¡ ESTAMOS CONTIGO VENEZUELA !

¡ ¡ ¡ SIN DEDUCIBLE !!!

Conscientes de la difícil situación por la que atraviesa Venezuela, esta merece un esfuerzo por parte de las Compañías Aseguradoras Internacionales que se comercializan en el país, por lo cual hemos impulsado y estamos comercializando en alianza con AmFirts, un producto específico y novedoso para el cuidado de salud de aquellas personas que viven en esa “Tierra de Gracia”.

La póliza PLAN MEDIC CARE PLUS VENEZUELA, tiene una cobertura de hasta US$200,000 por año. Con solidarias primas, pues nuestra meta es que todos y cada uno de los habitantes en Venezuela puedan disfrutar oportunamente de un cuidado de salud de la más alta calidad.

Casi todas las empresas de la competencia en Venezuela, que por un tiempo eliminaron los deducibles, están de nuevo aplicando los deducibles a las pólizas de Venezuela. Esto tiene muy inquietos a los productores (agentes) y a los clientes. Venezuela no necesita esto.

Por el contrario, en todos los productos de salud de nuestro aliado Morgan White, ha decidido la suspensión –  hasta tanto Venezuela no recupere toda su solvencia económica – de la aplicación de los deducibles hasta USD$ 10.000 (diez mil dólares).

Pero vamos allá, en el caso del PLAN MEDIC CARE PLUS VENEZUELA, se ha suprimido el deducible del plan hasta US$10,000 (diez mil dólares). No es un beneficio, ni una suspensión temporal, es parte del plan.

¡ ¡ ¡ ESTAMOS CONTIGO VENEZUELA ! ! !

 

Salud: ¿Los alimentos altamente procesados están relacionados con el aumento de peso?

Un estudio descubrió que cuando las personas tenían una dieta de alimentos altamente procesados, consumían más calorías y ganaban más peso que cuando seguían una dieta con alimentos mínimamente procesados.

Los investigadores compararon los efectos de una dieta altamente procesada y una mínimamente procesada en 10 hombres y en 10 mujeres que residieron durante cuatro semanas en el Centro Clínico de los NIH. Cada dieta duró dos semanas. Las personas recibieron tres comidas por día más bocadillos. Podían comer tanto como quisieran.

Los alimentos procesados generalmente tienen muchas calorías, sal, azúcar y grasa, y son bajos en fibra, pero los investigadores combinaron las comidas con estos nutrientes.

Se necesitan más estudios para comprender mejor de qué manera los alimentos procesados afectan el peso.

La dieta altamente procesada tenía alimentos como ravioles enlatados, perros calientes, nuggets de pollo, salchichas de cerdo y tater tots. La dieta mínimamente procesada tenía alimentos como ensalada, carne asada a la parrilla y verduras, y pescado al horno. Las personas mencionaron que las dietas tenían buen sabor y eran agradables.

En la dieta altamente procesada, las personas consumieron más calorías y ganaron un promedio de 2 libras. En la dieta sin procesar, consumieron menos calorías y perdieron alrededor de 2 libras.

Los resultados apoyan los beneficios de los alimentos no procesados. Sin embargo, los investigadores señalan que los alimentos procesados pueden ser difíciles de evitar.

«Decirle a las personas que coman de manera más saludable puede no ser efectivo en algunas personas si no se les facilita el acceso a alimentos saludables», dice el experto en Obesidad de los NIH, el Dr. Kevin Hall, quien dirigió el estudio.

Se necesitan más estudios para comprender mejor de qué manera los alimentos procesados afectan el peso.

Fuente: https://salud.nih.gov/articulo/los-alimentos-altamente-procesados-y-el-peso/

Viaje Internacional: Algunos consejos prácticos a considerar

Los viajes internacionales son divertidos y emocionantes. Sin embargo, todo viajero debe tener en cuenta ciertas cosas que pueden arruinar su viaje. Desde las vacunas hasta la mala calidad del agua, hay varias cosas que se deben tener en cuenta.

Antes de viajar, planifique.

