficiente. Las recomendaciones generales para dormir son:

  • Recién nacidos: 16-18 horas al día
  • Niños en edad preescolar: 11-12 horas al día
  • Niños en edad escolar: por lo menos 10 horas al día
  • Adolescentes: 9-10 horas al día
  • Adultos (incluyendo adultos mayores): 7-8 horas al día

Durante la pubertad, el reloj biológico de los adolescentes cambia y es más probable que se acuesten más tarde que los niños y adultos, y tienden a querer dormir más por la mañana. Esto está en conflicto con las tempraneras horas de inicio de muchas escuelas secundarias y ayuda a explicar por qué la mayoría de los adolescentes no duermen lo suficiente.

Algunas personas piensan que los adultos necesitan dormir menos a medida que envejecen, pero no hay evidencia que lo demuestre. Sin embargo, a medida que las personas envejecen tienden a dormir menos o a pasar menos tiempo en el sueño profundo y reparador. Las personas mayores también se despiertan más fácilmente.

Y no sólo la cantidad de horas de sueño que obtiene es lo que importa. La calidad del sueño también es importante.

Las personas cuyo sueño suele interrumpirse o acortarse pueden no pasar suficiente tiempo en las diferentes etapas del sueño.

Si tiene dudas sobre si consigue dormir lo suficiente, incluyendo sueño de calidad, pregúntese lo siguiente:

  • ¿Tengo problemas para levantarme por la mañana?
  • ¿Tengo problemas para concentrarme durante el día?
  • ¿Estoy somnoliento durante el día?

Si respondió afirmativamente a estas tres preguntas, debería tratar de dormir mejor.

¿Cuáles son los efectos a la salud de no dormir lo suficiente?

El sueño es importante para la salud en general. Cuando no duerme lo suficiente (privación del sueño), puede sentirse cansado y afectar su rendimiento, incluyendo su capacidad de pensar con claridad, reaccionar rápidamente y formar recuerdos. Esto puede llevarlo a tomar malas decisiones y ponerse en situaciones de riesgo. Las personas que no duermen bien son más propensas a sufrir accidentes.

La privación del sueño también puede afectar su estado de ánimo, lo que causa:

  • Irritabilidad
  • Problemas en sus relaciones, especialmente para niños y adolescentes
  • Depresión
  • Ansiedad

También puede afectar su salud física. Los estudios muestran que no dormir lo suficiente o dormir mal aumenta el riesgo de:

  • Presión arterial alta
  • Enfermedad del corazón
  • Accidente cerebrovascular
  • Enfermedad del riñón
  • Obesidad
  • Diabetes tipo 2

No dormir lo suficiente puede afectar la liberación de las hormonas que lo ayudan a crear masa muscular, combatir infecciones y reparar células. Además, en los niños puede hacer que no liberen suficientes hormonas que los hacen crecer.

La privación del sueño aumenta el efecto del alcohol. Una persona con sueño que beba demasiado alcohol resultará más afectada que una persona bien descansada.

¿Cómo puedo dormir mejor?

Usted puede tomar medidas para mejorar sus hábitos de sueño. En primer lugar, asegúrese de que tenga suficiente tiempo para dormir. Con dormir lo suficiente cada noche, usted puede sentirse mejor y más productivo durante el día.

Para mejorar sus hábitos de sueño, también puede ayudar:

  • Irse a la cama y despertar a la misma hora todos los días
  • Evitar la cafeína, especialmente por la tarde y noche
  • Evitar la nicotina
  • Hacer ejercicio con regularidad, pero no demasiado tarde
  • Evitar las bebidas alcohólicas antes de acostarse
  • Evitar comidas y bebidas pesadas por la noche
  • No tomar siestas después de las 3 de la tarde
  • Relajarse antes de acostarse, por ejemplo, tomando un baño, leyendo o escuchando música suave
  • Mantener su dormitorio con una temperatura fresca
  • Deshacerse de distracciones como ruidos, luces brillantes y el televisor o computadora en el dormitorio. Además, no se sienta tentado de usar su teléfono o tableta justo antes de acostarse
  • Obtener suficiente sol durante el día
  • No se acueste en la cama despierto. Si no puede dormir por 20 minutos, levántese y haga algo relajante
  • Consulte a un médico si tiene problemas constantes para dormir. Usted puede tener un trastorno del sueño, como insomnio o apnea del sueño. En algunos casos, su médico puede sugerir usar medicamentos para dormir disponibles con o sin receta médica. En otros casos, puede solicitar un estudio del sueño para diagnosticar el problema

Si usted trabaja por turnos, puede ser aún más difícil dormir bien. Es probable que usted necesite:

  • Tomar siestas y aumentar la cantidad de tiempo disponible para dormir
  • Mantener las luces prendidas en su trabajo
  • Limitar los cambios de turno para permitir que su cuerpo se ajuste
  • Consumir cafeína sólo al comienzo de su turno
  • Remover las fuentes de sonido y luz durante su descanso diurno (por ejemplo, usar cortinas que bloqueen la luz)

Fuente: Medline Plus

Nota: La información contenida en esta nota es de carácter informativo y no es, ni pretende ser, fuente de asesoría médica profesional en ningún tema.

Nexum International no acepta responsabilidad por algún perjuicio en relación con acciones tomadas o no tomadas, basadas en cualquier contenido de esta página. La compañía no acepta ninguna responsabilidad por cualquier pérdida, daño o perjuicio que resulte de tomar información de esta página. La compañía no es responsable de ningún contenido de terceros que esté en la página o que se pueda acceder a través de ella.

Cápsulas de Nutrición: ¿Qué es la dieta hormonal? (¿y ayuda realmente a bajar de peso?)

Cuando se trata de perder peso y estar saludables, nunca faltan las dietas y los planes de ejercicio que aseguran guardar el secreto de cómo perder peso fácilmente y mantenernos así.

Entre las dietas recientes más populares están la cetogénica (baja en carbohidratos, alta en grasas), la carnívora (solo carne y otros productos animales), y el ayuno intermitente (que implica comer durante un lapso restringido de tiempo o en ciertos días).

Pero otro plan de alimentación que ha llamado la atención recientemente es la dieta hormonal, que sostiene que la razón por la que gente tiene dificultad para perder peso es porque sus hormonas no están funcionando adecuadamente.

Se han escrito muchos libros sobre el tema en los que los defensores de la dieta hormonal afirman que las personas pueden perder rápidamente una cantidad significativa de peso siguiendo esta dieta y ejercitando para manipular o reiniciar sus hormonas.

Hay algunas variaciones, pero la idea principal de la dieta es que la clave para perder peso es corregir los desequilibrios hormonales en el cuerpo.

El rol de la insulina

Las hormonas juegan un papel importante en los procesos que lleva a cabo nuestro cuerpo a diario, desde la digestión de los alimentos hasta el crecimiento de nuestros huesos.

Las hormonas circulan por el cuerpo a través de la sangre y actúan como «mensajeros químicos» que instruyen a las células para que hagan determinados trabajos.

Por ejemplo, la insulina, es esencial para regular los procesos metabólicos y le permite al cuerpo almacenar los carbohidratos de la comida como energía en las células de nuestros músculos.

Cuando comemos, hace que suban nuestros niveles de azúcar en la sangre, y esto a su vez hace que el páncreas libere insulina en la corriente sanguínea.

La insulina se pega a las células y les da la señal para que absorban azúcar de la sangre y la guarden para usarla más tarde.

Mujer

En un momento se pensó que la insulina jugaba un rol crucial en el aumento de peso, pero investigaciones recienten muestran queel consumo total de calorías es el factor principal para ganar o perder peso.

Menos calorías = menos peso

La pérdida de grasa solo puede lograrse creando un déficit de calorías, lo que significa que, simplemente, debes quemar más calorías de las que consumes.

Esta es la razón también por la que a muchas personas la dieta del ayuno intermitente les da resultados, ya que eso hace hace que coman menos y por ende ingieran menos calorías.

Un libro popular que promueve la dieta hormonal utiliza un programa de tres pasos que prometen ayudar a la gente a perder peso, ganar fuerza, y sentirse más jóvenes.

Los pasos uno y dos de la dieta se centran en cambiar hábitos nutricionales. El paso tres se centra en el ejercicio.

Según su autor, los lectores deben «desintoxicar» su cuerpo.