  • Consulte a su médico al menos 6 semanas antes de irse. Puede necesitar inmunizaciones o vacunas para las áreas que va a visitar. Algunas vacunas no alcanzan la máxima protección hasta aproximadamente 6 semanas después de recibir las dosis.
  • Hágase chequeos médicos y dentales antes de su viaje. Sea consciente de los problemas de salud que pueda tener. Averigüe acerca de los medicamentos que podría necesitar llevar al viaje.
  • Averigüe lo que su seguro de salud pagará si consulta a un médico mientras está en otro país. Lleve cantidad suficiente de los medicamentos que toma regularmente, en sus envases originales. También lleve recetas adicionales para los medicamentos. Lleve las recetas médicas de sus anteojos. Use un brazalete de información médica, si es necesario.
  • Lleve un kit de primeros auxilios. No todos los elementos que se enumeran a continuación son necesarios. Puede personalizar su kit en base a lo que podría necesitar. Puede incluir:
    • Sus medicamentos recetados, en sus envases originales.
    • Medicamentos para la diarrea y el malestar estomacal.
    • Antibióticos recetados que puede tomar en caso de tener diarrea del viajero.
    • Un medicamento de venta libre para el malestar estomacal.
    • Antiácido para la indigestión.
    • Medicamentos para la tos y el resfrío.
    • Medicamentos para el dolor (aspirina, acetaminofeno, naproxeno o ibuprofeno).
    • Descongestivos y antihistamínicos para las alergias (fórmula que no produce somnolencia).
    • Ungüento antibiótico.
    • Vendas adhesivas.
    • Crema de hidrocortisona.
    • Apósitos adhesivos Moleskin para las ampollas.
    • Protector solar con un factor de protección solar (FPS) de al menos 15 y bálsamo labial.
    • Medicamento para mareos (dimenhidrinato).
    • Otros medicamentos para náuseas y el mal de altura (prometazina y acetazolamida).
    • Tijeras, pinzas, cortaúñas, navaja, termómetro y un espejo.
    • Toallitas para las manos y desinfectante de manos.

Considere lo que comerá mientras viaja. Coma con cuidado si va a un país con un mayor riesgo de diarrea del viajero. Los alimentos calientes y bien cocidos por lo general son más seguros. Evite el consumo de alimentos de vendedores ambulantes, productos lácteos no pasteurizados y mariscos crudos o sin cocer. Pele usted mismo las frutas. Beba agua de botellas selladas comercialmente. O tome bebidas calientes o carbonatadas. Evite el hielo. Use agua embotellada cuando se cepille los dientes.

Aspectos a tener en cuenta

Cuando visite a su médico, él decidirá si usted necesita o no vacunas u otros medicamentos. Puede ser necesario reforzar las vacunas que recibió cuando era niño si no está completamente protegido. Las vacunas que puede necesitar son las siguientes:

  • Hepatitis A o inmunoglobulina para hepatitis A
  • Hepatitis B
  • Influenza (gripe)
  • Encefalitis japonesa
  • Paperas-sarampión-rubéola
  • Meningitis meningocócica
  • Neumococo
  • Polio
  • Rabia
  • Toxoides tetánico y diftérico
  • Fiebre tifoidea
  • Varicela
  • Fiebre amarilla

A veces, no hay suficiente cantidad de una determinada vacuna para el número de personas que la necesitan.

Considere contratar un seguro de viaje

Cuando uno se va de viaje al extranjero, es muy recomendable tener una póliza de viaje que nos ofrezca una solución rápida a muchos imprevistos que nos puedan surgir. Las pólizas de viaje pueden ofrecer coberturas por robo o deterioro de equipaje, indemnización por overbooking, demora en el transporte aéreo, retorno anticipado por fallecimiento u hospitalización de un familiar o incluso, repatriación en caso de fallecimiento.

Pero realmente la cláusula más importante en una póliza de viajes es el seguro médico en caso de que nos enfermenos. Esto puede ahorrarnos unos miles de dólares en caso de requerir de asistencia médica.

Es imprescindible leerse bien las pólizas antes de emprender el viaje, a objeto de saber la cobertura que tenemos y hasta cuánto dinero nos cubre porque nunca se sabe lo que puede pasar. Las cláusulas deben estar detalladas para que podamos conocer todos los beneficios que ofrecen para viajar con tranquilidad.

Los seguros de viaje temporales se ajustan a cada cliente según el destino y el tipo de viaje que vaya a realizar. Por ejemplo, si vas a realizar algún tipo de deporte en el extranjero es importante que incluyas esa cobertura específica en tu póliza. En los viajes internacionales contratar un seguro de viajes se ha convertido en algo tan importante como buscar transporte y alojamiento.

Mientras está de viaje:

  • Si va a un país con un mayor riesgo de enfermedades transmitidas por mosquitos, protéjase contra los insectos. Los repelentes para insectos que contienen DEET (dietiltoluamida) son los mejores. Use ropa tratada con permetrina, y mosquiteros mientras duerme.
  • Si va a un país en el cual corre el riesgo de contraer malaria, el médico puede recetar un medicamento preventivo para la malaria. Comience a tomar su medicamento contra la malaria antes de salir de viaje. Tómelo durante sus viajes y siga tomándolo durante 4 semanas después de llegar a casa.
  • Evite nadar y hacer otras actividades acuáticas en lagos de agua dulce y riachuelos. La esquistosomiasis (también llamada bilharziasis) es una enfermedad a la que podría estar expuesto en algunos ríos y lagos africanos.
  • Evite tomar medios de transporte superpoblados. Trate de no viajar en vehículos sin cinturones de seguridad. Use un casco si se va a subir a una motocicleta. Trate de evitar conducir de noche o en zonas desconocidas sin ayuda y direcciones locales.