En el paso uno, el lector debe eliminar de su dieta alimentos como el alcohol, la cafeína, el azúcar, la carne roja, la leche de vaca y sus derivados (como el queso o el yogurt), y simultáneamente consumir más frutas, vegetales, aves, pescado, huevos y productos lácteos derivados de oveja, cabra, y leches elaboradas con plantas.

En el segundo paso, se deben eliminar los alimentos procesados, los edulcorantes y los granos refinados.

El tercer paso involucra un aumento en ejercicios cardiovasculares y para ganar fuerza.

Las recomendaciones alimentarias incluidas en los pasos uno y dos requieren una reducción en alimentos que típicamente son altos en calorías y pobres en cuanto a su valor nutricional como el alcohol, los alimentos con alto contenido de azúcar y los alimentos procesados.

La dieta también promueve alimentos como vegetales, pescado y frutas, que aumentan el consumo de fibras (importante para el sistema digestivo) y provee al cuerpo de una variedad de vitaminas y minerales que cumplen muchas funciones corporales que se necesitan para la salud y el bienestar en general.

Estos alimentos son generalmente más bajos en calorías que el alcohol o los alimentos ricos en azúcar o los procesados.

Y, combinados con los ejercicios recomendados en el paso tres, esta «dieta hormonal» probablemente aumente la «quema» de calorías y brinde otros beneficios para la salud.

¿Funciona entonces?

En términos generales, la dieta hormonal recomendada en este libro no contiene consejos nutricionales malos.

Pero aquí la clave está en que cualquier pérdida de peso potencial estará probablemente vinculada al cambio en el insumo de calorías, más que en el efecto (si es que hay alguno) sobre tus hormonas.

La pérdida de peso (o de grasa corporal) se logra creando un déficit calórico, no «restableciendo tu balance hormonal».

A pesar de lo que afirman los defensores de la dieta hormonal, los desequilibrios hormonales son generalmente el resultado de un problema salud subyacente más grave, como la diabetes (insuficiencia de la función de la insulina) o el hipertiroidismo (donde la tiroides produce demasiadas hormonas tiroideas), que no pueden solucionarse simplemente con una dieta y que requieren tratamiento médico.

Actualmente, no hay una teoría viable para demostrar que una persona puede «reiniciar» sus hormonas para influir en la pérdida de peso.

Tampoco hay una revisión de estudios hecha por una revista importante que haya estudiado específicamente la dieta hormonal y sus efectos.

Mujer preparando una ensalada.

Pero puede haber una explicación simple a por qué la gente cree que la dieta hormonal funciona: ayuda a crear un déficit de calorías mediante la mejora de los hábitos nutricionales y el ejercicio, lo cual probablemente resulta en pérdida de peso.

En última instancia, cualquiera que desee perder peso o grasa corporal debería centrarse en crear un déficit calórico.

Cómo cada quien crea este déficit puede variar de persona en persona, y puede ser incluso siguiendo una dieta popular como la cetogénica o la del ayuno intermitente.

Sin embargo, lo mejor es seguir el método que sea más compatible con nuestro estilo de vida.

Autor: Robert Naughton

Fotos: Getty Images

Leer más en:  BBC

Nota: La información contenida en esta nota es de carácter informativo y no es, ni pretende ser, fuente de asesoría médica profesional en ningún tema.

Nexum International no acepta responsabilidad por algún perjuicio en relación con acciones tomadas o no tomadas, basadas en cualquier contenido de esta página. La compañía no acepta ninguna responsabilidad por cualquier pérdida, daño o perjuicio que resulte de tomar información de esta página. La compañía no es responsable de ningún contenido de terceros que esté en la página o que se pueda acceder a través de ella.


Cápsulas de Salud: ¿Quieres alimentarte mejor y así bajar de peso?

Sea saludable o malsano, un hábito es algo que usted hace sin tener que pensarlo. Las personas que tienen éxito en la pérdida de peso convierten una alimentación saludable en un hábito.

Estos hábitos alimentarios saludables pueden ayudarle a bajar de peso y mantenerse así.

Organice su cocina

La cocina de la familia puede desencadenar hábitos alimentarios poco saludables si sus estantes están llenos de refrigerios azucarados. Reorganice la cocina para convertir los alimentos que estimulan la dieta en la opción más natural.

  • Mantenga los alimentos saludables a la vista. Mantenga un tazón de fruta en el aparador y verduras previamente picadas en el refrigerador. Cuando sienta hambre, tendrá a la mano un refrigerio saludable.
  • Reduzca la tentación. Si sabe que no puede controlarse con las galletas, mantenga éstas y otros alimentos que arruinan la dieta fuera del alcance, o incluso mejor, fuera de la casa.
  • Siempre coma de los platos. Comer directamente de un recipiente o de una bolsa promueve el consumo excesivo de alimentos.
  • Utilice platos más pequeños. Si usted empieza una comida con menos alimento frente a usted, probablemente comerá menos cuando termine.

Practique la alimentación saludable

La vida es ocupada y muchas personas terminan comiendo sin pensar en el alimento que se están llevando a sus bocas. Los siguientes hábitos pueden ayudarle a evitar esta alimentación descuidada.

  • Desayune. Un estómago vacío es una invitación a comer en exceso. Comience el día con pan integral o cereales, leche baja en grasa o yogur y un pedazo de fruta.
  • Planee con anticipación. NO espere hasta tener hambre para decidir qué comer. Planee sus comidas y vaya de mercado cuando se sienta lleno. Las opciones poco saludables serán más fáciles de pasarlas por alto.
  • Apague la pantalla. Comer con los ojos puestos en la televisión, la computadora o cualquier otra pantalla distractora aleja su mente de lo que está comiendo. No sólo se pierde la degustación de los alimentos, sino que es más propenso a comer en exceso.
  • Coma alimentos saludables primero. Empiece con sopa o ensalada y tendrá menos hambre cuando llegue al plato principal. Simplemente evite las sopas y los aderezos para ensaladas a base de crema.
  • Coma refrigerios pequeños con frecuencia. En lugar de 2 o 3 comidas grandes, puede ingerir comidas más pequeñas y refrigerios saludables para pasar todo el día.
  • Pésese. La información en la balanza le ayudará a ver cómo su peso sube o baja según la forma de comer.
  • Mantenga su casa fresca. Sentirse un poco friolento en invierno puede ayudarle a quemar más calorías que si mantiene su casa más cálida.

Rompa con los viejos hábitos

La alimentación emocional o comer por comodidad en lugar de nutrición puede establecer una gran diferencia en qué y cuánto se come. Para mejorar su relación con la comida:

  • Preste atención. Escuche a su cuerpo sobre cómo ciertos alimentos lo hacen sentir. Los alimentos fritos podrían tener un gran sabor ahora. Pero ¿Cómo se sentirán en su estómago dentro de una hora?
  • Desacelere. Descargue el tenedor entre bocados o tenga una conversación mientras come. Al moderar el ritmo usted mismo, le da a su estómago la oportunidad de sentirse lleno.
  • Lleve la cuenta. Lea las etiquetas de información nutricional en el alimento antes de comerlo. Anote lo que planea comer antes de consumirlo. Ambos hábitos lo hacen detenerse y pensar antes de poner algo en su boca.
  • Cambie la forma como usted habla respecto a la comida. En vez de decir «yo no puedo comer eso», diga «yo no como eso». Decir que no puede puede hacerlo sentir que se está privando de algo. Decir que no come lo pone a usted al mando de la situación.

Consiga ayuda

Los amigos y la familia pueden ayudarle a mantener el rumbo y animarlo a lo largo del camino. Asegúrese de escoger a personas que entiendan lo importante que es esto y que lo vayan a apoyar; y no que lo vayan a juzgar o a tratar de tentarlo con viejos hábitos de alimentación.

  • Envíe informes de progreso. Coménteles a sus amigos cuál es su meta de peso y envíeles actualizaciones semanales de cómo le está yendo.
  • Utilice los medios sociales. Algunas aplicaciones móviles le permiten registrar todo lo que come y compartir eso con amigos selectos. Esto puede ayudarle a llevar un registro y ser responsable de lo que come.

Leer más en: Medline Plus

Nota: La información contenida en esta nota es de carácter informativo y no es, ni pretende ser, fuente de asesoría médica profesional en ningún tema.

Nexum International no acepta responsabilidad por algún perjuicio en relación con acciones tomadas o no tomadas, basadas en cualquier contenido de esta página. La compañía no acepta ninguna responsabilidad por cualquier pérdida, daño o perjuicio que resulte de tomar información de esta página. La compañía no es responsable de ningún contenido de terceros que esté en la página o que se pueda acceder a través de ella.