Uno de los problemas más comunes que puede encontrar al viajar internacionalmente es la diarrea del viajero. Puede contraerla comiendo alimentos o tomando agua que contengan gérmenes. Las personas contraen esta enfermedad en áreas del mundo donde el agua potable no está limpia.

Los síntomas de la diarrea del viajero incluyen:

  • fiebre;
  • vómitos;
  • calambres estomacales;
  • heces con sangre;

Si no se trata, la diarrea del viajero generalmente desaparece en 4 a 5 días. Sin embargo, hay algunas cosas que puede hacer para sentirse mejor. Beba muchos líquidos claros. Tome medicamentos, como la loperamida (nombre de marca: Imodium). En algunos casos, es posible que necesite antibióticos (medicamentos que matan las bacterias). Su médico puede recetarlos antes de partir de viaje.

Consulte a un médico de inmediato si tiene fiebre superior a 102 ° F, está deshidratado, tiene sangre en las heces o vomita varias veces. Si el tratamiento de sus síntomas no lo ayuda a sentirse mejor, hable con su médico.

Preguntas para hacerle a su médico

 

  • Qué vacunas debo administrarme antes de viajar?
  • ¿Qué debo hacer si el viaje es de último momento y no tengo tiempo para administrarme las vacunas?
  • Tengo diabetes tipo 2. ¿Qué consejo me puede dar sobre qué comer en el extranjero?
  • Si me da diarrea del viajero, ¿con quién debo comunicarme y cuándo?
  • ¿Los niños corren un mayor riesgo de enfermedad cuando viajan a otros países?
  • La contaminación del aire es un problema en algunos países, ¿puede generar un impacto en mi asma?

 

Cápsulas de Nutrición: Comer saludablemente después de los 50 años

Elegir alimentos saludables es hacer algo inteligente, ¡sin importar la edad que tenga!

Aquí le damos algunos consejos que le ayudarán a empezar:

  • Consuma verduras y frutas de muchos colores y tipos diferentes.
  • Asegure que por lo menos la mitad de los granos que come son granos integrales.
  • Consuma solamente pequeñas cantidades de grasas sólidas y alimentos con azúcar agregada. Limite las grasas saturadas (halladas principalmente en alimentos que provienen de los animales) o las grasas trans (halladas en alimentos como productos horneados comprados en los mercados y algunas margarinas).
  • Coma grasas “buenas” (poli y monoin­saturadas), como las que se encuentran en las semillas, nueces, aguacates y pescados grasos como el salmón. Cualquiera de las grasas agregadas al cocinar deben provenir de aceites de plantas como el aceite de oliva, canola, maíz o vegetal.
  • Coma mariscos dos veces a la semana. Los peces pequeños, como las sardinas o las truchas, o los peces criados en granjas (consulte la etiqueta) contienen menos mercurio que los peces grandes, como el atún. El mercurio puede ser dañino.

Cómo elejir los alimentos de manera inteligente

Comer una variedad de alimentos de cada grupo de alimentos le ayudará a obtener los nutrientes que necesita.

Para ello, se recomienda desarrollar un patrón de alimentación saludable,  eligiendo buenas opciones de alimentos y bebidas todos los días. Estas guías son flexibles para ayudarle a elegir una dieta de alimentos y bebidas nutritivos que le gusten, que estén disponibles en su área y que se ajusten a su presupuesto.

Las Guías de Alimentación recomiendan que las personas de 50 años de edad o mayores elijan todos los días alimentos de la siguiente lista:

Frutas—1½ a 2½ tazas

¿Qué equivale a media taza de frutas cortadas en trozos? Un melocotón de 2 pulgadas o 16 uvas.

Verduras—2 a 3½ tazas

¿Qué equivale a una taza de verduras cortadas en trozos? Dos tazas de verduras crudas de hojas.

 Granos—5 a 10 onzas

¿Qué equivale a una onza de granos? Un bagel pequeño, una rebanada de pan integral, una taza de hojuelas de cereal listas para comer fortificadas con vitaminas y minerales, o media taza de arroz o pasta cocidos.

Alimentos con proteinas—5 a 7 onzas

¿Qué equivale a una onza de carne, pescado o aves? Un huevo, un cuarto de taza de frijoles cocidos o tofu, media onza de nueces o semillas, o 1 cucharada de mantequilla de maní.

Productos lácteos—3 tazas de leche descremada o de leche baja en grasa

¿Qué equivale a una taza de leche? Una taza de yogur natural o 1½ a 2 onzas de queso. Una taza de queso tipo requesón equivale a media taza de leche.