Cápsulas de Salud: Estudio identifica posible vínculo entre la mala calidad del sueño y el Alzheimer entre los hispanos

Los hispanos que tienen problemas para dormir pudieran correr un mayor riesgo de padecer de la enfermedad de Alzheimer y otros tipos de demencia, según un nuevo estudio.

El estudio encontró un posible vínculo entre el insomnio, dormir mucho (más de 9 horas) y una declinación en el funcionamiento neurocognitivo, que puede preceder el Alzheimer y otros tipos de demencia, afirmó el Dr. Alberto R. Ramos, autor principal del estudio y profesor adjunto de Neurología en la Facultad Miller de Medicina de la Universidad de Miami.

“Estas conclusiones son particularmente importantes porque los hispanos tienen un riesgo significativamente mayor de padecer de Alzheimer en comparación con los blancos no hispanos”, dijo Ramos.

El Alzheimer, uno de los tipos más comunes de demencia, es una de las 10 principales causas de muerte en Estados Unidos y la quinta causa más común entre las personas de 65 años y mayores en Estados Unidos, según los Centros de Prevención y Control de Enfermedades (CDC).

Más de 5 millones de personas padecían de Alzheimer u otro tipo de demencia en 2014, y el CDC espera que la cifra se duplique para 2060. Se proyecta que los hispanos, que son el segundo grupo étnico de más rápido crecimiento en el país, tengan el mayor aumento de incidencia de Alzheimer u otros tipos de demencia, según un estudio del CDC de 2018.

Aunque los blancos no hispanos tienen la mayor cantidad de casos de Alzheimer en el país, el CDC indica que los afroamericanos y los hispanos tienen el mayor riesgo de que les diagnostiquen Alzheimer y otros tipos de demencia. El CDC estima que para 2060 habrá 3.2 millones de hispanos y 2.2. millones de afroamericanos afectados por la enfermedad.

Ramos espera que el estudio en que él y su equipo trabaja abra la puerta a nuevos descubrimientos y quizás una solución a la prevención de la demencia.

Durante el estudio, investigadores en todo el país estudiaron diferentes tipos de afectaciones del sueño, como la apnea —que se ha vinculado a la afectación cognitiva— entre 16,000 hispanos en cuatro centros urbanos en Chicago, Miami, San Diego y el Bronx, en Nueva York.

Los participantes fueron seleccionados a partir del estudio Hispanic Community Health/Study of Latinos, que los investigadores consideran el estudio más integral de los adultos hispanos en Estados Unidos. Los mayores grupos fueron centroamericanos, cubanos, dominicanos, mexicanos, puertorriqueños y sudamericanos. El 55% era mujeres.

Un total de 5, 247 personas de entre 45 y 75 años fueron seleccionados posteriormente para representar un “vistazo a los hispanos en Estados Unidos” en el estudio, dijo Ramos.

“Ningún estudio anterior ha usado información de una muestra representativa de los hispanos en Estados Unidos para este tipo de afectaciones del sueño”, dijo.

Sleep Miami graphic (1).jpg

Durante el estudio, los participantes se sometieron a una prueba neurocognitiva, que mide el estatus mental, la memoria de sucesos autobiográficos, la fluidez del habla y la velocidad de procesamiento. Los participantes fueron examinados siete años después.

“Observamos que períodos prolongados de problemas del sueño e insomnio crónico llevaron a una declinación en la memoria, en las funciones ejecutivas y velocidad de procesamiento”, dijo Ramos. “Esto puede preceder al desarrollo de afectaciones cognitivas ligas y al mal de Alzheimer”.

El insomnio afectó más la memoria, mientras que los períodos anormales de sueño afectaron las funciones ejecutivas y la velocidad de procesamiento, que es cómo la mente organiza y entiende la información, explicó.

Aunque los que durmieron menos de seis horas no observaron una declinación en el aprendizaje y la memoria episódicos, Ramos dijo que son más vulnerables a otros problemas de salud, como hipertensión y obesidad.

Ramos dijo que todavía es demasiado temprano para una conclusión definitiva en esta fase del estudio, sobre a quién le diagnosticarán síntomas de Alzheimer u otros tipos de demencia. Pero dijo que las conclusiones preliminares son un buen indicador de la vulnerabilidad.

“Quizás también podamos identificar a pacientes en peligro que puedan beneficiarse de una intervención temprana para prevenir o reducir el riesgo de padecer de demencia”, dijo.

Ramos también espera que el estudio ayude a un “cambio de cultura” y recuerde a las personas que además de la dieta adecuada y el ejercicio, el sueño es importante para la salud. Para los adultos, esa cantidad debe ser entre 7 y 9 horas diarias, dijo.

El estudio, titulado “El sueño y la declinación neurocognitiva en la comunidad hispana” se publicó el miércoles en Alzheimer’s & Dementia: The Journal of the Alzheimer’s Association.

Autor: Michelle Marchante

Leer más en: El Nuevo Herald

Cápsulas de salud: Un estilo de vida activo y una rutina de ejercicios, junto con una alimentación saludable, son la mejor manera de bajar de peso.

Un estilo de vida activo y una rutina de ejercicios, junto con una alimentación saludable, son la mejor manera de bajar de peso.

La fórmula para bajar de peso

Calorías usadas en el ejercicio > calorías consumidas = pérdida de peso.

Esto significa que para bajar de peso, el número de calorías que usted quema haciendo ejercicio debe ser mayor al número de calorías provenientes de los alimentos que come y bebe. Incluso si usted hace mucho ejercicio, pero consume más calorías de las que quema, subirá de peso.

Otra manera de explicarlo es que una mujer de 30 a 50 años que no hace ejercicio necesita aproximadamente 1,800 calorías al día para mantener su peso normal. Un hombre de 30 a 50 años que no hace ejercicio necesita alrededor de 2,200 calorías para mantener su peso normal.

Por cada hora de ejercicio que ellos hagan, quemarían:

  • 240 a 300 calorías realizando actividad ligera como limpiar la casa o jugar béisbol o golf.
  • 370 a 460 calorías realizando actividades tales como una caminata rápida (3.5 millas/hora [5.6 km/h]), cultivar un huerto o jardín, montar en bicicleta (5.5 millas/hora [8.8 km/h]) o bailar.
  • 580 a 730 calorías realizando actividad como trotar a un ritmo de 9 minutos por milla, jugar fútbol o dar vueltas enteras en una piscina.
  • 740 a 920 calorías realizando actividad como correr a un ritmo de 7 minutos por milla, jugar racquetball y esquiar.

Si usted no cambia la cantidad de calorías en su dieta, pero agrega actividad a su estilo de vida, bajará de peso o aumentará menos.

Beneficios de la pérdida de peso

Un programa de ejercicios para bajar de peso que funcione necesita ser divertido y mantenerlo a uno motivado. Sirve el hecho de tener una meta específica. Su meta podría ser el manejo de una afección de salud, reducir el estrés, mejorar su vitalidad o poder comprarse la ropa en una talla menor. Su programa de ejercicios también puede ser una manera para usted estar con otras personas. Las clases de ejercicios o hacer ejercicio con un compañero son ambos desahogos sociales buenos.

Usted puede tener dificultad para empezar una rutina de ejercicios, pero una vez que lo haga, comenzará a notar otros beneficios. Mejorar el sueño y la autoestima podrían ser un par de ellos. Otros beneficios que usted posiblemente no note abarcan el crecimiento de huesos sanos y un menor riesgo de cardiopatía y diabetes tipo 2.

Arrancar

No necesita afiliarse a un gimnasio para hacer ejercicio. Si no ha hecho ejercicio o no ha estado activo por mucho tiempo, asegúrese de empezar lentamente para prevenir lesiones. Hacer una caminata rápida de 10 minutos dos veces por semana es un buen comienzo.

También puede inscribirse en clases de baile, yoga o karate. Usted también podría unirse a un equipo de béisbol o bolos, o incluso a un grupo de caminata en centro comercial. Los aspectos sociales de estos grupos pueden ser gratificantes y motivadores.

Lo más importante es que usted haga un ejercicio que disfrute.

Cimentar la actividad física dentro de su rutina regular

Los cambios simples en el estilo de vida pueden representar una gran diferencia con el tiempo.