Aceites—5 a 8 cucharaditas

¿Qué equivale al aceite agregado al cocinar? Alimentos tales como aceitunas, nueces y aguacates contienen mucho aceite.

Grasas sólidas y azúcares agregados y sodio (sal)—use pequeñas cantidades de grasas sólidas, azúcares agregados y sal

Si come demasiados alimentos que contienen grasas sólidas y azúcares agregados, no le quedarán suficientes calorías para los alimentos más nutritivos que debería comer.

Es posible que el médico quiera que usted siga una dieta especial porque tiene un problema de salud, como una enfermedad cardiaca o diábetes. O tal vez le hayan dicho que evite comer ciertos alimentos porque estos pueden alterar la eficacia de los medicamentos. Hable con el médico o un dietista certificado, o sea, un especialista en nutrición, sobre los alimentos que sí puede comer en su lugar.

Un consejo: Evite las “calorías vacías”. Estos son alimentos y bebidas que contienen muchas calorías pero no muchos nutrientes, como por ejemplo, papas fritas y productos similares, galletas, refrescos gaseosos y alcohol.

¿Cuánto debo comer?

La cantidad que debe comer depende de lo activo que usted es. Si consume más calorías de las que su cuerpo utiliza, aumentará de peso.

¿Qué son las calorías? Las calorías son una manera de contar la cantidad de energía que un producto alimenticio contiene. La energía que obtiene de los alimentos le ayuda a hacer las cosas que necesita hacer todos los días. Intente elegir alimentos que tengan muchos de los nutrientes que necesita, pero no muchas calorías.

Simplemente contar calorías no es suficiente para escoger las opciones de manera inteligente. Piense en esto: un banano mediano, 1 taza de hojuelas de cereal, 1½ tazas de espinacas cocinadas, 1 cucharada de mantequilla de maní o 1 taza de leche con 1% de grasa tienen todos más o menos el mismo número de calorías. Pero esos alimentos son diferentes de muchas maneras. Algunos tienen más nutrientes que otros. Por ejemplo, la leche le proporciona más calcio que un banano, y la mantequilla de maní le proporciona más proteína que el cereal. Algunos alimentos pueden hacerle sentir más lleno que otros.

¿Qué cantidad de comida debo tener en mi plato?

¿Cómo se compara la cantidad de comida en su plato con la cantidad que debe comer?

Aquí hay algunas maneras de ver cómo se compara la cantidad de comida en su plato:

  • 1 baraja de naipes = 3 onzas de carne o aves
  • Media bola de béisbol = media taza de frutas, arroz o pasta
  • 1 bola de béisbol = 1 taza de ensalada de hojas verdes
  • 4 dados = 1½ onzas de queso
  • La punta del dedo índice = 1 cucharadita de mantequilla o margarina
  • 1 bola de ping pong = 2 cucharadas de mantequilla de maní

¿El estrés del trabajo nos envejece?

Noté mi primera cana durante mi residencia médica. Se asomó de sorpresa al final de un largo y frenético turno, una de esas noches en las que la ley de Murphy parece más poderosa que la ley de gravedad. (Aunque dos de mis pacientes sí se resbalaron y cayeron ese día, así que Newton también hizo una gran demostración).

Al día siguiente, encontré otra cana. Luego otra y otra, hasta que dejé de contarlas.

Tenía veintitantos años y fue la primera vez que me di cuenta de que mi cuerpo envejecía: no se hacía más fuerte, rápido ni sabio, sino que empezaba su decadencia. El cuerpo humano desempeña muchísimas funciones impresionantes: sana heridas, se deshace de sus desechos, digiere Doritos. “¿Acaso no puede encontrar un poco de pigmento para mantener el color de mi cabello?”, pensé.

Cada julio un nuevo grupo de graduados de la facultad de Medicina comienza su residencia. No es ningún secreto que la capacitación en Medicina es un proceso intenso y en ocasiones extenuante; sin embargo, un nuevo estudio, uno de los primeros de su tipo, demuestra cómo los turnos largos, las alteraciones del sueño y el estrés constante pueden cobrarles una factura biológica a los médicos recién egresados. Incluso a nivel genético.

Investigadores de la Universidad de Michigan hicieron pruebas al ADN de 250 médicos que cumplían su primer año de residencia en todo Estados Unidos. Tomaron muestras de saliva para analizar la longitud de sus telómeros (las tapas protectoras en los extremos de los cromosomas que evitan el daño al ADN) antes y después de su primer año de residencia.

Los telómeros se acortan cada vez que nuestras células se multiplican; son como una mecha al final del ADN. Cuando quedan demasiado cortos, las células saben que es tiempo de retirarse o autodestruirse. El desgaste del telómero también representa un papel importante en el proceso de envejecimiento y está ligado a muchas enfermedades relacionadas con la edad, incluyendo la diabetes, el cáncer y las enfermedades cardiacas.