  • En el trabajo, trate de subir las escaleras en lugar del ascensor, baje caminando por el corredor para hablar con un compañero de trabajo en lugar de enviarle un correo electrónico o agregue de 10 a 20 minutos de caminata durante el almuerzo.
  • Cuando esté haciendo mandados, trate estacionarse en el extremo más alejado del estacionamiento o incluso abajo en la calle. Mejor aún, trate de caminar hasta la tienda.
  • En casa, trate de realizar los quehaceres comunes tales como aspirar, lavar un automóvil, cultivar un huerto o jardín, barrer las hojas o retirar la nieve con pala.
  • Si usted viaja en autobús, bájese en una parada antes de su parada habitual y camine el resto del trayecto.

Reducir el tiempo de pantalla

Los comportamientos sedentarios se refieren a lo que usted hace mientras está sentado y quieto. Disminuir sus comportamientos sedentarios puede ayudarle a bajar de peso. Para la mayoría de las personas, la mejor manera de disminuir el comportamiento sedentario es reducir el tiempo que se pasa viendo televisión y usando una computadora y otros dispositivos electrónicos. Todas estas actividades se denominan «tiempo de pantalla».

Algunas maneras de disminuir el daño a causa de demasiado tiempo de pantalla son:

  • Escoja uno o dos programas de televisión para ver y apague el televisor cuando hayan terminado.
  • NO mantenga el televisor encendido todo el tiempo como ruido de fondo, ya que podría terminar sentándose y mirándolo. En lugar de eso, encienda la radio. Usted puede estar haciendo cosas en la casa mientras escucha la radio.
  • NO coma mientras este viendo la televisión.
  • Antes de encender la televisión, lleve su perro a dar un paseo. Si se va a perder de su programa favorito, grábelo.
  • Busque actividades para reemplazar la televisión. Lea un libro, diviértase con un juego de mesa con la familia o los amigos o tome una clase nocturna.
  • Ejercítese en una alfombra para yoga mientras ve televisión. Quemará calorías.
  • Maneje una bicicleta estacionaria o utilice una caminadora mientras ve el televisor.

Si le gusta jugar con videojuegos, pruebe con juegos que le exijan mover todo el cuerpo, no sólo los dedos pulgares.

¿Cuánto ejercicio necesita?

Póngase como meta hacer ejercicio aproximadamente 2.5 horas por semana. Realice aeróbicos y actividades de fortalecimiento muscular de intensidad moderada. Dependiendo de su horario, usted podría hacer ejercicio 30 minutos 5 días por semana o de 45 a 60 minutos 3 días a la semana.

Usted no tiene que hacer su ejercicio diario total todo de una vez. Si su meta es hacer ejercicio durante 30 minutos, puede dividirlo en períodos de tiempo más cortos que equivalgan a 30 minutos.

A medida que se ponga más en forma, puede fijarse retos aumentando la intensidad del ejercicio, yendo desde actividad ligera hasta actividad moderada. Usted también puede aumentar la cantidad de tiempo que hace ejercicio.

Fuente: Medline Plus

Nota: La información contenida en esta nota es de carácter informativo y no es, ni pretende ser, fuente de asesoría médica profesional en ningún tema.

Nexum International no acepta responsabilidad por algún perjuicio en relación con acciones tomadas o no tomadas, basadas en cualquier contenido de esta página. La compañía no acepta ninguna responsabilidad por cualquier pérdida, daño o perjuicio que resulte de tomar información de esta página. La compañía no es responsable de ningún contenido de terceros que esté en la página o que se pueda acceder a través de ella.

Cápsulas de Salud: ¿Qué es el Síndrome Metabólico?

El síndrome metabólico es muy común en los Estados Unidos. Cerca de un cuarto de estadounidenses están afectados. Los médicos no están seguros si el síndrome se debe a una sola causa. Pero muchos de los riesgos del síndrome están relacionados con la obesidad.

Los dos factores de riesgo más importantes para el síndrome metabólico son:

  • Peso extra alrededor de la parte media y superior del cuerpo (obesidad central). Este tipo de cuerpo se puede describir como «en forma de manzana».
  • Resistencia a la insulina. La insulina es una hormona producida en el páncreas. La insulina es necesaria para ayudar a controlar la cantidad de azúcar en la sangre. La resistencia a la insulina significa que algunas células en el cuerpo usan la insulina de manera menos eficaz de lo normal. En consecuencia, el nivel de azúcar en la sangre se eleva, lo cual provoca que la insulina aumente. Esto puede incrementar la cantidad de grasa corporal.