Los investigadores descubrieron que el ADN de los residentes de primer año envejeció seis veces más rápido de lo normal. Por lo general, los telómeros se encogen a una velocidad de aproximadamente 25 pares de base de ADN por año, pero los médicos residentes de primer año presentaron un declive de más de 140 pares de base, en promedio. Los residentes que trabajaron turnos más largos o más horas en general estuvieron en un riesgo aún mayor: el encogimiento del telómero aumentó de forma constante con la cantidad de horas trabajadas, pero se disparó en quienes trabajaban más de 75 horas a la semana: se encogieron en más de 700 pares de base por año.

“La mayoría de los estudios previos sobre el bienestar durante la residencia han utilizado cuestionarios de autoevaluación”, dijo Srijan Sen, autor principal del estudio y profesor asociado de Psiquiatría en la Universidad de Michigan. “Esperamos que mostrar los efectos psicológicos medibles, a nivel celular, sea un catalizador de reformas que en realidad produzcan un cambio en las residencias”.

La cantidad de tiempo y la carga de trabajo que los médicos en capacitación deben sobrellevar es un tema de debate eterno en la medicina, pero ha cobrado urgencia en medio de una creciente consciencia respecto a la ansiedad, depresión y agotamiento generalizados entre médicos tratantes y que están en capacitación.

El estudio surgió poco después de otra investigación que demuestra que los médicos en capacitación pierden de tres a siete horas de sueño a la semana y son mucho menos activos físicamente en comparación con sus vidas previas a la residencia. Para algunos surge un círculo vicioso: pocas horas de sueño provocan mal humor al día siguiente, lo cual a su vez provoca dificultades para conciliar el sueño por la noche, lo que termina en un estado depresivo crónico.

La solución no consiste solo en reducir las horas laborales, aunque evitar horarios extremadamente largos sería de ayuda. Convertirse en médico requiere de una inmersión intensa, repetida y constante, de modo que el diagnóstico y el tratamiento se vuelvan casi memoria muscular. La mayoría de los residentes, algunos de los cuales terminan su capacitación cuando tienen casi 40 años, probablemente se opondrían a la oferta de intercambiar un horario más corto por más años de entrenamiento, aun si eso implica perder poco telómero.

No obstante, hay oportunidades para mejorar el bienestar durante la capacitación médica, muchas de las cuales son un lugar común en otras industrias. Por ejemplo, algo tan básico como la comida saludable, que puede ser sorprendentemente escasa para los médicos que trabajan turnos nocturnos o de fin de semana en el hospital. Mientras que los veinteañeros que trabajan para Google y Facebook gozan de agua mineral y verduras orgánicas, la mayoría de los residentes de medicina viven de pizza grasosa, sobras de comida tailandesa y refrescos azucarados… lo contrario de lo que suelen recomendarles a sus pacientes.

También es importante cómo trabajan los residentes todas esas horas. Los programas de capacitación deben reducir la cantidad de transiciones del día a la noche que deben hacer los residentes, pues esto puede provocar interrupciones de los ritmos circadianos y problemas con el estado de ánimo. Todas las residencias incluyen conferencias y charlas educativas, pero los médicos en capacitación por lo general están demasiado ocupados con las alertas de pacientes, ensayos, trabajo administrativo u otras exigencias. Garantizar que los residentes realmente puedan asistir a estas actividades educativas daría la impresión de que el aprendizaje es una verdadera prioridad. Tener mayor flexibilidad y autonomía sobre el horario de trabajo propio es fundamental. Trabajar horarios extensos es difícil, pero tener que perderse la boda de un amigo cercano por esos horarios es verdaderamente triste.

Por último, están surgiendo los programas de bienestar estructurados. El programa Balance in Life de Stanford, que comenzó en 2011 después del suicidio de un egresado de la residencia de cirugía, ofrece a los residentes un conjunto integral de recursos para contribuir a su bienestar profesional y personal. Un programa de mentorías permite a los residentes de segundo año convivir regularmente con residentes de último año y miembros del profesorado para hablar de sus dudas y metas. (Investigaciones anteriores han demostrado que la calidad de las interacciones entre los residentes y el profesorado está relacionada con indicadores de si hay o no depresión).

Cada seis semanas, los residentes con Balance in Life también asisten con un psicólogo clínico para hablar de sus experiencias desafiantes y problemas personales. Cuando están de servicio, tienen acceso a un refrigerador lleno de bocadillos y bebidas saludables. Se les recomienda a todos los residentes hacerse revisiones regulares con sus propios médicos y dentistas, lo cual, irónicamente, es un lujo durante su capacitación.

La capacitación médica es, y debe ser, intensa. Desarrollar las habilidades y la intuición necesarias para cuidar de pacientes de forma independiente requiere de cierta inmersión exhaustiva, pero también, a menudo, nuestro sistema actual ejerce presión en lugar de apoyar a los residentes a lo largo de su camino. Eso no es bueno para los médicos ni para los pacientes.

Autor:  

Fuente:  https://www.nytimes.com/es/2019/07/27/estres-envejecimiento/?rref=collection%2Fsectioncollection%2Fnyt-es&action=click&contentCollection=salud&region=stream&module=stream_unit&version=latest&contentPlacement=2&pgtype=collection

Cómo administrar mejor tu dinero

No existe ningún sistema formal en el que se nos enseñen a cómo administrar nuestro dinero. Millones de fuerzas invisibles se conjugan en nuestra contra y, para colmo, algunas veces nuestra capacidad o incapacidad para manejar el dinero se evalúa en términos moralistas o se utiliza como base para juzgar nuestro carácter.

La administración de las finanzas personales es una habilidad concreta que puede aprenderse, como manejar un automóvil o lanzar una pelota de béisbol. Solo hay que superar las barreras estructurales y culturales que nos impiden hablar del tema.

Es por ello, que nos pareció  interesante compartir con nuestros lectores la entrevista que el periodista Tim Herrera le realizó hace un año atrás a Kristin Wong, autora de el libro Get Money: Live the Life You Want, Not Just the Life You Can Afford.

En esta entrevista conversan acerca de los primeros pasos que debemos dar para convertirnos en letrados financieros.

Kristin Wong: ¡Hay tantas razones! Es un tema que nos intimida porque no sabemos ni por dónde empezar; es complicado hablar de dinero porque es un tema tabú. Desde pequeños aprendemos a no hablar de dinero porque nos enseñan que es de mala educación preguntar cuánto gana alguien o cuánto ha ahorrado. Es difícil aprender algo si nadie habla abiertamente de ello. Por la combinación de todos estos factores, lo más fácil es olvidar por completo el asunto del dinero.

¿Qué es lo primero que le dirías a alguien que sabe que es malo para administrar su dinero y quiere mejorar?

Antes que nada, que se pregunte por qué quiere mejorar.

La mayoría de nosotros enfrenta el asunto de esta manera: cuando comenzamos a madurar, pensamos que debemos convertirnos en adultos responsables; parte de ser adulto implica poner orden en el aspecto financiero de nuestra vida. En realidad, creo que la actitud más eficaz es identificar la razón específica por la que queremos manejar mejor el dinero.

¿Queremos viajar más? ¿Mudarnos a nuestra propia casa? Es importante poner en contexto nuestra relación con el dinero de esta forma, porque de lo contrario, solo es una obligación. El primer paso es trabajar mentalmente para descubrir nuestra motivación —descubre cuál es la tuya—. Una vez que hemos hecho eso, el primer paso práctico es saber en qué gastamos. No me refiero solo a hacer un presupuesto, sino a escribir de verdad todas las cosas en que gastamos, digamos, por un mes. La mayoría de las personas piensa que sabe en qué gasta; pero si te obligas a llevar un registro de todas tus compras, te sorprenderás por todo lo que te sientes tentado a comprar.

¿Existe un buen sistema para llevar un registro de nuestros gastos? ¿Tú qué utilizas?

Yo prefiero papel y bolígrafo, por más trillado que parezca. Siempre llevo conmigo una libreta pequeña en la que anoto todas mis compras. Es más, anoto todo lo que quisiera comprar y también cómo me siento cuando quiero gastar dinero por mero impulso, además de los hábitos que descubro. Sé que suena muy sentimental, pero aprender a administrar bien el dinero depende mucho de aprender a manejar tus hábitos.

¿Te gusta alguna aplicación o servicio en particular?

Para hacer presupuestos y administrar el dinero en general, me gusta mucho Mint. Tal vez sea la opción más popular porque tiene muchas funciones divertidas que te ayudan a controlar tus gastos con gran facilidad. Hay otras que nunca he utilizado, pero para llevar registros también he escuchado a algunas personas recomendar Expenses OK y ExpenseKeep.

Has hablado mucho de desarrollar mejores hábitos con respecto al dinero. ¿Cómo hacemos eso?

Es útil saber qué prejuicios cognitivos tenemos con respecto al dinero y descubrir los mecanismos extraños que utiliza nuestra mente para hacernos una mala jugada con las finanzas.

El concepto del anclaje es un buen ejemplo. Es un prejuicio que consiste en depender demasiado de una sola parte de la información para tomar decisiones. Por ejemplo, digamos que estoy en un restaurante y veo que el menú especial es una hamburguesa de 20 dólares. Lo primero que pienso es: “Vaya, ¿quién pagaría 20 dólares por una hamburguesa?”. Luego, veo una hamburguesa que cuesta 15 dólares y me parece un buen precio, así que la pido. En realidad, no es un buen precio, solo parece así porque lo comparé con la de 20 dólares. Muchas veces pensamos que tenemos más control sobre las decisiones relacionadas con nuestros gastos del que en realidad tenemos.