Otros factores de riesgo incluyen:

  • Envejecimiento
  • Genes que hacen a la persona más propensa a sufrir esta afección
  • Cambios en las hormonas masculinas, femeninas y del estrés
  • Falta de ejercicio

Las personas con síndrome metabólico a menudo tienen uno o más problemas que pueden estar ligados a la afección, como:

  • Aumento en el riesgo para la coagulación sanguínea
  • Aumento de los niveles de sustancias en la sangre que son un signo de inflamación en todo el cuerpo
  • Pequeñas cantidades de una proteína llamada albúmina en la orina.

Pruebas y exámenes

Su proveedor de atención médica lo examinará. Le preguntará sobre su salud en general y cualquier síntoma que tenga. Se puede ordenar análisis de sangre para ver su nivel de azúcar en sangre, colesterol y triglicéridos.

Es probable que usted sea diagnosticado con síndrome metabólico si tiene tres o más de los siguientes signos:

  • Presión arterial igual o superior a 130/85 mm Hg o está tomando medicamento para la presión arterial alta
  • Azúcar en la sangre (glucosa) en ayunas entre 100 a 125 mg/dl (5.6 a 7 mmol/L) o se le ha diagnosticado diabetes y está tomando medicamentos para esta
  • Circunferencia de cintura grande (distancia alrededor de la cintura): para los hombres, 40 pulgadas (100 centímetros) o más; para las mujeres, 35 pulgadas (90 centímetros) o más [para los asiáticos, 35 pulgadas (90cm) los hombres y 30 pulgadas (80cm) las mujeres]
  • Colesterol HDL bajo: para los hombres, 40 mg/dl (1 mmol/L) o menos; para las mujeres, 50 mg/dl (1.3mmol/L) o está tomando medicamento para el colesterol HDL
  • Los niveles de triglicéridos en ayunas igual o superior a 150 mg/dl (1.7 mmol/L) o está tomando medicamento para disminuir los triglicéridos

Tratamiento

El objetivo del tratamiento es reducir su riesgo de enfermedades del corazón, accidente cerebrovascular y diabetes.

El proveedor de atención médica recomendará cambios en el estilo de vida o medicamentos:

  • Bajar de peso. La meta es perder entre un 7% y 10% del peso actual. Es probable que necesite comer de 500 a 1,000 calorías menos por día.
  • Hacer 150 minutos a la semana de ejercicio de intensidad moderada como caminar. Haga ejercicios para fortalecer sus músculos 2 días a la semana. Otra opción son los ejercicios de intensidad alta. Consulte con su proveedor de atención médica para estar seguro que tiene buena salud para comenzar un nuevo programa de ejercicios.
  • Disminuir el colesterol comiendo alimentos saludables, bajando de peso, haciendo ejercicio, y tomando medicamentos que reduzcan el colesterol, de ser necesario.
  • Bajar la presión arterial consumiendo menos sal, bajando de peso, haciendo ejercicio, y tomando medicamentos, de ser necesario.

Su proveedor puede recomendar dosis bajas de ácido acetilsalicílico (aspirin).

Si es fumador, ahora es el momento para dejar de fumar. Pídale ayuda a su proveedor para dejar de fumar. Existen medicamentos y programas que le pueden ayudar a dejarlo.

Expectativas (pronóstico)

Las personas con síndrome metabólico tienen un mayor riesgo a largo plazo de presentar enfermedad del corazón, diabetes tipo 2, accidente cerebrovascular, enfermedad renal y mala circulación a las piernas.

Fuente: Medline Plus

Nota: La información contenida en esta nota es de carácter informativo y no es, ni pretende ser, fuente de asesoría médica profesional en ningún tema.

Nexum International no acepta responsabilidad por algún perjuicio en relación con acciones tomadas o no tomadas, basadas en cualquier contenido de esta página. La compañía no acepta ninguna responsabilidad por cualquier pérdida, daño o perjuicio que resulte de tomar información de esta página. La compañía no es responsable de ningún contenido de terceros que esté en la página o que se pueda acceder a través de ella.