Gastar dinero por lo regular es una experiencia muy emocional, así que lo más importante para desarrollar mejores hábitos en el manejo del dinero es entender las emociones que produce.

¿Qué más podemos hacer para desarrollar mejores hábitos?

Tratar de identificar el papel que desempeñamos en relación con el dinero, que es básicamente nuestra personalidad monetaria.

En general, según Bradley T. Klontz, psicólogo financiero y planificador financiero certificado, todos desempeñamos cuatro papeles o patrones asociados con el dinero.

El primero es el de Vigilante, que es cuando somos extremadamente cuidadosos con el dinero, y es el papel más deseable. Después están:

Evasor: Cuando nos convencemos a nosotros mismos de que el dinero no es importante y no nos preocupa.

Estatus: Cuando relacionas tu valor como persona con tu valor neto en dinero.

Adorador: Cuando crees que tener más dinero resolverá todos tus problemas.

Los hábitos de cada persona con respecto al dinero varían mucho. Si queremos mejorar los nuestros, es vital identificar nuestra relación con el dinero y cómo lo manejamos para reconocer los hábitos negativos. Si no lidiamos con el aspecto emocional de la administración del dinero, podemos bloquear el funcionamiento de las cuestiones prácticas.

¿Quieres concluir con algo más?

No caigan en la trampa de creer que deben aprender todo acerca de las finanzas personales de un día para otro. Administrar bien el dinero es un hábito que desarrollamos día a día, así que es necesario invertir tiempo y energía para aprender sobre esto poco a poco.

Esparemos que los consejos aquí expersados, les sean de utilidad.

Esta entrevista salió en la edicón del New York Times de 30 de Agosto de 2018

¿Por qué comprar un seguro de vida?

Seguramente usted se consideras una persona responsable y previsiva, que tiene asegurados sus bienes, auto y hasta cuenta con una póliza de salud. Sin embargo, quizás aún no ha pensado en tener un seguro de vida, porque siente joven y sano, con mucho por vivir todavía como para preocuparse por una posible invalidez o, incluso, pensar en la muerte.

Por eso, imagine qué pasaría con sus seres queridos si sufre de un accidente fatal.  Por ello, lo invitamos a que dedique unos minutos a leer y reflexionar sobre esta lista:

1. Futuro asegurado

Si llega a faltar, ¿qué será de sus padres, su pareja o sus hijos? Además de sufrir su pérdida seguramente pondrá en jaque su estabilidad económica al dejarlos sin sus ingresos. Pero esto puede cambiar si usted cuenta con una póliza de seguro de vida para usted, porque ante su fallecimiento ellos tendrán una indemnización que les dará estabilidad, tranquilidad y, por lo menos, mitigará su ausencia en el aspecto financiero.

2. Disfrútelo en vida

Muchas compañías de seguros ofrecen planes integrales asociados a este tipo de póliza en la que brindan indemnización por incapacidad total y permanente, cobertura ante enfermedades graves así como para gastos funerarios, entre otros beneficios que vale la pena revisar con detalle para aumentar el atractivo de esta póliza.

3. Mientras más joven ¡mejor!

Algunas aseguradoras tienen precios más bajos si contratas a temprana edad este tipo de pólizas porque el riesgo de fallecimiento es menor, por eso tome en cuenta que este seguro aumenta su costo con la edad. Considere además que mientras más joven adquieras este seguro, tendrás más tiempo para financiar sus pagos.

4. Para tener casa propia

Es habitual que las entidades financieras le pidan como garantía una póliza de vida para el otorgamiento de créditos hipotecarios, ya que de esta forma ellos se aseguran el pago del préstamo en el caso que el solicitante fallezca.

5. Hacer rendir el dinero

Usted puede ir pagando una póliza de seguros de vida a través de cuotas mensuales, de tal forma que solo deberás destinar una pequeña parte de sus ingresos para cumplir con esta obligación. En cambio, si no cuentas con esta protección, ante tu eventual desaparición su familia tendrá que cubrir muchas deudas y además continuar pagando facturas sin contar con sus ingresos.

6. Garantizar la educación de sus hijos

Seguramente quieres que sus hijos tengan la mejor formación educativa posible, por lo que si cuenta con una póliza de vida, ante su posible fallecimiento, ellos tendrán los fondos que necesiten para continuar con sus estudios, algo que te agradecerán siempre y así se logrará tu cometido.

7. Distribuye la indemnización

Este tipo de pólizas le permiten indicar qué porcentaje  que desea dejarle a cada heredero, por lo que podrás destinar mayor cantidad de fondos a aquellos que consideres más vulnerables.

8. Prepararse para la vejez

Una póliza de vida que tenga contemplados beneficios de jubilaciónle permitirá ahorrar fondos para tener una plena ancianidad.

Aproveche este momento y analice su situación actual, revise su presupuesto y asesorece muy bien para que contrates cuanto antes una póliza de vida con ahorro que será una inversión muy rentable en el futuro y que, además, le brindará tranquilidad que necesitas para vivir plenamente, porque sabe que cuentas con la protección que sus seres queridos requieren.

Cápsulas de Finanzas: La tranquilidad no tiene precio

Nada es más tranquilizador que saber que sus seres queridos estarán cuidados cuando usted no esté. A menudo a las personas les resulta incómodo reconoce que necesitan el seguro de vida, ya que les resulta difícil pensar en el concepto de la muerte, particularmente en relación con sus seres queridos. Pero si bien discutir la muerte puede ser difícil, planificar por adelantado y comprar un seguro de vida es una de las maneras más cariñosas de sostener a su familia, amigos y otras personas importantes para usted.

Si tiene obligaciones financieras significativas, o un cónyuge o dependientes, debería considerar seriamente un seguro de vida. Sin una cobertura adecuada de seguro de vida para usted, sus seres queridos podrían quedar sumidos en un mar de deudas una vez que usted no esté. La próxima vez que se siente a pagar deudas con su compañero (a), considere: ¿Quién pagaría su parte de la hipoteca si usted muriera? ¿Y las actividades de los niños, ropa, cuidado de salud y posible costo de la universidad? El seguro de vida ofrece una manera de cubrir estos gastos, además de los gastos médicos, costos de funerales, impuestos, y otros. Este tipo de cobertura también le permite dejar un legado como herencia para sus hijos u otro beneficiario, por ejemplo una organización de caridad, tras su muerte.

Hay dos tipos básicos de seguro de vida – temporal y permanente. El seguro de vida a término fijo es considerado un seguro de vida temporal, ya que provee una cobertura flexible y a más bajo costo para las personas que necesitan cobertura durante un período de tiempo, generalmente de 5 a 30 años. El seguro de vida entera, por otro lado, se le llama permanente debido a que acumula un valor en efectivo y ofrece una protección continua mientras se continúen pagando las primas.

Si se compara con el seguro de vida entera, el seguro de vida a término fijo ofrece la mayor protección por el menor costo. El seguro de vida a término fijo puede también ser una opción menos cara para las familias que tienen presupuestos limitados. La idea básica detrás del seguro de vida a término fijo es bastante simple: Si usted muere durante el plazo especificado en su póliza, sus beneficiarios recibirán el producto de su póliza.

Revise su póliza

Durante el transcurso de su vida, puede convenirle combinar pólizas con plazos más cortos con pólizas con plazos más largos para adaptarse a las necesidades cambiantes de su familia. Para asegurarse de tener suficiente cobertura, revise su póliza de seguro con un agente de seguros cada vez que haga un cambio significativo en su estilo de vida, no solamente cuando el plazo se venza o cuando llegue la renovación de su póliza. He aquí algunos eventos vitales específicos que pueden requerir un aumento o disminución de su cobertura de seguro de vida:

  • El nacimiento o adopción de un niño
  • Matrimonio o divorcio
  • Comprar una vivienda o mudarse a una vivienda más pequeña
  • Cambio de trabajo

Con el aumento de las estafas por Internet, es cada vez más importante que usted investigue a la hora de tratar con compañías de seguro que le sean desconocidas. Si recibe una oferta de seguro de vida que parece demasiado buena para ser verdadera, es porque lo es. La mayoría de las compañías de seguros tienen calificaciones de solvencia financiera de organizaciones independientes como A. M. Best Company, Standard & Poor’s y Moody’s Investor Services. Para verificar la autenticidad de una empresa de seguros, busque compañías con una calificación de “A” o superior. O examine los registros de quejas de las compañías de seguros con el departamento de seguros de su estado.

Nunca es fácil hablar de la muerte, particularmente de su propia muerte. Pero tal vez el tema de la mortalidad le resulte mucho más fácil de afrontar cuando sabe que sus asuntos están en orden. De hecho, muchas personas se sienten muy reconfortadas al planificar el legado para sus seres queridos.

Nota:

La información contenida aquí es proporcionada “tal como es” y sin representación o garantía. La información adjunta no tiene la intención de ser consejo legal, impositivo o financiero. Ningún receptor o lector debe ni puede depender para sus decisiones de cualquiera discusión de asuntos de impuestos o contabilidad contenidos aquí (incluidos todos los documentos adjuntos). El receptor/lector debe consultar a su asesor de impuestos, asesor legal y/o contador para verificar las reglas de impuestos y contabilidad aplicables a su situación particular y para cualquier otro consejo tributario o de contabilidad.